Hay palabras que todo el tiempo acompañan a los procesos históricos. Ya sea que estén vinculadas con la humanidad o con los espacios naturales, comprender su significado permite tener una visión más amplia del mundo en el que vivimos. En esta ocasión conoceremos el término geografía, su significado, etimología, tipos o ramas y, sobre todo, su importancia.

La geografía es, sin dudas, una ciencia. Y dentro de esta categoría tan amplia, la geografía es una ciencia social. ¿Por qué social? Porque describe y representa de manera gráfica, la relación que existe entre el ser humano y la naturaleza que lo rodea. Los humanos generan un impacto en los espacios naturales al mismo tiempo que estos modifican su vida por completo. De esta interacción (naturaleza-humanidad) nacen otros conceptos como, por ejemplo, ambiente o espacio geográfico.

Esta disciplina pone su foco en cuestiones integrales, ya que, según su definición, abarca diferentes campos. Desde la enseñanza y el conocimiento del mundo, hasta lo referido al ordenamiento territorial y el estudios analíticos. Es por ello que se cataloga como ciencia viva a la geografía, pues no solo se limita a la localización y descripción gráfica de lugares y objetos, sino también a la interpretación de lo que ocurre sobre la superficie terrestre.

origen de la palabra geografía
El vocablo geografía tiene su origen en el latín y en la Antigua Grecia. Significa describir a la Tierra.

El origen de la noción geografía la encontramos en la Grecia Antigua, cuando el escritor, astrónomo y matemático Eratóstenes de Cirene (276-194 a. C.) y el historiador y explorador Heródoto de Halicarnaso (484-420 a. C.) utilizaron este término en sus obras para referirse al estudio de la superficie de las regiones y de quienes las habitaban.

Este vocablo llegó a la lengua española desde el latín geographĭa pero, al mismo tiempo, deriva del griego geōgraphía. Para esta lengua indoeuropea, la palabra geografía está forma por las voces η γη (hê gê), cuyo significado es “Tierra”, y por γραφειν (graphein), que se traduce como “describir”, “escribir”, pero también como “dibujar”.

Este desglose del término refiere a que geografía significa la tarea de describir, a través de la escritura y el dibujo, a la Tierra. Es por eso que desde sus inicios, hace ya más de 2500 años, esta disciplina observa y describe los fenómenos que ocurren sobre la superficie terrestre y, también, los paisajes que en ella se posan.

Quién estudia la Geografía.

El responsable de estudiar la geografía es el geógrafo. Se trata de un científico definido, también, como natural y social. Esto se debe a que investiga las actividades humanas que se desarrollan sobre la superficie de la tierra y detecta cómo es la composición física de dichas actividades.

Es decir, el geógrafo tiene como tarea analizar de manera metódica los detalles geográficos y el impacto de la presencia del hombre.

geógrafo hombre y niños
El geógrafo es un investigador capaz de entender el espacio geográfico en su totalidad e interpretarlo.

Cuáles son los alcances de la Geografía.

Los alcances de la geografía van más allá de las tareas meramente descriptivas. Al incluir el aspecto social, el geógrafo plantea interrogantes que luego, metódicamente, intentará comprobar o refutar.

De esta manera, esta herramienta llamada geografía le permitirá conocer con más detalle aspectos como el impacto que los fenómenos naturales tienen en la sociedad, pero también las consecuencias de los cambios en el paisaje a causa de la expansión de las actividades económicas en distintos espacios geográficos.

Asimismo, la geografía trabaja en conocer a los Estados, las características de su población, la diversidad cultural y las bondades de sus territorios. Sirve, igualmente, para detectar cómo se presentan los elementos naturales como, por ejemplo, las formas del relieve, el clima, la hidrografía, las montañas, los suelos, el paisaje, las formaciones vegetales, etc.

El objeto de estudio.

Según hemos visto, el objeto de estudio de la geografía es muy sencillo de detectar, ya que pone su foco de atención en lo que ocurre sobre la Tierra, pero también en la relación que existe entre la sociedad (los humanos) y la naturaleza. Pero esta descripción es solo un detalle, pues la geografía como ciencia observa un gran campo de fenómenos, desde los físicos, los biológicos, los culturales y, también, los económicos y sociales.

¿Cómo los estudia?.

El análisis se realiza a partir de considerar cada uno de estos fenómenos según cómo se distribuyen sobre la superficie y cómo se dan sus interrelaciones. Es importante mencionar que la geografía se vincula con otras ciencias para poder desarrollar su estudio como, por ejemplo, la historia, la astronomía y la economía, entre otras. No es una ciencia aislada, sino que trabaja en forma estrecha con otros campos de investigación.

Ramas de la Geografía.

La geografía se divide en dos grandes ramas: por un lado, la geografía física y, por otro lado, la geografía humana. Sin embargo, estas ramas se dividen en otras más pequeñas, pero no por eso menos complejas e importantes. Esta subdivisión se debe, solamente, al objeto de estudio preciso en la que cada una se enfoca.

geografía movimientos migratorios
La geografía interpreta los movimientos migratorios y la relación entre el humano y la naturaleza.

Geografía Física.

La geografía física hace hincapié en todo lo vinculado a lo que acontece en la superficie terrestre, tanto los espacios naturales como los factores que de alguna manera los condicionan. Su tarea es explicar la constitución física de la Tierra, su forma y los accidentes naturales que en ella existen.

Aquí encontramos cinco subdivisiones:

  • Geomorfología: investiga las formas de la superficie de la tierra, esto es la topografía del paisaje terrestre.
  • Glaciología: analiza el agua en estado sólido, es decir, la nieve, los glaciales, el granizo, la neviza.
  • Hidrografía: estudia el agua que habita la superficie terrestre, es decir, los lagos, ríos, mares y océanos.
  • Edafología: indaga las propiedades del suelo; su composición, distribución, clasificación y conservación.
  • Climatología: interpreta los cambios atmosféricos en una región determinada.

Geografía Humana.

La geografía humana centra su atención en los motivos que provocaron (y provocan) la distribución humana sobre la superficie de la Tierra. Además, investiga cómo es que se da el lazo humano-naturaleza, en qué medida se influyen y cómo se adaptan.

Aquí encontramos seis subdivisiones:

  • Geografía de la población: analiza a la humanidad en su totalidad, o sea, su conformación, distribución, movimientos migratorios, etc.
  • Geografía rural: investiga los espacios de campo y las actividades económicas, es decir, lo agrícola y lo ganadero.
  • Geografía urbana: estudia a las ciudades y su crecimiento, abarcando los elementos y los espacios que componen los centros urbanos.
  • Geografía política: analiza la relación entre territorio y Estado, es decir, las fronteras, las invasiones y los cambios en la geografía de un territorio.
  • Geografía económica: estudia los factores que influyen en las actividades económicas de una región, focalizándose en la relación entre la oferta y demanda.
  • Geografía cultural: interpreta los fenómenos que se desarrollan en el interior de las sociedades, contemplando tradiciones y costumbres.

Importancia de la Geografía.

Pensar en la geografía es pensar en la importancia que tiene en la vida de las personas, pues es una ciencia capaz de responder a preguntas muy básicas. Por ejemplo, ayuda a explicar eventos y procesos que suceden tanto en las esferas sociales como naturales y económicas. Al ser una ciencia amplia, no se limita meramente a lo espacial sino que abre campo a las relaciones entre el humano y los espacios que habita, ya sea a escala local o global.

Citar este artículo

Navicelli, V. (27 de noviembre de 2021). Definición de geografía. Origen, qué estudia, sus ramas e importancia. Definicion.com. https://definicion.com/geografia/