La palabra simbología encuentra su origen en el latín symbolum, término que, a su vez, deviene del griego “σύμβολον” cuyo significado es “signo” o “contraseña”.

Este vocablo refiere al estudio de los símbolos en profundidad, y está integrado por cuatro componentes léxicos:  

  • El prefijo sin- que refiere a “junto”
  • El término bolos que hace alusión a “tirado” o “arrojado”
  • El término logos, traducido como “palabra”
  • El sufijo –ia, que habla de una cualidad

Podemos entender a la palabra en cuestión tanto como el estudio de los símbolos pero también como el conjunto de los mismos. Es posible definirla como una disciplina y como un sistema de símbolos entendidos como tal.  

Ante esta definición es fundamental reconocer qué es un símbolo. Básicamente, hablamos de símbolo cuando nos referimos a un objeto o a un elemento al cual se le ha atribuido un significado concreto, ya sea por asociación o por convención social. Asimismo, este símbolo puede presentarse de manera gráfica o material.

simbología señalética
La simbología nos permite interactuar en espacios complejos gracias a la señalética.

Clasificación de la simbología .

Entendiendo que la simbología refiere a un conjunto de símbolos y al estudio de los mismos, es indispensable comprender un poco más cuál es el rol de un símbolo para, a partir de ahí, conocer algunas de sus clasificaciones.  

La función principal de un símbolo es la de transmitir cierta información de modo inmediato a través de un lenguaje específico: el visual. La capacidad de analizar e interpretar dicho símbolo dependerá de diversos factores como, por ejemplo, el cultural, el contextual y el convencional. Esto se debe a que, según estas y otras variables, cada símbolo tendrá un significado particular.  

Un dato no menor es que los símbolos pueden presentarse de múltiples maneras, a saber:  

  • Imágenes
  • Signos
  • Dibujos

La lista es, incluso, mucho más extensa. Lo importante a destacar es que dichos símbolos pueden exhibirse con colores, texturas y formas muy características.

Además, cada símbolo transmitirá un mensaje determinado según sus propias cualidades. Sin embargo, existen simbologías que son comunes a todas las personas y que son propias de un área en especial. Sencillamente, porque se trata de sistemas de información que permiten la interacción entre personas en ciertos espacios concretos. Ejemplo de ello es la señalética en los aeropuertos o los carteles de tránsito; los mismos que se presentan de igual modo en cualquier parte del mundo y que sirven para orientar a la gente. Por ello se dice que “son universales”.  

Vamos a ver una clasificación básica de la simbología, puesto que existen muchas otras maneras de desglosar e identificar sistemas de símbolos.

Simbología eléctrica.

La simbología eléctrica es la representación gráfica de cada uno de los elementos que forman parte de un circuito eléctrico. Es decir, de una instalación eléctrica. Estos símbolos se implementan a partir de una regulación, la misma que controla la UNE-EN-60617 y que trabaja de modo coherente con la que rige en otras partes del planeta, como ocurre con la norma europea.  

Esto quiere decir que para elaborar un diagrama de un circuito, es necesario implementar una serie de símbolos propios del área de la electricidad que permiten diseñar dicho diagrama o circuito.

La representación gráfica de los elementos de un esquema eléctrico se origina a partir del uso de ciertos símbolos estandarizados y normalizados. Si bien la cantidad de símbolos en esta área es grande, podemos decir que los normalizados por la Comisión Electrónica Internacional (C.E.J.) son un total de 415 símbolos electrónicos.  

Simbología matemática.

La simbología matemática es el sistema de signos que se aplica para representar relaciones entre los valores y las operaciones. Si bien existen muchos símbolos matemáticos, los más conocidos e importantes son:  

  1. Suma
  1. Resta
  1. Multiplicación
  1. División
  1. Igual
  1. Paréntesis
  1. Corchetes
  1. Llaves
  1. Porcentaje
  1. Mayor que
  1. Menor que
simbología color
El color tiene un significado de acuerdo al tono que se utilice con un propósito concreto.

Simbología del color.

Con la simbología del color nos referimos a un concepto un poco más amplio, en el sentido de que hablamos de cómo aplica el círculo cromático a cada una de las cosas que representa y, sobre todo, como impacta en la psicología de las personas. Es decir, en la toma de decisiones y en el actuar de los sujetos. El color tiene un rol fundamental en nuestra forma de vivir y de accionar ante las cosas cotidianas.  

Se puede afirmar que el color posee su propia simbología. Esta permite conocer y analizar el efecto que las múltiples variedades cromáticas tienen en la conducta humana. Cabe destacar que esta clase de información es aplicada en áreas como la publicidad y la política.  

Asimismo, la simbología del color se presenta como una herramienta indispensable para la comunicación. Conocer este sistema de símbolos es aprender a reconocer el significado de cada color.  

  • Rojo: pasión, temperamento, sexualidad e impulsividad. También simboliza peligro, crueldad, destrucción. 
  • Naranja: alegría, acción, atracción, felicidad, creatividad, juventud, entusiasmo, energía y movimiento.  
  • Amarillo: energía, felicidad, dinamismo, oro, dinero, lujo, capacidad para expresar pensamientos.  
  • Rosa: ensueño, amor, inocencia, tranquilidad, protección. Representa la sensibilidad, lo altruista y lo sincero.  
  • Violeta: profundidad, individualidad, reflexión, realiza, dignidad, lujo.  
  • Azul: mente, intelectualidad, tranquilidad, sabiduría, integridad, conocimiento, creatividad y claridad en las ideas.  
  • Turquesa: paraíso, calma, diversión, frescura, flexibilidad, riqueza.  

Simbología geográfica.

La simbología en geografía refiere a los símbolos cartográficos que permiten representar de modo simbólico un lugar, un objeto o cualquier tipo de información geográfica. Esta misma simbología se plasma en un croquis, un esquema o, de forma más precisa, en un mapa.  

La simbología en un mapa brinda la posibilidad de conocer, rápidamente, las características de una zona en particular. Así se pueden reconocer el tipo de terreno, las texturas, las rutas, el relieve, los cauces, etc de un sitio específico.

simbología azteca
La Piedra del Sol es una de las simbologías claves de la civilización azteca.

Culturas que aplicaron la simbología.

Existen diversas culturas que aplicaron diferentes tipos de simbologías para representar todo lo relacionado con su estilo de vida.

Simbología egipcia.

La simbología egipcia es una de las más conocidas y difundidas del mundo. En la mayoría de los casos, el sistema de símbolos utilizados por esta cultura reflejaba su conexión con lo divino. Es decir, con la religión, área que estaba integrada a la vida cotidiana. En este contexto, el mundo espiritual se potencia gracias a una serie de imágenes, amuletos, estatuas y objetos que tenían importancia para dicha civilización.  

Simbología celta.

La simbología celta es una de las preferidas de aquellas personas amantes de los temas esotéricos. Esta cultura aplicó un sistema de símbolos con el fin de protegerse durante las batallas y regresar victoriosos. Asimismo, protegían a sus hogares, sus familias y sus aldeas con múltiples sistemas simbólicos. Hacían sus grabados en piedra y bronce, diseños que, en la actualidad, se dibujan en la piel.  

Simbología azteca.

La simbología azteca también está ligada con los dioses y sus divinidades. Uno de los símbolos más importantes de esta civilización es la llamada Piedra del Sol, la cual refleja el modo de ver y de actuar en la sociedad. Se trata de un monolito en cuyo centro encontramos un hombre con la boca abierta y mostrando su lengua. A su alrededor hay cuatro grifos, o cajas, que representan los sistemas de creencias limitantes.  

Citar este artículo

Navicelli, V. (21 de septiembre de 2022). Definición de simbología. Clasificación, culturas que aplicaron la simbología. Definicion.com. https://definicion.com/simbologia/