Hablar de sentido común es hacer mención a aquellos conocimientos compartidos por los seres humanos. Es decir, se trata de los saberes, creencias, explicaciones, fundamentos, experiencias e ideas sobreentendidas y que, por ello, no necesitan demasiada explicación.

Todo lo que es considerado por las personas como parte del sentido común, se adquiere de manera imperceptible a lo largo de la vida. Y, curiosamente, no se plasma en ninguna parte; sino que se da por aludido su entendimiento. Asimismo, el sentido común es aceptado por una comunidad (una sociedad compleja, un pequeño poblado e, incluso, una familia) y, además, considerado como lógico, válido y verdadero.

Entonces, podemos decir que, por ejemplo, colocarse las zapatillas, ajustarlas y atar los cordones antes de realizar una actividad deportiva es, por sentido común, algo obvio. Pues, se sabe que en caso de no sujetar el calzado, el deportista puede caer y lastimarse.

Otro ejemplo claro de sentido común tiene que ver con el árbol genealógico, pues, por una razón biológica, nuestros padres siempre serán mayores que nosotros. Se sobreentiende la diferencia de edad entre ambas partes.

sentido común familia
El sentido común supone una reflexión sobre las creencias compartidas.

Podemos afirmar que se trata de un tipo de conocimiento muy básico, fácil de comprender y, sobre todo, de deducir. A veces los expertos recurren a este tipo de ideas para concretar labores específicas como, por ejemplo, crear un producto comercial. Pero, lo importante de esta expresión es saber que refiere a un concepto, idea o conocimiento que llega a nosotros a través de la experiencia, la curiosidad y, obviamente, la vida en sociedad.

Es por ello que también se afirma que, la cantidad de conocimiento por sentido común que adquiere una persona a lo largo de su vida, es muy amplio.

Características del sentido común.

El sentido común se basa en una serie de principios o valores que, indudablemente, deben ser compartidos por un grupo social. Es decir, tienen que ser usuales para todos. Pero, veremos algunas de las bases fundamentales para comprender mejor esta expresión.

Componentes del sentido común.

El sentido común tiene dos componentes primordiales:

  • Está compuesto por juicios razonables que muchas veces llevan a conclusiones concretas y prácticas.
  • Mantiene una lógica, la cual pude aplicarse a cualquier situación de la vida cotidiana.

Lo que une a ambos componentes es que no existe complejidad ni complicación y, por ello, puede transmitirse socialmente y ser puesto en común por (y para) todos los miembros.

Espontaneidad del sentido común.

El sentido común es algo que surge de manera espontánea, sobre todo, en las experiencias de la vida diaria.

Puede tener tres puntos de inicio:

  • Personal: una vivencia personal que, al compartirla, entendemos que las demás personas también pasan por situaciones similares.
  • Colectiva: cuando la vivencia es compartida por muchas personas en el momento exacto. Es decir, le ocurre a muchas personas en el mismo momento.
  • Generacional: se trata de una experiencia propia de un árbol genealógico. Algo común a las personas que forman parte de un clan y que, por tanto, los identifica. Puede transmitirse en forma de tradiciones, creencias, valores, refranes, etc.

Normas del sentido común.

El sentido común puede comprender normas escritas, aunque, en la mayoría de los casos, estas normas son más bien sobreentendidas. Es decir, no existen concretamente en ningún lugar.

Vamos a diferenciar unas de las otras:

  • Normas escritas: son aquellas que socialmente son conocidas y aceptadas por todos como, por ejemplo, las normas de tránsito. Entonces, por sentido común (y por conocer lo básico de esta normativa), sabemos que un peatón no puede cruzar la calle si el semáforo está en verde. Por sentido común, sabemos que en ese momento quien transita a pie por la vía pública, debe detener el paso y esperar que, por reglas establecidas, los vehículos le permitan circular.
  • Normas no escritas: son aquellas que son aceptadas por un grupo social y que no están plasmadas en ningún escrito como, por ejemplo, colaborar en el hogar con las tareas de limpieza y de mantenimiento. O sea, se sobreentiende que en una casa viven varias personas y que todas hacen uso de las mismas instalaciones. Además, es justo reconocer que sostener el cuidado de una casa no puede caer sobre una sola (y muchas veces, misma) persona; sino ser compartida (dividida) entre los demás miembros.

Ya sea que las normas estén escritas o no, es oportuno saber que, actuar con sentido común brindará mejores resultados en cuanto a vida en comunidad, responsabilidad y toma de conciencia.

Pensamiento colectivo.

Con pensamiento colectivo nos referimos a que el sentido común supone comprender que todas las personas vivimos en sociedad y que, por lo tanto, siempre compartimos algo. Por ello, las normas –escritas o no- siempre son las mismas para todos los miembros.

Es importante destacar que esto dependerá (y variará) de cultura en cultura. Es decir, lo que es sentido común para una, no lo será para otra.

sentido común seguridad
Por sentido común, una persona que vive en una gran ciudad evitará transitar por lugares oscuros, sobre todo, para evitar situaciones de peligro.

Juicios de valor.

El sentido común supone un juicio de valor que reúne conocimientos y creencias que son para todos iguales. Tienen la cualidad de ser prudentes y lógicos. Por ejemplo, dar el pésame a una persona cuyo familiar ha fallecido, dar las gracias al recibir ayuda, saludar a las personas al llegar a un lugar determinado, etc.

Entonces, podemos decir que es una forma natural de juzgar las situaciones en forma razonable.

Legado natural.

El legado natural tiene que ver con la capacidad que tienen las personas de transmitir información y, a la vez, de percibirla e incorporarla. Muchas veces, lo que sabemos por sentido común ha llegado a nosotros por legado y no necesariamente por un proceso de enseñanza y aprendizaje. Es decir, hemos tenido la habilidad de percibirlo y hacerlo propio. Es por ello que se establece que el sentido común es una destreza natural que muchas veces comienza en la niñez y se extiende durante toda la crianza.

Sentidos externos.

Con sentidos externos nos referimos a la manera en que una persona capta del afuera ciertas cualidades y luego las compara con vivencias o experiencias vividas previamente. De esta manera, realiza una fusión, un ensamblaje y la dinámica comienza una vez más. Es decir, gracias a una experiencia externa que se entrecruzó con una interna; surgió una nueva creencia y, por tanto, una expansión de su sentido común.

sentido común tránsito
Las normas de tránsito son conocimientos compartidos que, por sentido común, todas las personas respetan.

Sentido común e inteligencia artificial.

El desafío de la ciencia actual es dotar a los sistemas de inteligencia artificial de aquellos conocimientos, saberes o experiencias que forman parte del sentido común.

Hablamos de la creación científica de sistemas capaces de razonar por sentido común y actuar con el mismo fin.

Una de las innovaciones actuales vinculadas con esta fusión entre sentido común e inteligencia artificial son los chatbots, es decir, programas informáticos con los cuales se puede mantener una conversación. Dichos programas son muy comunes en los chats vinculados con telemedicina o en páginas webs en las cuales se ofrece un producto o un servicio.

Se establece una conversación virtual con una máquina programada y preparada para dar respuesta las primeras consultas del paciente-cliente y, luego de recabar información, el sistema deriva la charla a un agente humano.

El creador de la inteligencia artificial, John McCarthy, enfatizó en la importancia de trabajar e implementar el razonamiento con base al sentido común en programas informáticos.

Citar este artículo

Navicelli, V. (10 de marzo de 2022). Definición de sentido común. Características, sentido común e inteligencia artificial. Definicion.com. https://definicion.com/sentido-comun/