Las personas somos seres sociales que todo el tiempo estamos interactuando con otros. En esa interacción surgen procesos de comunicación en el que expresamos valoraciones sobre un tema u otro. En ese momento, estamos marcando nuestra postura o mirada de las cosas, entonces, es ahí cuando decimos que estamos dando nuestra opinión. Este vocablo refiere a toda aquella idea o juicio que hacemos en torno a algo o alguien, es decir, eso que pensamos sobre otra persona o acerca de una situación determinada. Al expresar esa valoración que se hace a nivel personal estamos dando nuestra opinión. Y por ese motivo es que existen tantas opiniones porque, además, estos juicios se forman de acuerdo a los sistemas de creencias de cada sujeto.

El término opinión deviene del latín opino y refiere al juicio que se tiene sobre algo que es puesto en discusión, es decir, que es cuestionable. Este sustantivo también encuentra su origen en el verbo de raíces latinas Opînîonîs, cuyo significado es crear una impresión, un criterio o un punto de vista sobre algo concreto. Esta noción logró insertarse en la sociedad ya que expresa el parecer (favorable o no) de una persona o hecho en cuestión. Cabe destacar que la opinión no necesariamente es una verdad per se, sino una construcción que puede ser compartida o no y que tiene como base creencias y conocimientos previos que hacen que una persona tome una u otra postura (opinión).

La opinión es un juicio de valor
La opinión es un juicio de valor que se emite de manera personal.

El campo de la opinión.

La opinión es un concepto que puede colocarse en el campo de la especulación o de la suposición, pues hace referencia a ideas personales (o grupales) sobre un ser o un hecho, pero que no necesariamente son verdad. Esto fue postulado por Parménides de Elea y, luego, por Platón en la filosofía griega. Ambos pensadores sostuvieron que la opinión solo ocurría en el mundo sensorial y de las emociones y que, por ello, no podía ser tomado como verdad. Cuando estas ideas pasaban del campo emocional al ámbito de la reflexión, esa opinión se transformaba en pensamiento reflexivo.

Con el paso del tiempo, este término dejó de ser una simple conjetura, a un criterio o una reflexión. Esto ocurrió luego de entender que el mero hecho de opinar de manera liberada podía tener consecuencias peligrosas.

Características de la opinión.

Antes de avanzar en las características de la opinión es importante saber que este término está cargado de subjetividad. Es la idea que hacemos de las cosas lo que nos permite dar nuestra opinión, por lo tanto, es una mirada sesgada de la realidad. Y, por eso, completamente subjetiva. Esto quiere decir que la opinión no supone una verdad absoluta, sino una mirada individual de algo en particular. Vamos a ver otras características de este concepto.

  • Es flexible, puede cambiar con el tiempo.
  • Puede ser acertada o no.
  • Puede ser aceptada por otros que adhieren a la misma idea, o no.
  • Genera polémica o confrontación.
  • Supone un conocimiento real sobre aquello al cual se valora.
  • Debe ser clara y sencilla.
  • Debe contar con argumentos válidos y posibles de verificar.
  • Tiene validez.
La tecnología permite visibilizar las opiniones
La tecnología permite visibilidad las diferentes opiniones sobre un mismo tema.

Tipos de opinión.

Si bien existen diferentes tipos de opinión, la clasificación de este término se resume solo a dos variedades o, por lo menos, al par más importante y que permite clarificar la idea. Vamos a detallar a cada uno.

Opinión pública.

Refiere a una valoración generalizada sobre ciertos asuntos sociales y, muchas veces, es construida por empresas o sujetos que tienen la capacidad de alcanzar a las masas. Es un juicio que se da a nivel social y que se extiende al grueso de la comunidad. Se forma a partir de los puntos en común que los individuos poseen de aquellos temas que los afectan en forma directa por ejemplo, política, economía, sociedad o cultura. Es un punto de vista general en el que no se tiene en cuenta las valoraciones individuales. La opinión pública es enarbolada por los medios de comunicación y por los mensajes que transmiten a la población.

Opinión personal.

Refiere a la visión personal e individual sobre una situación concreta. Es una valoración subjetiva que no siempre representa a la verdad ni mucho menos a la visión de un gran conjunto de seres. No debe tomarse como fuente de información ni como un conocimiento puro, sino como un juicio emitido.

Cabe destacar que, en ambos casos, la opinión puede ser positiva o negativa. Es decir, puede responder a intereses personales o grupales en pos de todos los integrantes o de unos pocos.

Formas en las que se puede opinar.

Dar nuestra opinión es compartir nuestra visión del mundo, por ello existen diferentes formas de opinar. Básicamente, se refiere a la manera de poner en común nuestras ideas o juicios. Anteriormente, esta valoración quedaba guardada en el mundo de lo privado, pero ahora existen herramientas para darlas a conocer como, por ejemplo, los medios masivos de comunicación. Ellos nos permiten tener espacios donde volcar nuestras interpretaciones de las cosas.

  • Columna de opinión
  • Cartas al lector
  • Redes sociales
  • Participación en programas de radio
  • Acciones colectivas o individuales
  • Protestas
  • Movimientos sociales
  • Intervenciones culturales (como murales, infografías, panfletos, obras de teatro callejero, etc.)

Cada uno de ellos guarda un sinfín de opciones para la expresión de ideas, pero lo más importante a saber es que, al ser una forma de expresión pública, se deben utilizar palabras adecuadas y respetables. Esto tanto para cuidar la imagen de quien emite su opinión como para expresar en forma clara el tipo de opinión.

La opinión puede provocar conflictos
La diferencia de opiniones puede provocar conflictos entre las personas.

La opinión en la antigüedad.

En la antigüedad, el griego Parménides de Elea utilizó la palabra doxa para hacer alusión a las conjeturas que se oponían al conocimiento considerado como verdadero. Y esto tuvo como base a que la opinión era vista como parte del mundo sensorial y no del mundo de lo racional.

La opinión en la actualidad.

La opinión en la actualidad continúa basándose en cuestiones más emocionales o sensoriales, sin embargo, ha avanzado hacia una mirada más reflexiva sobre los hechos que acontecen. Se considera que existe un juico de valor que tiende a una opinión informada y, por lo tanto, confiable y con argumentos.

La opinión en las redes sociales.

El desafío actual pasa por la opinión en las redes sociales, pues la diversidad ideológica desde la cual se forma una opinión desemboca en enfrentamientos violentos. Los mismos, muchas veces, escapan de la virtualidad y se presentan en la vida real y cotidiana. Si bien el pensamiento diferente puede enriquecer a una persona o a una sociedad, la carga emocional en cada opinión también puede provocar discrepancias ilimitadas que desencadenan situaciones conflictivas.

Anteriormente, las personas eran consumidoras pasivas, ya que actuaban desde la individualidad. La diferencia de opiniones se daba en el campo de lo privado, del hogar, el trabajo, el barrio. Es decir, desde el contexto próximo. Pero con la llegada de Internet y todas sus opciones para expresar opiniones, la situación se tornó más compleja. Los individuos emiten sus juicios con más libertad y, en algunos casos, la diversidad de pensamientos se manifiesta en forma positiva y, en otros, de manera negativa.

Opinión y libertad de expresión.

Como bien se dijo, opinar es emitir un juicio, una valoración. Por lo tanto, hace referencia a la libertad de expresión que tiene cada ser humano. Entonces, los sujetos hacen uso de esa libertad para decir lo que piensan.

El dilema social está en la forma de expresión y en el manejo de esa libertad, ya que decir lo que se piensa no equivale a que todos piensen igual o que, con más razón, sea la verdad. La opinión, simplemente, ha permitido afianzar la libertad de expresión. Pero también impulsa a reflexionar sobre lo dicho, pues cada vez que se emite una opinión se lo hace desde la autonomía y, por ello, cada persona se vuelve responsable de sus palabras.

Citar este artículo

Navicelli, V. (3 de diciembre de 2021). Definición de opinión. Etimología, campo de la opinión, características y formas de opinar, libertad de expresión. Definicion.com. https://definicion.com/opinion/