Los vertebrados, en referencia a los animales vertebrados, son un grupo muy diverso dentro de los que componen al reino animal. Este subfilo (cuyo nombre es vertebrata) genera una división de más de 62 mil especies en la actualidad, además haber muchas especies que ya se extinguieron.

Estos animales comparten un rasgo en común, que es el criterio que los agrupa, y es el hecho de que todos tienen una espina dorsal o columna vertebral, que genera una división corporal compuesta por dos porciones simétricas.

Es muy común que se conozca a los animales vertebrados, de un modo más simple, como los animales que tienen huesos.

Etimológicamente, vertebrados viene del latín vertebrātus, palabra usada para referirse a algo o alguien que posee vértebras. Este viene de vertebra, que es vértebra o articulación. Se le suma el sufijo –atus, que en español es el equivalente de –ado y significa el que recibió la acción, o dotado de algo. El significado literal es animal con vértebras.

Origen de los vertebrados.

La aparición de los animales vertebrados se remonta a 525 millones de años hacia el pasado. Particularmente, a la era Paleozoica. El primer grupo en aparecer fue el grupo de los peces.

Peces, vertebrados, colores, agua.
Los primeros vertebrados de los que se tiene evidencia son peces.

El origen de los vertebrados fue durante la explosión cámbrica, al comienzo de la era mencionada, y a la par aparecieron muchos otros grupos de animales.

De estos, la primera especie de la que se recogió evidencia fue el haikouichthys. Este pez se encontró en China, en el último año del anterior milenio. Eran similares a los mixinos de la actualidad, y se calcula que su antigüedad es de 530 millones de años.

Por otra parte, los primeros peces que fueron identificados como peces con mandíbula se remontan al Ordovícico, y se volvieron cada vez más durante el Devónico, que es por eso nombrada en ocasiones como la Edad de los Peces. Durante esta época fue que empezaron a aparecer formas de transición entre peces y animales anfibios.

En cuanto a los reptiles, aparecieron durante el Carbonífero, y fueron abundantes, especialmente los anápsidos y los sinápsidos, durante el Pérmico, en la época final del Paleozoico.

Dinosaurios, naturaleza, animales vertebrados.
Los vertebrados comparten cosas con muchas de las especies actuales, pero su extinción permitió el desarrollo de otras.

Durante el Jurásico, además los dinosaurios dieron origen a las aves, y cuando se extinguieron se generó el entorno propicio para que se expandan los mamíferos.

Características de los vertebrados.

Ya nombramos la característica principal de los animales vertebrados, que es la presencia de una espina dorsal y huesos. Aunque se trata de un subfilo muy diverso, hay ciertas características genéricas que comparten estos animales. Enumeraremos algunas de ellas a continuación:

  • Tienen una espina dorsal o columna vertebral, que hace que el esqueleto sea algo rígido y robusto. Esta columna se constituye con vértebras. Su finalidad fundamental es sostener y, al mismo tiempo, proteger la médula espinal y los nervios que componen el sistema nervioso. Esta estructura se adapta al desplazamiento del animal, tanto en ámbitos de tierra, como de agua y aire.
  • Tienen una simetría bilateral, entendida como un esqueleto que se compone de huesos óseos o cartilaginosos.
  • Los cuerpos se dividen en tres zonas, que están bien diferenciadas y son la cabeza, el tronco y las extremidades delanteras y traseras. También, la mayor parte de ellos cuenta con una cola, que les sirve para mantener el peso equilibrado, para moverse y otras necesidades.
  • Tienen un sistema nervioso cuya característica es la complejidad, y es el órgano que se encarga de responder, tanto en lo sensorial como en lo relativo a la motricidad. Específicamente, esta es la función del cerebro, que está ubicado dentro de la protección de un cráneo óseo.
  • Se suelen reproducir sexualmente. Así, los individuos tienen órganos para estos fines, que pueden ser femeninos o masculinos. Además, comparten la posibilidad de hacer un intercambio de información genética, que sirve para garantizar que las especies evolucionen y sobrevivan. En función de los genitales, los individuos pueden ser machos o hembras, es decir, se diferencian en función del sexo.
  • Tienen extremidades muy variadas, pues cada especie tiene distintas particularidades. Pueden tener aletas, patas o alas, que usan para moverse a través del territorio. Sin embargo, hay algunos vertebrados que no tienen ninguno de los tipos de extremidades que mencionamos anteriormente.
  • La mayor parte de los vertebrados tienen una mandíbula, salvo en el caso de algunos animales acuáticos. En concreto, los que no la tienen son los peces agnatos.
  • Las pieles de los animales vertebrados son muy diversas también. El tejido que las cubre puede ser escamoso, plumoso, peludo, y son solo algunos ejemplos. Las variedades son muy numerosas.
Animales vertebrados, mamíferos, gatos, gatito.
Los gatos son animales vertebrados, y son mamíferos.

Clasificación de los vertebrados.

El grupo de los animales vertebrados, como explicábamos anteriormente, es un conjunto muy extenso de especies diversas. Dentro de este subfilo, los animales son clasificados en:

  • Superclase Agnatos: son los animales sin mandíbula que mencionábamos en el apartado anterior. Se subdividen en la Clase Hiperoartios, los lampreas, y la Clase Mixinos, que son los peces bruja. Son anamniotas (el embrión no tiene una membrana protectora en el período de su desarrollo).
  • Superclase Gnathostomados: tienen mandíbula, y se dividen en la Clase Condrictios, que son los peces de características cartilaginosas, y la Clase Osteictios, que son los peces óseos. También son anamniotas.
  • Superclase Tetrápodos: son animales que tienen cuatro extremidades, y se dividen en Clase Amphibia, que son los que conocemos como anfibios; la Clase Reptilia, que agrupa a los animales de tipo reptil; la Clase Aves y la Clase Mammalia, correspondiente a los animales mamíferos. Son amniotas (al contrario de los otros, su embrión sí cuenta con una membrana de protección al desarrollarse).

Animales vertebrados.

En función de la clasificación anterior, enumeramos la división de los animales vertebrados junto con sus características principales:

  • Mamíferos: sus cuerpos están cubiertos de pelos, alimentan a sus crías con leche y su respiración es a través de pulmones. En el caso de los mamíferos de agua, su piel está caracterizada por ser lisa. Ejemplo de estos son los caballos, los gatos, los perros, los murciélagos y las ballenas.
  • Aves: sus cuerpos están cubiertos de plumaje. Tienen dos patas y dos alas. La mayoría de estos animales tienen la capacidad de volar, aunque hay otros que pueden nadar, caminar y correr. También respiran a través de sus pulmones. Ejemplo de estos son los avestruces, los pingüinos y las águilas.
  • Peces: sus cuerpos están cubiertos de escamas. Tienen aletas que les sirven para desplazarse en el agua. Su respiración es a través de las branquias y puede ser que vivan tanto en caudales de aguas dulces como saladas. Es el caso del salmón, los tiburones y las anguilas.
  • Reptiles: sus cuerpos se cubren por escamas, que tienen como característica la dureza y la rugosidad. Algunos tienen además un caparazón. Sus patas son cortas, aunque algunos de ellos directamente no tienen. Algunos ejemplos pueden ser los cocodrilos, las tortugas y las iguanas.
  • Anfibios: sus cuerpos tienen una piel húmeda, que hace que necesiten llevar una vida en lugares cercanos al agua. Tienen patas musculosas, y gracias a ellas tienen la capacidad de saltar o de nadar. Ejemplo de estos son los sapos, las ranas y las salamandras.

Citar este artículo

Krause, G. (13 de enero de 2023). Definición de vertebrados. Origen, características, clasificación y ejemplos. Definicion.com. https://definicion.com/vertebrados/