Esencia es una palabra que deriva del latín “essentia”, el mismo que, a su vez, encuentra su raíz en el verbo “ese”, básicamente, significa “ser”. Se entiende por esencia a todas aquellas características que describen a una cosa, a un ser o a una situación concreta. Es decir, al conjunto de detalles de algo o alguien que, de alguna manera u otra, lo definen. En otras palabras, describen lo que es. Por tanto, podemos afirmar que la esencia de algo o alguien no es más que los atributos permanentes que lo caracterizan y también definen, en tanto que son invariables.  

Asimismo, este término está vinculado con todo aquello que se considera importante. Esto ocurre cuando, por ejemplo, se quiere mencionar lo fundamental de alguien o de algo. Entonces, hablamos de esencia cuando queremos hacer alusión al núcleo de algo o a su parte central.

Del mismo modo, el vocablo esencia está estrechamente relacionado con el verbo existir. La palabra que aquí estamos estudiando, va hacia lo más profundo de algo o alguien, para conocer aquello que lo hace único y lo distingue de los demás. Esto se debe a que, básicamente, describe su naturaleza y su razón de ser. En este sentido, esencia, refiere a lo más valioso de una idea, una situación, una cosa, una persona u otro tipo de ser.

esencia aspectos
Lo más profundo de las cosas y de los seres, describe su esencia.

Aspectos de la esencia.

El vocablo esencia describe cuatro aspectos de una cosa o de un ser.

  • Naturaleza: detalla todo aquello que lo constituye, lo explica y lo define. De aquí parte la idea de su condición única.
  • Características o propiedades: registra todas las bondades que hacen de eso que se estudia, algo permanente e invariable.
  • Importancia: refiere a aquello considerado como característico y fundamental. Es decir, sus bondades principales.
  • Concentración: la esencia habla de un extracto líquido espeso y su consistencia. Generalmente, acompañado por una aromática agradable.

La esencia es lo que permite que un objeto concreto o un ser determinado sea, por el simple hecho de ser. En este sentido, no importa los cambios que se produzcan en dicho objeto o ser, puesto que su naturaleza profunda continuará invariable. Es por dicha razón que se plantea que es permanente y no cambia. Más bien, los cambios que podrían presentarse, solo lo harán a nivel superficial, sin modificar aquello que lo hace único.

En ese sentido, se habla tanto de la esencia de las personas como de las cosas. En el caso del ser, nos referimos a una serie de cualidades que lo definen y lo hacen ser quien es. Mientras que, en una cosa, estas mismas cualidades, son las que le permiten conservar ciertos detalles que lo diferencian de los demás.

Esencia del ser en filosofía.

El término esencia está muy vinculado con el pensamiento filosófico. Es igual que hablar sobre la naturaleza de todo lo que es. En palabras de esta línea de estudio, la esencia se contrapone con todo lo que es considerado como accidental, puesto que, como tal, es cambiante.

  • La esencia es invariable: no cambia, es permanente.
  • La no esencia es accidental: cambia, es mutable.

Siguiendo con esta línea, se traduce como el sentido de la cosa dada. O sea, lo que la cosa es en sí misma y que, por tanto, la separa de las demás. Sin embargo, dentro de la filosofía, encontramos que este término tiene una doble lectura.

  • Esencia como sustancia primera: refiere a lo que es y existe en la realidad pese a no haber entrado en contacto con eso. Es decir, lo que es en sí mismo. Es una visión que entiende a un objeto, cosa o ser como algo propio.
  • Esencia como sustancia segunda: lo que tiene entidad y, por tanto, lo que se puede decir sobre eso. Es una visión que entiende al objeto, ser o cosa como algo que está después.

En tanto que sabios o personajes filosóficos, podemos mencionar a Platón y a Aristóteles o, mejor dicho, hacer un breve recorrido sobre su visión de la esencia.

Para Platón, la esencia era entendida como la forma inmutable de las cosas materiales. La consideraba como algo de modo eterno y capaz de ser percibida si se aplica la atención adecuada.

Mientras que, Aristóteles, sostenía que la esencia definía a las cosas. En otras palabras, lo que describe a una cosa y la hace ser por el simple hecho de existir.

esencia filosofía
El «Ser» más profundo habita en el centro de cada persona.

Esencia de las personas.

Al hablar de esencia, también lo relacionamos con el ser de cada persona. Es decir, con su naturaleza más profunda. Si se quiere, podemos afirmar que, la esencia del ser, está vinculada con el corazón o su parte central. Como bien ya mencionamos, es hacer referencia al núcleo, a lo que es. En síntesis, a lo que define a una persona.

Si bien, esencia también puede interpretarse como existencia, hay una leve y marcada diferencia entre ambas palabras.

  • La esencia del ser: lo que es inmutable en una persona y lo que, en resumidas cuentas, lo define y lo vuelve comprensible.
  • La existencia del ser: lo que hace que una cosa o ser permanezca en el tiempo sobre el mundo real.

Si retomamos el tema filosófico y lo vinculamos con el ser, podemos decir que, durante mucho tiempo, los pensadores debatieron la importancia entre la existencia y la esencia. Si bien, hubo sectores que se opusieron a la distinción, sí existieron aquellos que defendieron la idea de que primero había esencia, para luego perpetuarse en la existencia.

Un ejemplo de ello son los dragones. En esencia, sabemos qué son y los imaginamos; pero, en la existencia, ninguna persona puede afirmar haber visto y tocado uno.

La esencia en la literatura.

Un libro que ha marcado a generaciones en el mundo es “El Principito”, fue escrito por el francés Antoine de Saint-Exupéry. En una de sus líneas destaca la famosa frase “lo esencial es invisible a los ojos”.

Dicha expresión ha sido estudiada y analizada por múltiples profesionales de la psicología y de la lingüística. Básicamente, hace referencia a que, lo más importante en la vida de una persona (y de todo ser) no es aquello que se ve, sino aquello que se percibe con el corazón.

esencia química
Las esencias son sustancias aromáticas que se aplican en el cuerpo o en los ambientes.

Esencia de algo en química.

En tanto que química, la esencia hace referencia a un tipo de líquido con cualidades sutiles, con aroma suave y volátil que se elabora a partir de ciertos vegetales y sustancias naturales y que, además, suele ser aceitosa y densa.

Esta esencia suele producirse de modo natural al mezclar ciertos tejidos de plantas, pero, también, pueden elaborarse a partir de hidrocarburos, alcoholes, cetonas y aromáticos. Los mismos le dan una consistencia acuosa y, dependiendo de los ingredientes que contenga, tendrá un aroma más fuerte o no. Generalmente, su olor suele ser penetrante y agradable.

Cabe destacar que, las esencias, se utilizan para todo tipo de terapia, así como, también, producto de belleza. En el primer caso, cumplen la función de relajantes naturales. Gracias a su perfume, armonizan los espacios y provocan un estado mental de tranquilidad y serenidad. Además, modifican el estado vibracional tanto de las personas como de los espacios y los objetos. En el segundo de los casos, como producto de belleza, las esencias suelen ser aplicadas como fragancias para la piel o para el pelo. Su nivel de concentración es tal que, puede permanecer y sentirse por varias horas.

También, se habla de esencia en la gastronomía. Básicamente, se trata de líquidos que se aplican en ciertos platos para potenciar los sabores y los aromas como, por ejemplo, la esencia de vainilla.

Citar este artículo

Navicelli, V. (28 de julio de 2022). Definición de esencia. Aspectos, esencia en filosofía, literatura y química. Definicion.com. https://definicion.com/esencia/