Delito es una palabra que refiere a crimen o hecho criminal. Deriva del latín delicto, que quiere decir “persona que obra mal”. Es decir, hacer algo malo. Es por ello que, a quien comete un delito, se lo denomina delincuente, pues el delito debe ser cometido por un sujeto.

Asimismo, el vocablo delito también tiene su origen en un verbo latino delinquere. Este verbo hace mención al acto de abandonar el camino del bien. Otro modo de definirlo es el acto de separarse, de apartarse del buen camino. Básicamente, se refiere a tomar distancia de lo establecido por una ley mayor, la cual debe respetarse para vivir en sociedad.

Entonces, podemos afirmar que la palabra que estamos estudiando, es un tipo de comportamiento. El mismo puede responder a un acto voluntario o no, es decir, ser imprudente. Pues, un sujeto puede actuar en la inconsciencia o, todo lo contrario, llevar a cabo una acción en conocimiento de lo que está haciendo y, aun así, continuar. Por lo tanto, se lo considera como un acto contrario a lo que establece una ley.

Este “salirse del camino” implica una violación a las normas, por lo cual, la persona que comete un delito, debe ser castigada o penada, según conste en la normativa vigente. Del mismo modo, se considera delito todo aquello que sea repudiable tanto desde lo moral como desde lo ético.

Es fundamental reconocer que la palabra delito es propia del campo jurídico. Y, por ello, es definida como una acción y una omisión, imprudente o dolosa, que comete una persona y que tiene consecuencias penales. Dentro del derecho penal, este vocablo tiene un sentido más amplio, y es sinónimo de infracción. En este caso, el autor de un acto delictivo debe ser castigado con una pena que se ajuste a la falta cometida. Dichas penas pueden ser desde prisión o el pago de una multa. Sin embargo, esto dependerá de la legislación de cada país.

delito robar
Robar es uno de los delitos más comunes. El elemento que se roba puede ser diverso, desde algo material hasta una idea.

Elementos del delito.

Los elementos del delito, también denominados como componentes del delito, son analizados desde el punto de vista jurídico penal y son agrupados en tres.

  • Conducta culpable: Es un tipo de conducta con conciencia. Es decir, quien realiza una acción u omisión, está en conocimiento de ella. Ya sea que, sepa lo que está haciendo en el momento justo o, porque haya actuado con imprudencia y no haya considerado los cuidados necesarios para su actuar.
  • Conducta antijurídica: Se refiere a un tipo de conducta, es decir, acción o comportamiento que es vista como contraria a la ley. Pero, además, para ser tomada como tal, no debe existir permiso para que ese comportamiento pueda ser contrario a la ley.
  • Conducta típica: Esta conducta se refiere a aquella que, por más que ocurra, no necesariamente responde a un delito. Es decir, es una acción u omisión que, a pesar de tener una falencia ética, no es considerada como delito. Sin embargo, será tomada como tal, cuando dicha acción u omisión esté contemplada en el texto legal penal del país donde se cometió el hecho. De esta manera, se protege la seguridad jurídica. Esto quiere decir que, se puede estar en conocimiento de que una acción es delito o no, solo si este consta en una ley y, además, tiene castigo o pena.

Tipos de delitos.

Si bien, podemos pensar que los tipos de delitos son muchos, los podemos agrupar en dos grandes categorías. Por un lado, según la acción y, por otro lado, según la parte subjetiva.

Delito según la acción.

Dependiendo el tipo de acción, el delito se divide, a su vez, en dos tipos.

La relación entre la acción y el objeto de la acción

  • Delito de resultado:  Se refiere a la transformación que se produce luego de cometerse el delito. Es decir, lo que cambia en el mundo tras la acción. Esto refiere a que debe existir un resultado lesivo. Por ejemplo, un asesinato. Dentro de esta clasificación existe una nueva clasificación:
    • Delito instantáneo: Cuando el delito ocurre en el mismo instante en el que se obtiene el resultado, como, por ejemplo, un homicidio.
    • Delito de estado: Es un tipo delito que se produce cuando ocurre el resultado, pero no en el instante, sino que tiene una duración. Por ejemplo, los matrimonios arreglados.
    • Delito permanente: Es cuando el proceso perdura en el tiempo y, este tiempo, está sujeto a la voluntad del delincuente. Por ejemplo, cuando se detiene ilegalmente a una persona.  
  • Delito de mera actividad:  Aquí, el resultado no es necesario que se produzca, sino que se da por supuesto. Lo más importante en este tipo de delito es la acción que podría desencadenar un resultado como, por ejemplo, conducir ebrio.

El comportamiento humano

  • Delito de omisión: Es un tipo de delito en el que no se cumple o no se actúa de acuerdo a lo que se establece en una norma vigente. Por ejemplo, socorrer a una persona en peligro.
  • Delito de acción: Es un tipo de delito considerado como prohibida por las normas vigentes de un país. Aquí tenemos como ejemplo el matar o robar.
delito normas
Existen normas que establecen que es delito conducir en estado de ebriedad.

Delito según la parte subjetiva.

Los delitos según la parte subjetiva son de dos tipos:

Relación entre quien comete el delito y la acción

  • Delitos dolosos: Es cuando el autor del delito tiene intención o presenta una clara voluntad de cometer el delito.
  • Delitos imprudentes: Es cuando el autor del delito no quiere cometerlo, es decir, no hay una intención, sino que, más bien, hay un descuido por su parte que provoca como resultado el delito propiamente dicho.

Autor del delito

  • Delitos comunes: Se refiere a que el autor del delito puede ser cualquier persona.
  • Delitos especiales: Se refiere a que el autor del delito puede ser una persona concreta, ya sea porque tiene acceso a algo o porque cuenta con poder.
delito autor
El autor de un delito debe ser sancionado según el tipo de falta que haya cometido.

Delito y sus penas.

Todo delito, es decir, toda conducta que pone en peligro un bien o que atenta contra lo considerado ético y moral; conlleva una sanción penal. Pero, para que eso ocurra, el derecho penal debe determinar, como delito, aquellas condutas que significan una vulneración a la norma vigente.

Para determinar la responsabilidad penal de un sujeto, un delito debe contar con cinto elementos: la conducta, la tipicidad, la antijuridicidad, la culpabilidad y la punibilidad.

Frente al incumplimiento de las normas, el campo de lo jurídico penal establece una respuesta, que no es más que el castigo o pena correspondiente al delito cometido. Esta puede ser desde una detención, un periodo de incomunicación o un pago económico. En algunos casos se realiza una reinserción social. Para lo jurídico, la pena tiene dos principios: por un lado, la retribución y, por otro lado, la prevención.

La idea de prevención tiene que ver con evitar que el autor del delito principal, vuelva a cometer uno en el futuro. Esto ocurre cuando, por diversos motivos, resulta imposible aplicar una pena, entonces, algunos países recurren a la acción preventiva para resarcir o resignificar la acción cometida.

Cabe destacar que, para el derecho penal, toda conducta típica, antijurídica y culpable es constitutiva de una infracción penal, es decir, debe ser sancionada con una pena. Por ello, se la considera como una conducta sostenida por la ley.

Citar este artículo

Navicelli, V. (6 de mayo de 2022). Definición de delito. Elementos, tipos de delitos y sus penas. Definicion.com. https://definicion.com/delito/