La epopeya es uno de los subgéneros literarios más antiguos, y se encuentra dentro de lo que conocemos como relato épico.

El origen etimológico de este término se remonta al griego antiguo epopeyía o epopoíia, expresión formada a partir de epopoiós, cuyo significado es poeta o poema épico, en referencia a un poema largo que narra hechos heroicos, históricos o legendarios.

Este vocablo se compone de la palabra epos, que es aquello que se cuenta en forma oral, mediante el discurso poético o la canción; el verbo poieíen, que significa crear o producir; y el sufijo –ía, referente a la cualidad de.

Se define como epopeya a un poema narrativo que, como ya mencionamos antes, cuenta una historia de héroes y grandes proezas, con protagonistas que destacan por tener espíritu osado y aventurero, incluso muchas veces justiciero.

Justicia, epopeya.
Los protagonistas de una epopeya suelen tener un sentido de la justicia muy fuerte, que signa sus acciones.

El personaje que aparece como la figura del héroe funciona a modo de representación de determinadas virtudes y valores que provocan admiración y estima por parte del resto de los hombres. Las epopeyas suelen estar escritas mayormente en verso largo, en un sistema llamado hexámetro propio de este género. También se escribían en prosa.

Origen de la epopeya.

Las sociedades proletarias, signadas por la tradición de la transmisión oral de relatos, dieron origen a las primeras narraciones épicas que pueden considerarse epopeyas. En aquellos tiempos, la mayoría de las historias se contaban en forma de poesía y eran transmitidas de forma oral. Muchas veces, acompañadas de música. Esto estaba destinado a grupos numerosos de personas, quienes luego tomaban la tarea de reproducir cada relato entre nuevos grupos de gente.

Epopeya, transmisión oral, música.
Algunas epopeyas solían ser narradas oralmente con música.

Cuando una epopeya era por demás extensa, cada episodio breve en el que se la dividía contenía pasajes de transición con claves para que tanto el narrador como los oyentes pudieran recordar cada suceso y, así, seguir el hilo de la historia.

Características de la epopeya.

En un relato epopéyico encontramos elementos fantásticos varios, como dioses y héroes con habilidades que superan las capacidades de cualquier ser humano común.

Por lo general, el argumento implica grandes hazañas, desafíos y logros inimaginables, peligrosas travesías, empresas desafiantes y contiendas bélicas, viajes fantásticos e incluso profecías usualmente relatadas a través de los sueños de los personajes o dictaminados por un oráculo.

Este tipo de historias se relacionan con la teoría conocida como Viaje del Héroe, del mitólogo Joseph Campbell. Estas narraciones colocan al poder como valor primordial dentro de una sociedad.

Viaje del héroe, estructura, películas, epopeya.
La estructura del viaje del héroe es tan habitual que numerosas películas actuales la siguen, aunque no sean sobre héroes.

El poder es usualmente portado por una figura noble y heroica. Para defender tanto el honor individual como colectivo, este héroe se lanza a la batalla y la aventura. Este protagonista suele aparecer acompañado de otra figura que hace las veces de compañero y ayudante, al que se denomina deuteragonista.

Las características principales de una epopeya son:

  • Invocación, ruego o súplica a la Musa.
  • Formulación del asunto o tema a tratar en la obra, que suele ser una disputa, una guerra o una travesía cargada de aventuras. Incluso pueden aparecer todos los elementos o varios de ellos a la vez.
  • Un inicio in media res. Esto quiere decir que la narración comienza no por el principio de la historia, de la forma ordenada más usual, sino por el medio. Puede llegar a suceder, también que se de in extremis, es decir, que se empiece contando el final o dejando entrever el desenlace.
  • El terreno de acción es vasto, cubriendo numerosos poblados, ciudades, naciones y mundos diversos.
  • Resulta muy común el uso de epítetos y fórmulas repetidas.
  • Uso de enumeraciones extensas.
  • Presencia de largos y detallados discursos.
  • Intervención e implicación de dioses y criaturas fantásticas en las vidas humanas.

Inspiración y primera epopeya.

La épica antigua utiliza como modelo o base para los relatos el enfrentamiento entre el héroe, quien simboliza los valores de la civilización; el rey, con rasgos divinos y otra figura heroica, en representación de los valores más vinculados a la naturaleza y el ámbito rural.

Epopeya, naturaleza, viaje.
Muchas epopeyas están cargadas de naturaleza, entre otras cosas porque justamente incluyen viajes.

Esto se ve en la Epopeya de Gilgamesh, la primera de la que se encuentran registros escritos, que es, a su vez, la narración con más antigüedad. Se sabe que fue redactada por los sumerios en el milenio II a.C, y está tallada sobre tablas fabricadas con arcilla. En esta historia, ambos héroes, Gilgamesh y Enkidu, unen sus fuerzas para luchar contra los dioses que buscan enemistarlos provocando discordia entre ellos.

Subgéneros de la epopeya.

La epopeya tiene varios subgéneros:

  • Epilio, epilion o canto épico
  • Romance épico.
  • Poema heróico o épico.
  • Relato de caballerías.
  • Epopeya burlesca.
  • Novela épica.

Estructura de la epopeya.

Lo que define al relato de una epopeya como tal, es, entre otras características, su estructura.

  • Suele ser de extensión considerablemente larga.
  • Se divide en numerosos cantos o rapsodias.

Esto último es similar a lo que, hoy por hoy, solemos conocer como capítulos.

Epopeyas conocidas.

Entre las epopeyas griegas más famosas y conocidas en el mundo, encontramos La Ilíada y La Odisea, cuya autoría se atribuye a Homero. Por otro lado, entre las epopeyas romanas destaca La Eneida, escrita por Virgilio.

Odiseo, Ulises, la Ilíada, la Odisea, Homero, Epopeya
Odiseo, o Ulises, es uno de los personajes más emblemáticos de la epopeya.

La Ilíada es considerada el poema escrito más antiguo, y sus versos, que son más de 15.000, narran lo sucedido en la Guerra de Troya, tomando como figura central al personaje de Aquiles.

Otros relatos famosos que han sido considerados dentro del género de la epopeya son El Cantar del Mío Cid y La Divina Comedia. Incluso se toma como ejemplo de epopeya dentro de la Literatura Latinoamericana en el siglo xix el poema narrativo escrito por José Hernández que narra las vivencias del gaucho Martín Fierro.

La literatura después de la epopeya.

La Edad Media fue la época en que se crearon las últimas epopeyas del estilo original, es decir, con las características propias de este género.

Entrando en el siglo xix, estas historias fueron reemplazadas por la novela realista, que relata las aventuras de héroes más corrientes o los desafíos de la clase media en su camino por conquistar el poder y alcanzar prestigio dentro de la sociedad.

Los valores cambiaron. Dejó de apreciarse tanto el honor nobiliario y surgieron otras virtudes a admirar, como el individualismo, el materialismo y el realismo.

.

Citar este artículo

Krause, G. (30 de diciembre de 2022). Definición de epopeya. Origen, características, inspiración, estructura y ejemplos. Definicion.com. https://definicion.com/epopeya/