Dentro del movimiento artístico nos encontramos con el cubismo, considerado como la primera corriente de vanguardia del siglo XX. Surgió en 1907, en Francia, y se extendió hasta 1914. Se caracterizó por realizar piezas abstractas y por la subjetividad artística. Los autores de obras dentro de este género, afirmaban que pintaban aquello que estaba en su interior.

El cubismo, como tendencia vanguardista, se alejó de las formas estéticas sobresalientes para dar paso a las figuras geométricas y a las líneas rectas. Las pinturas de este movimiento se caracterizaron por observar y mostrar un objeto de la realidad, desde múltiples perspectivas. En sus obras predominan las figuras geométricas como los triángulos, los rectángulos y los cubos.

Como bien ya se mencionó, la impronta del estilo cubista estuvo en lo abstracto, sin embargo, las obras mostraban un mismo objeto desde múltiples miradas. De esta manera, se fragmentaba la forma y se volvía a reconfigurar. Esto permitía brindar cierta realidad, pues se observaba todo como algo integral, lo cual generaba o despertaba impresiones diferentes. Por ejemplo, un mismo cuerpo era pintado tanto de perfil como de frente, esto implicaba tener una mirada múltiple en el mismo momento.

Pese a que los artistas que se destacaron dentro del movimiento desarrollaron grandes obras, no fueron ellos quienes le pusieron nombre a la corriente. Fue el crítico Louis Vauxcelles quien propuso el nombre cubismo a este movimiento vanguardista del siglo XX. Todo surgió cuando Vauxcelles acudió a una muestra del pintor francés Georges Braque. Por aquel entonces, el crítico afirmó que las obras del artista reducían todo a unos “insípidos cubos”. Esto lo llevó a hablar de cubismo y de incluir a ciertos artistas dentro de este tipo de expresión.

Asimismo, el cubismo es considerado como el movimiento que, por primera vez en la historia, rompe con el arte occidental, el mismo que imitaba la naturaleza y que a todo lo plasmaba con un toque de belleza.

cubismo
Las obras cubistas se caracterizan por romper el patrón establecido y proponer una visión integral del objeto.

Historia del cubismo.

La historia del cubismo la encontramos en un momento de muchos cambios sociales, políticos, culturales y hasta económicos del mundo. Los procesos históricos se estaban abriendo a grandes transformaciones y el arte no quedó exento de ello. Durante finales del siglo XIX y principios del siglo XX la humanidad ya no era la misma, por lo cual, las obras no podían seguir siendo iguales.

Como para imaginar el contexto en el que se desarrolló el cubismo, haremos un recorrido a través de los momentos más importantes de la historia:

  • 1885 invención del automóvil.
  • 1895 primera transmisión inalámbrica por radio.
  • 1896 creación del cinematógrafo.
  • 1903 creación del aeroplano.
  • Cambios políticos: los sistemas monárquicos fueron reemplazados por repúblicas democráticas.
  • Surgimiento del socialismo y el comunismo.
  • Industrialización masiva.

Todos estos cambios profundos debían ser acompañados por un movimiento artístico capaz de expresar lo que por aquellos años ocurría. Sin dudas, la visión del mundo ya no era la misma. Por lo cual, el arte debía dejar de reflejar la realidad como una simple imitación de la naturaleza, respetando la simetría y la composición de las siluetas. Así fue como un grupo de pintores comenzaron a reunirse para pensar sus obras, compartirlas y mejorarlas.

Estos artistas, entre los que se encuentran Picasso y Braque, dudaron en exponer sus obras. Se estima que, estos dos exponentes del cubismo, trabajaron juntos por casi dos años, antes de decidir dar a conocer su arte, marcado por la presencia de figuras geométricas, especialmente, por cubos.

Sin embargo, el término se popularizó seis años después de presentarse las primeras obras. Asimismo, se estima que este movimiento artístico se mantuvo hasta 1918.

cubismo dalí arte callejero
Las obras del cubismo han sido reinterpretadas por artistas callejeros en diferentes partes del mundo.

Etapas del cubismo.

Las etapas del cubismo fueron tres. Vamos a conocer cada una de ellas y haremos una breve descripción de sus características principales.

  • Cubismo primitivo o período cézannesco: esta primera etapa se desarrolló entre 1907 y 1909. Se considera primitivo, porque las obras carecían de color o, mejor dicho, su presencia era escasa. Los tonos que predominaban eran los neutros, como los grises y marrones. Además, esta primera etapa, se enfocaba en integrar múltiples perspectivas. La mayor parte de las obras muestran escenas interiores, raramente paisajes. Sin embargo, hay obras que representan siluetas humanas, pero reducidas a figuras geométricas puras. A esta etapa también se la conoce con el nombre de protocubismo. Entre los referentes de este periodo encontramos a Paul Cézanne.
  • Cubismo analítico o cubismo hermético: esta segunda etapa tuvo lugar entre 1910 y 1912. Su mirada estuvo puesta en el análisis de la realidad, pero, también, en la descomposición de un objeto. Su propuesta era más conceptual e intentó combinar lo tridimensional de la realidad con lo bidimensional de lo que se consideraba como superficie gráfica. En las obras abundan las líneas rectas y los ángulos; predomina el monocromatismo, los tonos castaños, cremas, grises, azules, ocres y verdes. Los colores no eran de importancia, sino que, lo más relevante era enfocar la obra desde diferentes puntos de vista y destacar la geometrización.
  • Cubismo sintético: esta tercera etapa se da ente 1913 y 1914. Aquí ya no se produce imitación, sino que se empleó color, las superficies se hicieron más amplias y decorativas. Existe evidencia de que, además, se comenzó a incorporar el collage, para brindar más textura a las obras. Otro de los métodos creados durante esta última etapa fue la que desarrollaron juntos Picasso y Braque, a la cual denominaron papier collé, un estilo que consistía en capturar un patrón y pegarlo. Además de los artistas recién mencionados, Juan Gris fue otro de los referentes de este periodo.
cubismo salvador dali
Salvador Dalí es uno de los artistas más renombrados dentro de la corriente cubista.

Características del cubismo.

Entre las características principales del cubismo podemos mencionar las siguientes:

  1. Simboliza la integridad: el cubismo revela una perspectiva múltiple y lo hace plasmando un objeto o cuerpo de una manera integral, en un único plano.
  2. Presencia del color: para el artista cubista el manejo del color era muy importante. Durante este periodo se potenció la presencia de diferentes tonos, siendo los más comunes los ya mencionados (tonos grises, marrones, verdes) y caracterizados por tener poca luminosidad.
  3. El lienzo y su naturaleza: este tipo de movimiento artístico no se limitó a pintar cubos, sino que consideraba la naturaleza bidimensional del lienzo y deja de lado lo tridimensional. Busca representar los puntos de vista desde el cual observar un objeto y hacerlo de forma simultánea. De esta manera, carecían de profundidad.
  4. Explicación: lo abstracto de las obras obligó a los artistas a acompañar cada una de sus creaciones con un texto explicativo o de carácter crítico.
cubismo picasso
Pablo Picasso fue el fundador y el artista más influyente dentro del movimiento cubista.

Referentes del cubismo.

Los principales referentes del arte cubista fueron los ya mencionados Pablo Picasso, Georges Braque, Juan Gris y Paul Cézanne. Sin embargo, podemos nombrar a otros artistas que también participaron de este movimiento considerado, por muchos, como el más revolucionario de todos.

No podemos dejar de mencionar que, entre las pinturas cubistas, encontramos las grandes obras de Picasso, “La Guernica”, y de Georges Braque, “Casas en L’Estaque”.

En el cubismo literario, encontramos a Juan Gris, nuevamente a Picasso y a Delaunay.  Aquí, los artistas se centraron en el panorama interno de las personas.

Picasso también se destacó en la escultura cubista. Su participación fue tan activa que no se puede negar que fue uno de los fundadores de la corriente artística.

Salvador Dalí fue considerado como el pintor más destacado del surrealismo español. Entre sus obras destacadas podemos mencionar: “La jorneta”, 1923, y El gran arlequín y la pequeña botella de ron”, 1925.

Y, un último referente fue Fernand Lege, pintor cubista del siglo XX, que realizó murales, entre ellos el bimural que lleva su nombre, ubicado en la Ciudad Universitaria de Caracas, Venezuela.

Citar este artículo

Navicelli, V. (5 de abril de 2022). Definición de cubismo. Historia, características y referentes del cubismo. Definicion.com. https://definicion.com/cubismo/