La ideología es el cuerpo de ideas que caracteriza la forma de pensar de un individuo o grupo social, un conjunto de creencias y valores que suele incidir en su forma de actuar. Se refiere a la visión o concepción básica, en términos sociales, políticos y económicos, que se tiene sobre una determinada realidad.

Etimológicamente, el término ideología proviene del griego y está conformado por los léxicos idéa (“forma”, “apariencia”)a su vez vinculado a éidos (“aspecto”, “visión”)y lógos (“palabra”, “estudio”).

Es común asociar la ideología de una persona con sus opiniones sobre cuál debería ser el funcionamiento ideal, principalmente, en términos políticos, económicos y sociales, pero también culturales, religiosos, morales y hasta científicos.

También nos habla de la visión del mundo que prevalece en ciertos lugares en determinados períodos de la historia, como podría ser la ideología comunista o el totalitarismo.

Históricamente, existe una acepción negativa, de origen marxista, según la cual se define a la ideología como una distorsión de la comprensión de la realidad.

Ideología, sistema de ideas, creencias y valores.
La ideología es un sistema de ideas, creencias y valores que una persona o grupo tiene sobre la realidad.

Recorrido histórico del concepto.

A lo largo de la historia, diversas tradiciones intelectuales han abordado el concepto de ideología.

El origen del término se remonta al siglo XVIII y fue acuñado por el filósofo francés Antoine Destutt de Tracy, quien consideraba a la ideología como una manera de abordar los conocimientos, es decir, como la ciencia o el estudio de las ideas. El movimiento al que pertenecía Destutt de Tracy era opositor al imperio de Napoleón Bonaparte, por eso, estos filósofos recibieron el despectivo apodo de idéologues (“ideólogos”).

El concepto de ideología cobra gran importancia con el marxismo, el cual le da un nuevo sentido negativo, definiéndolo como una deformación, una imagen falsa e invertida de la realidad. Según esta visión, a partir de la ideología de los adversarios sería posible desvelar su motivación oculta, es decir, los intereses de clase que se hallan detrás de sus ideas. Plantea, entonces, un vínculo entre las concepciones y el pensamiento político con la posición o vida social.

Friedrich Engels habla sobre todo de una conciencia falsa que impide ver la realidad como verdaderamente es. En términos generales, según el marxismo, la ideología esconde la realidad de la sociedad de clases, contribuyendo a legitimar la desigualdad social y la dominación de una clase sobre otra.

Por su parte, el filósofo marxista Louis Althusser asegura que todos los seres humanos somos seres ideológicos y declara que toda práctica humana requiere de una ideología previa, esto es, necesita producir una representación –o deformación imaginaria– de su existencia objetiva, porque esta última siempre resulta alienante.

Más tarde, Max Weber, distinguido como uno de los padres de la sociología moderna, afirma que la ideología es esencial para legitimar la autoridad de los gobiernos y sistemas de liderazgo, puesto que nunca es posible valerse únicamente de la coerción.

A partir de la década de 1970, el concepto de ideología continuará evolucionando y ampliándose analíticamente, sobre todo, en el marco de la sociología del conocimiento, la antropología, los estudios culturales, el análisis del discurso y el psicoanálisis.

Marx y Engels definieron negativamente a la ideología.
Marx y Engels definieron a la ideología en sentido negativo, en tanto deformadora de la realidad.

Ideología en sentido positivo.

El sentido positivo del vocablo ideología no apunta a los pensamientos determinados por la clase social de pertenencia, como indica el marxismo, sino al conjunto de ideas que brindan a los grupos sociales una identidad, coherencia y un modo particular de actuación política dentro de la sociedad. 

En este sentido, los grupos dominados se verían favorecidos por la ideología, pues ésta les permitiría realzar valores como la solidaridad y la fraternidad, les ayudaría a organizar la lucha y la resistencia en comunidad y las prácticas sociales en general.

Esta concepción de la ideología se extiende también –además de los grupos dominados en términos económicos– a las cuestiones de poder vinculadas al género y la raza, entre otras.

Tres ejes de la ideología.

El lingüista neerlandés Teun Van Dijk destaca el poder de los discursos en la formulación y reproducción y comunicación de las ideologías en las sociedades. Plantea que el concepto de ideología puede ser analizado en tres ejes dinámicos que se vinculan entre sí:

  • El primer eje hace referencia al campo cognitivo, desde el cual podemos definir a la ideología como un conjunto de ideas que interactúan entre sí para formar una concepción del mundo o de una realidad determinada.
  • El segundo eje tiene que ver con el ámbito social, sumando a la definición del concepto de ideología las cuestiones vinculadas a las relaciones de poder, los conflictos sociales, la legitimación de la autoridad y las luchas de los sectores dominados.
  • El tercer eje hace hincapié en las prácticas discursivas y la utilización del leguaje que se dan al interior de las sociedades, los cuales construyen y reproducen socialmente las cuestiones descriptas en el punto anterior.
La ideología nacionalista exalta la identidad nacional.
La ideología nacionalista exalta la identidad nacional y el patriotismo.

Ideologías políticas.

A grandes rasgos, y desde un punto de vista teórico, podemos sintetizar las diversas ideologías políticas en cuatro categorías principales. Sin embargo, desde un punto de vista práctico, estas ideologías no suelen aparecer en estado puro en la realidad sino que muchas veces se combinan, forman nuevas categorizaciones y presentan diversas variantes. Las cuatro ideologías políticas fundamentales son:

  • Socialismo: Esta corriente de pensamiento aboga por un sistema socioeconómico en el que haya una distribución equitativa de las riquezas y en el que los medios de producción y la administración sean de carácter social y público. Su principal crítica es hacia el capitalismo, al cual considera propiciador de la injusticia social. Plantea una visión más colectiva y menos individualista.
  • Liberalismo: En este caso se busca custodiar las libertades civiles, los derechos individuales y la igualdad ante la ley; reducir el poder y el control del Estado, y defender la propiedad privada y la libertad económica o libre mercado. Esta visión prioriza al individuo por sobre el grupo.
  • Nacionalismo: Esta ideología reivindica y busca preservar la identidad nacional (costumbres, cultura, idioma y creencias comunes de una comunidad que suele habitar el mismo territorio). Se exaltan los valores nacionales y el patriotismo. Se basa fundamentalmente en los principios de soberanía nacional y de nacionalidad. Prioriza al grupo por sobre el individuo.
  • Anarquismo: Al igual que el liberalismo, esta visión prioriza a los individuos y su libertad, considerándola como un derecho primario, anterior a la vida en sociedad. En este caso no se admite ningún tipo de limitación al ejercicio de este derecho y se repudia toda autoridad estatal.

Citar este artículo

Lehrer, L. (23 de enero de 2022). Definición de ideología. Su evolución, sentido positivo y negativo, ejes y ejemplos. Definicion.com. https://definicion.com/ideologia/