El término elemento se emplea para referirnos a las partes que componen o integran un conjunto.

El estudio del origen etimológico enriquece la comprensión de un modo curioso, ya que la palabra proviene del antiguo alfabeto romano, y hace referencia, justamente, al alfabeto. Así como en español el término “abecedario” se conforma por las letras A-B-C, el antiguo alfabeto romano comenzaba con L-M-N, y eso dio lugar al latín elementum. Y de allí es que se utilice hoy en día para referirse a los componentes básicos de un conjunto (del mismo modo que las letras son los componentes básicos de una palabra).

A partir de esta definición básica, se desprenden diferentes ámbitos en los que la palabra elemento es empleada. Nos detendremos en los más destacados, que son el de la química, el de las matemáticas y el de los elementos de la naturaleza.

Los elementos en la química.

Cuando nos adentramos en el reino de la química, hallamos una diferencia importante en el modo en el que un elemento es caracterizado, ya que al hecho de ser las partes componentes de un conjunto, se le agrega la cualidad de no ser pasible de una descomposición en sustancias más sencillas, por medio de la química.

Este agregado podemos remontarlo al siglo XVIII, y se encuentra en las ideas de Antoine Laurent de Lavoisier. Y podemos rastrear aquí, en el entendimiento químico de la palabra elemento, el origen de la frase que Sherlock Holmes repite como un latiguillo: “Elemental, mi querido Watson”. Lo que Conan Doyle decía por medio de su detective es que algo era evidente, tan evidente que no podría ser descompuesto en partes más pequeñas.

Pero además de esto, podemos acercarnos a la acepción del elemento en la química también desde un ángulo filosófico. En la antigüedad, la palabra sustancia hacía alusión a algo que subyace a otra cosa. La sustancia era algo inmutable, que sostenía el cambio en las propiedades. Las propiedades de la sustancia pueden cambiar, la esencia de la sustancia siempre permanece igual.

Desde este ángulo, el elemento puede ser conceptualizado como una entidad que consta de una sustancia que presenta un determinado número atómico, pero que, además, tiene propiedades contingentes que pueden ir cambiando sin afectar su sustancia. Por ejemplo, el oxígeno puede presentarse como O2, que se encuentra en la atmósfera, es pasible de ser respirado y permite la combustión; o como O3 (ozono), que se caracteriza por su capacidad de absorber radiaciones ultravioletas.

Ciertos elementos se pueden hallar en la naturaleza, pero otros han sido descubiertos de modo artificial, ya sea como partes integrantes de sustancias simples o de compuestos químicos. Los hay aquellos que han sido generados artificialmente, por medio de aceleradores de partículas o de reacciones atómicas. Una característica general de estos últimos es su inestabilidad, y en ocasiones solo han existido durante menos de un segundo. La mayoría de los elementos se ha ido generando a lo largo de la historia del universo por medio de la síntesis desde las estrellas.

Todos estos elementos se van clasificando y agrupando en lo que se conoce como la tabla periódica de los elementos. En ella se pueden encontrar los elementos químicos ordenados conforme a su número atómico, y hoy en día cuenta con más de 118 elementos conocidos.

En cuanto al nombre con el que los elementos químicos se clasifican, hemos de decir que los hay de orígenes muy diversos. Algunos de ellos, por ejemplo, son derivados de los planetas (Mercurio, Uranio, Plutonio o Neptunio), otros han obtenido su nominación de lugares geográficos (Francio, Californio, Europio o Polonio), algunos vienen de la mitología (Paladio, Prometio o Tantalio) y los hay aquellos que llevan el nombre a partir de científicos, ya sea por haber sido descubiertos por ellos, o a modo de homenaje (Einstenio, Nobelio, Mendelevio, Fermio o Curio).

Tabla periódica de elementos.
La tabla periódica de elementos agrupa y clasifica todos los elementos químicos conocidos hasta el momento.

En su libro titulado La búsqueda de los Elementos, el escritor ruso Isaac Asimov realiza una muy interesante descripción de la aventura que la humanidad ha vivido desde la Grecia antigua hasta la era moderna en este tema. Además de ser considerado uno de los tres grandes autores de ciencia ficción, Asimov fue profesor de bioquímica en la Universidad de Boston.

Los elementos, de Euclides.

Este libro es un tratado de matemáticas y geometría escrito por Euclides, alrededor del 300 a. C. en Alejandría  (antiguo Egipto),  Está conformado por trece libros, mediante los cuales el matemático griego nos presenta un tratamiento exhaustivo tanto de la geometría de dos dimensiones como de la de tres dimensiones.

Es considerado por algunos pensadores como el libro de texto más importante en la historia de las matemáticas, y en él se describen, sistemáticamente y con demostraciones, una gran cantidad de teoremas acerca de la geometría y sobre aritmética teórica. Lleva cientos de ediciones en las más diversas lenguas, y es la piedra angular de la currícula de clases de matemáticas en la mayor parte de los países del mundo, aún al día de hoy.

El libro fue inicialmente dado a conocer en Bizancio, y recién alrededor del año 1120 llegó a Europa, de la mano de un monje, Adelardo de Bath, de origen inglés, quien formuló una traducción al latín tomando como punto de partida una traducción árabe. La primera impresión del libro se realizó en Venecia, en 1482, y la hizo Erhard Ratdolt.
Es el segundo libro en cuanto al número de ediciones que lleva publicadas, superado solamente por la Biblia.

Los elementos, libro de geometría y matemática.
El libro Los elementos, de Euclides, es un antiguo y valioso tratado de matemática y geometría.

La teoría de los cinco elementos.

Proviene de la filosofía china, y puede describirse como una modelo que sirve para clasificar las dinámicas naturales y las interacciones entre los principios. Algunos autores opinan que sería más precisa una traducción en la línea de “los cinco movimientos”, y sustentan esa propuesta en el hecho de que en el modelo chino el acento se pone más en el movimiento y las transformaciones que en los elementos en sí mismos. Los cinco elementos son:

  • Fuego, asociado al planeta Marte.
  • Agua, asociado al planeta Mercurio.
  • Madera, asociado al planeta Júpiter.
  • Metal, asociado al planeta Venus.
  • Tierra, asociado al planeta Saturno.

Además de ello, puede decirse que en términos de las fuerzas planetarias, la Luna es aquella que representa lo yin, mientras que el Sol, lo yang. Así, teniendo presente la relación entre los cinco elementos y estas dos fuerzas, ha sido concebido el I Ching, el libro más antiguo de la cultura china, que servía a políticos y sacerdotes como oráculo para la consideración de los asuntos más fundamentales del pueblo.

Cinco elementos: fuego, agua, madera, metal y tierra.
La teoría de los cinco elementos (fuego, agua, madera, metal y tierra) tiene su origen en la filosofía china.

La teoría de los cinco elementos se asienta en la descripción de dos tipos de ciclos, el de generación y el de dominación.

Ciclo de generación:

  • El elemento madera genera el elemento fuego.
  • El elemento fuego genera el elemento tierra.
  • El elemento tierra genera el elemento metal.
  • El elemento metal genera el elemento agua.
  • El elemento agua genera el elemento madera.

Ciclo de dominación:

  • El elemento madera inhibe o destruye el elemento tierra.
  • El elemento tierra inhibe o destruye el elemento agua.
  • El elemento agua inhibe o destruye el elemento fuego.
  • El elemento fuego inhibe o destruye el elemento metal.
  • El elemento metal inhibe o destruye el elemento madera.

Es preciso aclarar que en la cultura occidental, a veces, se habla de cuatro elementos. Ellos son la tierra, el agua, el fuego y el aire, aunque en algunas ocasiones se añade un quinto: el éter. Esto fue tomado como punto de partida en diversas doctrinas y tradiciones de esoterismo, o en la práctica de la alquimia.


Citar este artículo

Lehrer, L. (13 de febrero de 2022). Definición de elemento. En la química y la matemática, y la teoría de los cinco elementos. Definicion.com. https://definicion.com/elemento/