La etimología de la palabra resumen –originalmente resume– deriva del verbo resumir que, a su vez, procede del término latino resumēre. Este último está conformado por el prefijo re– (“de nuevo”, “intensificación”), seguido del verbo sumēre, compuesto por el prefijo sub- (“abajo”) y -emēre (“tomar”). Se desprende que, etimológicamente, el vocablo resumen alude a “restablecer”, “tomar de nuevo”.

Justamente, cuando hacemos un resumen volvemos sobre determinado texto, evento o cualquier tipo de expresión artística o académica, para tomar las ideas o características más esenciales y así poder explicarlo con nuestras palabras de un modo abreviado, oralmente o por escrito. De esta manera, transformamos el original en un nuevo y reducido ejemplar que reproduce globalmente los puntos esenciales del primero.

Siempre se trata de una reducción, una síntesis, la cual debe ser precisa, coherente e incluir los elementos fundamentales del objeto resumido. Por ejemplo, en este sitio se presenta información resumida sobre determinados conceptos para ofrecer una explicación clara y concisa de cada vocablo. En este caso y en el de todos los resúmenes, el objetivo principal es facilitar la comprensión.

Es una técnica muy útil para estudiantes. Muchas veces hemos realizado resúmenes de textos para estudiar alguna materia, y luego repasarla simplemente sobrevolando nuestras anotaciones sobre los puntos más destacados. Seguramente, en otras ocasiones le hemos pedido a alguien sus resúmenes para ganar tiempo. Puede habernos ocurrido que al usar resúmenes confeccionados por otra persona no hemos conseguido comprender el tema en cuestión. Esto puede haber sucedido porque los criterios utilizados al momento de la elaboración del resumen quizás no fueran los correctos, o porque no se alcanzaron los requisitos fundamentales de todo resumen: claridad, coherencia, objetividad, precisión y fidelidad

Además, un resumen es una guía abreviada y, en tanto tal, no supone el análisis exhaustivo de una obra, por ello, es lógico que muchas veces para lograr mayor comprensión debamos recurrir al objeto original.

Es muy común que durante una conversación, para recapitular los puntos fuertes de la misma o a modo de conclusión, comencemos la frase con la expresión “En resumen…” o “resumiendo…”.

También es habitual que al final del día los programas informativos presenten resúmenes de las noticias o, en el ámbito del deporte, el resumen de un partido de fútbol, por ejemplo. En este último caso, se presentarán los puntos destacados del encuentro deportivo, los goles y penales, si los hubiera, las buenas jugadas, las participaciones notables, las expulsiones o los errores y faltas más graves.

Resumen, texto breve que mantiene lo esencial.
Un resumen transforma un texto en otro más breve, que reproduce globalmente los puntos esenciales.

Consejos para realizar un resumen.

Lo primero y principal es realizar una lectura exhaustiva del texto a resumir, y asegurarnos de haberlo comprendido bien antes de comenzar la tarea de abreviación. De este modo, estaremos en condiciones de identificar la esencia del texto, el tema general y los conceptos e ideas clave.

Luego es preciso analizar aquellos postulados que sí pueden ser dejados de lado. Una vez que distinguimos los puntos principales veremos que hay información secundaria que se desprende de los mismos.

Todo este trabajo intelectual nos permitirá tener en claro la estructura del texto en cuestión, es decir, cómo están organizadas las ideas en distintas secciones. En un ensayo, por ejemplo, hallaremos una introducción con la hipótesis, luego el desarrollo de la argumentación, quizás algunos ejemplos que refuercen la idea central, seguidos por las conclusiones y el cierre. Pero la estructura varía según el tipo de obra.

En esta instancia es de mucha utilidad realizar notas al margen de cada párrafo, o de los más destacados, que indiquen con palabras clave de qué se trata lo expuesto en dicha sección. Del mismo modo se aconseja resaltar o subrayar las frases de mayor relevancia.

La realización de un esquema o cuadro sinóptico resultará muy esclarecedora. Esta tarea posibilita una organización visual de las ideas principales, las secundarias y el vínculo entre las mismas.

Ahora sí, podemos decir que estamos en condiciones de iniciar la redacción del resumen de modo claro, conciso y coherente. Al finalizar siempre conviene releer lo escrito y corroborar que el texto se comprenda por sí mismo, sin necesidad de recurrir a la obra original.

Resaltar antes de resumir.
Antes de resumir, se aconseja resaltar las ideas o frases más relevantes.

Abstract o resumen documental.

La palabra abstract pertenece al idioma inglés, voz que muchas veces utiliza el término summary como sinónimo de ella. Ambos vocablos hacen referencia al resumen de un texto científico, como, por ejemplo, un paper o artículo académico, un informe, investigación o ponencia.

El abstract siempre se ubica al comienzo de la obra, inmediatamente después del título de la misma. Generalmente, se trata de un único párrafo, de aproximadamente 250 palabras. Al igual que el título, la información incluida en el abstract es crucial para que otros investigadores encuentren el artículo en cuestión.

Uno de los objetivos principales de este tipo de escrito es el de propiciar que el lector y la lectora acceda rápidamente a la esencia del artículo, y así pueda optar por continuar leyendo el texto completo o abandonarlo, sin perder tiempo. Además, el abstract anticipa las ideas centrales y la información que luego se detallará, lo cual sirve de preparación para las y los lectores, quienes luego las buscarán con mayor facilidad en el artículo.

Una vez finalizada la lectura del mismo, el abstract permanecerá al alcance cuando se desee recordar de qué trataba tal o cual texto científico. Tal como el resumen, el abstract debe comprenderse por sí mismo, sin necesidad de acudir al texto completo.

Resumen ejecutivo.

En este caso, se trata de un resumen que se circunscribe al ámbito comercial o empresario. Es un texto acotado, descriptivo, que incluye la visión y los aspectos clave de un determinado negocio o actividad económica, proyecto empresarial o documento laboral. Un buen resumen ejecutivo es aquel que logra atraer el interés de sus principales destinatarios y destinatarias, tales como individuos asociados o futuros inversionistas.

Resumen ejecutivo en el ámbito empresarial.
Un resumen ejecutivo se circunscribe al ámbito comercial o empresarial.

Resumen y reseña.

Si bien una reseña incluye un resumen de una obra artística o texto académico, no se trata de un material fundamentalmente objetivo y fiel al original –como vimos que debe ser el resumen– sino que también presenta un comentario, crítica o análisis subjetivo sobre la obra en cuestión. Es decir, que además de estar constituida por la descripción general y la recapitulación de las ideas centrales, se incluye la opinión o el juicio de valor del autor o autora de la reseña.

Son muy comunes las reseñas bibliográficas, sobre libros, las reseñas cinematográficas, acerca de películas, y las reseñas de espectáculos musicales, teatrales o artísticos en general. Generalmente, se publican cuando la obra o evento en cuestión se ha presentado recientemente.

Citar este artículo

Lehrer, L. (16 de febrero de 2022). Definición de resumen. Consejos para confeccionarlo, tipos de resúmenes y su distinción de la reseña. Definicion.com. https://definicion.com/resumen/