La ortografía es un conjunto de normas destinadas a regular la escritura en un idioma determinado. Cada una de estas normas, o reglas ortográficas, indica, por convención, el modo correcto de escribir, es decir, de emplear acertada y coherentemente las letras, las palabras y los signos de puntuación.

De esta manera, gracias a las reglas ortográficas, la forma de escritura de una lengua es unificada, lo que favorece la comunicación entre las personas, puesto que comparten el mismo código y siguen los mismos preceptos y pautas de aplicación. En pocas palabras, la ortografía aporta estructura, claridad y coherencia en la emisión y recepción de mensajes escritos.

Por ejemplo, hay reglas ortográficas que establecen la distinción entre dos letras que, desde el punto de vista auditivo, son similares. Tal es el caso de la V “corta” y la B “larga”. Si conocemos esas reglas sabremos cuándo utilizar cada una de modo correcto.

Etimológicamente, la palabra ortografía procede del griego y está compuesta por el término orthos (“recto”, “estricto”), el verbo graphein (“escribir”, “grabar”) y el sufijo –ia (“cualidad”). Lo que resulta en la “cualidad de escribir correctamente”.

Como dijimos, se trata de una convención, un acuerdo establecido de modo arbitrario, esto quiere decir que en un momento dado se toma una decisión, se selecciona una opción entre varias posibles y se la considera como la única válida. En este caso, es la comunidad lingüística la que da origen a dicha convención, poniéndose de acuerdo en la aceptación de ciertas normas como valederas, con el fin de mantener la unidad de la escritura.

La institución encargada de la regulación lingüística se denomina Academia de la Lengua. En español, idioma procedente del latín, existen veintitrés corporaciones de esta índole, con sede en cada uno de los países de habla hispana. Todas ellas, entre las cuales se encuentra, por supuesto, la Real Academia Española (RAE), integran la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE). Dicha institución fue creada en México, en el año 1951, con el objetivo de promover la homogeneidad de nuestro idioma, su desarrollo e integridad, a lo largo del tiempo.

Estas academias, conformadas por estudiosos y estudiosas de la lengua, son las que elaboran las normas lingüísticas, las revisan regularmente y brindan respuesta a posibles dudas sobre el uso del idioma. De esta manera, el ejercicio de la lengua está en evolución constante y, en ocasiones, pese a que la base se mantiene estable, es necesario que las normativas vayan adaptándose a los cambios sociales y los nuevos contextos, para que el idioma no pierda su funcionalidad, practicidad y vida.

La ortografía favorece la comunicación escrita.
La ortografía aporta estructura, claridad y coherencia a la comunicación escrita.

Tipos de reglas ortográficas.

Podemos hablar de tres grandes grupos de reglas ortográficas:

  • Reglas ortográficas de las letras: Estas normas lingüísticas establecen, como su nombre lo indica, el uso correcto de las letras y fonemas en cada palabra. En este grupo encontramos, entre otras, las reglas para el empleo de la B y la V; de la R y la RR; así como la distinción entre el empleo de la G y la J; de la C, la S, la Z y la X; o las normas de utilización de la Y y la Ll. Aquí entra además la normativa para el adecuado empleo de las mayúsculas y minúsculas.
  • Reglas ortográficas de acentuación: Cada vocablo cuenta con lo que llamamos acento prosódico, es decir, un relieve en la entonación de determinada sílaba (denominada sílaba tónica). Cuando dicho énfasis es especificado por escrito con una tilde –raya vertical oblicua– sobre una de las vocales de la palabra, se denomina acento ortográfico. Existen diversas reglas que regulan el correcto uso del acento ortográfico, según se trate de palabras agudas, graves o esdrújulas, palabras compuestas o monosílabos.
  • Reglas ortográficas de puntuación: En este caso nos referimos a las normas que establecen el empleo adecuado de los signos de puntuación. Entre estos signos podemos mencionar el punto (seguido, final o punto y aparte), la coma, el punto y coma, los dos puntos, los puntos suspensivos, la diéresis, las comillas, los signos de exclamación y de interrogación, la raya, el guión, los paréntesis y los corchetes.
Aprendizaje de las reglas ortográficas.
Aprender las reglas ortográficas nos permite conocer el modo correcto de escribir, lo cual redunda en una comunicación más eficiente.

Ejemplos de reglas ortográficas .

Algunas reglas ortográficas de las letras:

  • Antes de las letras P y B se utiliza la M (y no la N). Por ejemplo: embrión, impuesto.
  • Las consonantes N y D son seguidas por la V (y no la B). Por ejemplo: invicto, adverbio.
  • Llevan H inicial los vocablos que comienzan con los diptongos “ue”, “ui”. Por ejemplo: hueso, huir. Y también antecede a las palabras que empiezan con las combinaciones “ia” o “ie”. Por ejemplo: hiato, hierba.
  • Las palabras finalízalas en “illo”, “illa”, “alle”, “elle”, “ello”, “ella”, se escriben con ll. Por ejemplo: rastrillo, maravilla, valle, muelle, aquello, bella. Salvo algunas excepciones como plebeyo o Pompeya.

Algunas reglas ortográficas de acentuación:

  • Las palabras agudas (acentuadas en la última sílaba) llevan tilde o acento ortográfico cuando terminan en N, S o vocal. Por ejemplo: canción, anís y gané; a diferencia de cenit o mordaz.
  • Las palabras graves (acentuadas en la anteúltima sílaba) llevan tilde si no finalizan en N, S o vocal. Por ejemplo: hábil, cráter; a diferencia de abdomen, manto.
  • Las palabras esdrújulas (acentuadas en la antepenúltima sílaba) siempre llevan tilde o acento ortográfico. Por ejemplo: oxígeno, película.
  • Si una palabra compuesta se conforma de dos términos que llevan acento ortográfico, solamente se mantiene la tilde del segundo. Por ejemplo: fisicoquímica.

Algunas reglas ortográficas de puntuación:

  • En español, los signos de admiración (¡!) y de interrogación (¿?) conforman una pareja, por lo tanto, se escriben al comienzo (signo de apertura) y al final de la oración (signo de cierre). Por ejemplo: ¿Vamos a tomar un café? ¡Me encantaría!
  • Nunca se escribe punto luego de un signo de admiración o interrogación de cierre. La diéresis (¨) se coloca encima de la letra u, cuando esta vocal integra las combinaciones “gue” y “gui” y se requiere la pronunciación de la misma. Por ejemplo: cigüeña, lingüística.
  • Comienza con mayúscula toda palabra que sigue a un punto (salvo que se trate del punto de una abreviatura.
  • La coma nunca debe separar el sujeto del predicado. Ello solamente puede ocurrir cuando se agrega un inciso gramatical, en cuyo caso puede estar marcado por comas, paréntesis o guiones. Por ejemplo: “Las flores alegran nuestro hogar.” / “Las flores, llenas de vida y color, alegran nuestro hogar.”

Citar este artículo

Lehrer, L. (25 de junio de 2022). Definición de regla ortográfica. Su importancia, los distintos tipos y algunos ejemplos. Definicion.com. https://definicion.com/regla-ortografica/