Evolución deriva de la expresión latina evolutio, la misma está formada por una contracción del vocablo ex y la conjunción del verbo volvere, cuyos significados son “hacia afuera”, en el primer caso y, “dar vueltas”, en el segundo.

Entonces, la palabra que aquí estudiamos hace referencia al resultado de los cambios que los organismos sufren con el propósito de adaptarse a los diferentes ambientes en los que habitan.

Esto puede derivar en genes alterados, el surgimiento de especies o nuevos rasgos. Es decir, puede representar una transformación o desarrollo de alguien, la progresión de la vida social de una comunidad o de los procesos históricos e, incluso, la modificación de un objeto determinado o de la misma naturaleza.

Un dato a destacar es que la evolución implica mutaciones que se evidencian en la variabilidad genética y cambios que se producen a lo largo de los años, los mismos que se transmiten a la descendencia. Es por ello que se plantea que se da en forma gradual, de manera paulatina. Esta cualidad de desarrollarse con el tiempo brinda la oportunidad de observar (y estudiar) cómo es que ocurre dicha evolución.

Es un cambio de condición que, por tanto, da como origen una nueva de vida, según el objeto que se estudie o analice. Un conocimiento profundo sobre la evolución de las especies permite comprender mejor los fenómenos biológicos que se dan en dicho proceso, pero también un reconocimiento –y hasta anticipación- de las patologías que podrían afectar a las personas, por ejemplo.

Si bien el uso más común de esta palabra se da en el campo de la biología, se aplica asimismo en otras ciencias, como las sociales.

evolución nacimiento
Algunas teorías de la evolución estudian cómo se dan los procesos genéticos.

Evolución en biología.

La evolución en biología es, quizás, la más estudiada o conocida por todos, pues es sobre la que más tenemos en cuenta cuando nos referimos a la transformación de una especie. Este tipo de categoría contempla el estudio de los procesos de adaptación y mutación genética que producen cambios en los seres vivos.

Hablamos de las transformaciones en el material genético (ADN) de un organismo durante un determinado periodo de tiempo.

En biología, el análisis de la evolución se desarrolla en diferentes etapas o escalas. Por ejemplo, se puede hacer foco en la microevolución, es decir, aquella que muestra los cambios en el ADN durante un lapso corto. Pero también encontramos la macroevolución, aquella que engloba la acumulación de cambios en el ADN en ciclos temporales más largos.

Tipos de evolución.

En la evolución biológica es posible distinguir múltiples transformaciones en los cuerpos. Se trata de adaptaciones que han permitido a los seres vivos perdurar en el tiempo.

Veamos los tipos de evolución considerados como principales.

Evolución divergente.

La evolución divergente, también llamada radiación adaptativa, alude a la clase de especie que posee la capacidad de separarse en dos a través del tiempo.

Para comprender este fenómeno pongamos el siguiente ejemplo: si un grupo de aves que vuela a un destino concreto debe dividirse por un motivo de fuerza mayor, como puede serlo una tormenta, el conjunto que se vio forzado a alejarse de la bandada principal llega a un sitio diferente.

Entonces, es en este nuevo espacio que las aves deben aprender a vivir. Por lo que deberán desarrollar ciertas características que les permitan sobrevivir. Sufren, en este marco, transformaciones que las diferencian de la parvada de origen.

Evolución convergente.

La evolución convergente es aquella cuya adaptación se da en forma independiente. Es decir, la evolución de las especies se va produciendo de acuerdo a las condiciones de cada una, por más que guarde relación con otras. Por ejemplo, los insectos y las aves tienen la misma cualidad: pueden volar. Sin embargo, han desarrollado esta capacidad de manera independiente.

Coevolución.

Cuando hablamos de coevolución estamos haciendo mención a dos especies que se afectan de forma recíproca y que, por tanto, en su evolución, una se adapta a la otra. Aquí podemos explicar cuatro tipos:

  • Mutualismo: es un lazo entre las especies en el cual un organismo se beneficia de la actividad del otro. Por ejemplo, las abejas que obtienen su alimento del polen de las flores. Uno dispersa el polen y el otro se nutre.
  • Parasitismo: es una relación en el que uno de los organismos saca provecho del otro. Es decir, el huésped tiene un parásito que se alimenta de él.
  • Comensalismo: es un vínculo entre dos organismos en el que uno se beneficia del otro pero sin perjudicarlo.
  • Amensalismo: se caracteriza por la existencia de un organismo que provoca un daño al otro, aunque sin ningún costo ni beneficio.
evolución tipos
Existen diferentes tipos de teorías de la evolución del hombre, una de ellas es la que explica Charles Darwin.

Teorías sobre la evolución.

Las teorías sobre la evolución intentan dar una respuesta al desarrollo de las especies y de cómo fueron adaptándose a su hábitat en el transcurso del tiempo.

Según los científicos, la evolución del hombre se viene dando desde hace más de cinco millones de años. Durante todo este lapso, el cuerpo humano y sus rasgos sociales se han ido transformando durante múltiples procesos o etapas de la existencia.

Repasemos las teorías más conocidas por la sociedad que buscan explicar la existencia del hombre y de otras especies sobre la tierra.

Teoría de las características adquiridas.

La teoría de las características adquiridas fue desarrollada por Jean-Baptiste Lamarck. Su investigación refuta varios postulados conocidos en torno a la evolución, pues intentó explicar cómo es que ocurren los mecanismos que dan pie al cambio de las especies.

Para Lamarck, la vida comenzó de manera muy sencilla y se fue tornando cada vez más compleja con el paso del tiempo, por lo cual, la idea de que la evolución es gradual, es fundamental para este investigador.

Fue en 1809 que Lamarck publicó su obra «Philosophie Zoologique«, en la cual describe su teoría de que el cambio o adaptación se introducía en una especie y luego se transmitía a sus descendientes.

La teoría de las características adquiridas sostiene que existen dos factores que actúan sobre el cambio gradual de una especie. Por un lado, el mecanismo de uso y desuso y, por otro lado, la herencia.

Teoría de las mutaciones.

La teoría de las mutaciones fue desarrollada por Gregor Mendel y fue una de las revelaciones en el campo de los estudios genéticos, pues diferenció los genes recesivos de los genes dominantes.

Mendel fue un monje agustino austríaco que descubrió cómo eran los mecanismos a partir de los cuales se producía la herencia. Según su hallazgo, cada organismo dispone de dos factores, los mismos son heredados de cada uno de los progenitores.

Su teoría se explica en una serie de leyes que analizan el entrecruzamiento de información genética y, además, estudian cómo las mutaciones desarrollan nuevas especies.

evolución tecnológica
Evolución también es un vocablo que hace referencia al desarrollo humano en cuanto a conocimiento y técnica.

Teorías creacionistas.

En las teorías creacionistas encontramos a la religión, cuya interpretación de la evolución de los seres se encuentra en la Biblia. La misma manifiesta que todo lo que existe en el mundo y en el universo es una creación divina.

Teoría de la evolución de las especies.

En la teoría de la evolución de las especies adquieren protagonismo los escritos de Charles Darwin, quien habló sobre la selección de los organismos vivos, los mismos que logran adaptarse al contexto. Afirmó que no todas las especies sobreviven y que para lograrlo deben sufrir procesos de transformación y diversificación.

Asimismo, sostenía que los organismos sobreviven a partir de la ley del más fuerte, es decir, de aquel que ha logrado desarrollar una gran capacidad de adaptación y, por lo tanto, ha logrado evolucionar.

Citar este artículo

Navicelli, V. (1 de marzo de 2022). Definición de evolución. Tipos y teorías de la evolución. Definicion.com. https://definicion.com/evolucion/