La palabra adjetivo tiene su origen en el vocablo latino adiectivus y se traduce como asignar, dotar de algo a alguien o a algo. Está formado por el prefijo de proximidad ad, por el verbo iacere y el sufijo tivus. Este último significa relación, por lo cual nos hace entender que un adjetivo establece relaciones entre dos o más elementos al asignarles un valor.

Básicamente, el adjetivo lo que hace es cualificar o determinar a un sustantivo. Es decir, lo especifica y esto lo hace a través de descripciones precisas ya sea que se trate de personas, animales, sucesos, cosas o paisajes, entre otros. Se añade a un sustantivo al cual acompaña y, a su vez, describe. Seguro lo recuerdes, pues en la escuela los docentes lo explican a partir de una pregunta.

El adjetivo responde a la pregunta: ¿cómo es? Este simple interrogante permite detallar aquello por lo cual se consulta. Entonces, hablar de adjetivo es focalizar en cualidades y la expresión de las mismas. Añade información y esto colabora en ampliar los datos que brindamos ya sea en forma escrita o al expresarnos oralmente.

En cuanto a su orden en la estructura gramatical, podemos decir que el adjetivo se coloca antes o después del sustantivo, lo importante es que siempre esté cerca de aquello a lo cual describe. Resaltar las características de un sustantivo obliga a colocar el adjetivo en forma directa como en el ejemplo: «El premio fue un auto rojo».

Asimismo, el adjetivo también puede utilizarse para hacer descripciones más abstractas, es decir, más generales. La oración “fue una elección dura” es un ejemplo de esto porque hace referencia a una idea, a un pensamiento.

Qué expresa un adjetivo.

Un adjetivo tiene la capacidad de dejar al descubierto muchas cosas, pues se trata de una descripción detallada de algo o alguien. Pero podemos enumerar los aspectos o características principales que todo adjetivo expresa.

  • Cualidades
  • Actitudes
  • Estados de ánimo
  • Nacionalidad
  • Procedencia
  • Posibilidades
  • Características concretas
detalles sobre una persona
El adjetivo nos brinda detalles de una persona, incluso, de su nacionalidad.

Concordancia adjetivo y sustantivo.

La concordancia entre adjetivo y sustantivo tiene que ver con lo que se conoce como género y número. En el que con género nos referimos a femenino o masculino y con número, a singular o plural. Es decir, el adjetivo tiene que concordar en género y número con el sustantivo que acompaña.

  • Si el adjetivo señala a más de un sustantivo, entonces, debe aplicarse en plural.
  • En el caso de que el adjetivo señale a muchos sustantivos de ambos géneros, entonces, deberá mencionarse siempre en masculino.
  • Por su parte, los adjetivos que terminan en –e o en consonantes, tiene una sola forma para referirse a ambos géneros.

Tipos de adjetivo.

Según la gramática oficial, existen diferentes maneras de clasificar a los adjetivos. Si bien los más comunes son los adjetivos demostrativos, los calificativos, los posesivos y los numerales, la lista es aún más extensa. Esto se debe a que el adjetivo permite destacar las cualidades de un sustantivo, por lo tanto, su clasificación no puede reducirse a los mencionados. Veamos los tipos de adjetivos que existen.

Adjetivo calificativo.

Adjetivo cuya función es atribuir características específicas al sustantivo. Explican cómo es, a su vez que se detienen en sus detalles.

Asimismo, su expresión puede calificarse en grados.

  • Adjetivos explicativos: refieren a cualidades concretas o abstractas del sustantivo. Aclaran o refuerzan la propiedad marcada como, por ejemplo: sus labios rubí.
  • Adjetivos especificativos: se usan para distinguir el adjetivo del resto gracias a la cualidad que ellos mismos le brindan. Por ejemplo: niño pequeño.
  • Adjetivos relacionales: son aquellas propiedades que muestran un vínculo entre el sustantivo y su contexto como, por ejemplo, consultorio médico.
  • Adjetivos determinantes: son aquellos que delimitan a los sustantivos sin agregar otros significados o detalles.

Estos se dividen en:

  • Demostrativos (señalan la proximidad entre el objeto y el hablante como, por ejemplo, “este bolso es de marca reconocida”).
  • Posesivos (marcan una relación de pertenencia. Por ejemplo: “este auto es tuyo”).
  • Numerales (aquellos que establecen cantidad en relación al sustantivo como se advierte en «dos helados de limón, por favor»).
  • Exclamativos e interrogativos: los que refieren a las expresiones que pueden ir dentro o fuera de un signo de pregunta (¿?) o de exclamación (¡!). Por ejemplo: “¡qué lindo vestido tienes!”.

Adjetivo restrictivo.

El adjetivo restrictivo es aquel tipo de adjetivo que acompaña al sustantivo y limita sus cualidades de un modo marcado y preciso. Así se observa en, por ejemplo, la expresión «niño pequeño». Estamos dejando fuera de la descripción a niñas o a niños que sean más grandes, ya sea en edad o estatura.

Adjetivo no restrictivo.

El adjetivo no restrictivo es aquel que brinda más información sobre el sustantivo, pero sin limitarlo. Suele colocarse delante del sustantivo (“es un buen padre”). El adjetivo funciona como modificador y no restringe al resto de sujetos que entrar en el grupo “padres”.

Adjetivo gradual.

El adjetivo gradual es una palabra amplia que incluye a los adverbios de grado como, por ejemplo: «Juan es una persona poco interesante».

descripción de una persona
Gracias a los adjetivos podemos hacer mentalmente una idea de una persona a partir de sus cualidades.

Adjetivo no gradual.

El adjetivo no gradual está formado por los adjetivos comparativos menor, igual, tan, etc. No determina el grado cuantificado, sino que marca una comparación. Por ejemplo: “este negocio es más barato que aquel otro”.

Adjetivo indefinido.

El adjetivo indefinido es aquel que no brinda demasiada información sobre el sustantivo. Suelen utilizarse palabras como algún, alguno, alguna, bastante, demasiados, demás, poco, ningún, ninguno, ninguna, todos, otro, varios, cualquier, cualquiera, etc.

Adjetivo numeral.

El adjetivo numeral es el que expresa la cantidad numérica de un sustantivo. Puede dividirse en cardinal (uno, dos, tres, ocho, diez, etc.), ordinal (primero, segundo, tercero, etc.) partitivo (medio, tercio, etc.) o múltiplo (doble, triple, etc.).

Adjetivo gentilicio.

El adjetivo gentilicio es aquel que define el origen o la procedencia de una persona. Puede referirse tanto a un continente, a un país, una provincia o una ciudad.

cualidad en todo lo que se presenta
El adjetivo es una categoría gramatical muy utilizada en forma cotidiana.

Diferencia entre adjetivo y sustantivo.

Es importante tener en claro la diferencia entre adjetivo y sustantivo, pues de ello dependerá el no cometer errores a la hora de escribir un mensaje o de expresarnos en la oralidad.

Básicamente, podemos decir que ambos elementos gramaticales van juntos y deben estar conjugados con el mismo número y género, como ya mencionamos líneas arriba. El adjetivo puede ocupar diferentes posiciones, sin embargo, esto dependerá de la clase de adjetivo y el sentido que se quiera lograr con él.

Para qué sirve un adjetivo.

Los adjetivos sirven para brindar información sobre la cualidad de un sustantivo o nombre al que se acopla. Complementan a un sustantivo y especifican las bondades principales del mismo, lo detallan con precisión y permiten generar un estado mental de lo que se describe.

Se utilizan todo el tiempo en las expresiones cotidianas y es un recurso muy valioso para aplicar en el discurso literario.

Asimismo, es una estrategia muy aprovechada para que los niños y niñas desarrollen la capacidad de observar con detalle el mundo que los rodea y ejercitar la relación directa que existe entre los hemisferios cerebrales.

Esto refiere a que hacen conexión de ideas y, de esa manera, enriquecen su vocabulario y capacidad creativa.

Citar este artículo

Navicelli, V. (21 de diciembre de 2021). Definición de adjetivo. Qué es, tipos de adjetivos y para qué sirve. Definicion.com. https://definicion.com/adjetivo/