El término coordenadas surgió en el marco de la geometría, a partir del trabajo del matemático y filósofo René Descartes. En este contexto se lo emplea para hacer referencia a la ubicación de un punto determinado en un plano o en el espacio.

Cuando se trata de un plano, surge del entrecruzamiento de dos líneas rectas, comúnmente conocidas como “ejes de coordenadas”, denominadas ordenada y abscisa. Este punto en el que se cruzan se conoce bajo el nombre de “origen” y conforma un ángulo recto.

Cuando se trata del espacio, son tres planos de coordenadas los que se precisan para demarcar la ubicación de un punto, cruzándose y conformando un ángulo recto entre ellos. Aunque en este caso es posible usar otros sistemas de medición, como, por ejemplo, las coordenadas esféricas o el sistema de coordenadas cilíndricas.

Para resumir las dos opciones: se realiza una tabla que unifica rectas horizontales y verticales, siendo el punto de intersección el punto de la coordenada. Por lo general, las coordenadas se refieren a planos, como en el caso de los mapas, pero también se aplica a puntos en el espacio, en el que se agrega una dimensión más. Si se habla de un plano de dos dimensiones, se establece que la recta horizontal se ubica en el “eje x” y la horizontal en el “eje y”. Si se trata de un espacio tridimensional, a estas variables se agrega la dimensión “z” que atraviesa a las previas.

Si nos remontamos al origen del término a partir del estudio etimológico, comprobaremos que el mismo se conforma a partir de raíces latinas, y la línea que trazan apunta a “el orden que surge como consecuencia de la acción de unirse (dos o tres líneas)”. Sus componentes léxicos son la raíz co-, que denota unión; el término ordin, que significa orden; y el sufijo –ado, que se emplea en el sentido de “algo que ha recibido la acción de”.

A partir de este origen, el instituto de las coordenadas ha encontrado una aplicación extensiva y secundaria en otras áreas del conocimiento. Por ejemplo, en el ámbito de la geografía es muy común que se hable de coordenadas, tal como las utilizan los sistemas de geolocalización modernos. También en la astronomía es un concepto de constante aplicación, en la tarea de fijar y delimitar la ubicación de los cuerpos celestes.

El GPS utiliza coordenadas geográficas.
Los sistemas de geolocalización modernos utilizan coordenadas geográficas.

Las coordenadas en geometría.

Las coordenadas cartesianas son aquellas que constituyen el método mediante el cual, en geometría, se procede a establecer la localización de un punto específico en un determinado espacio. Esto se hace a partir de las referencias que marcan los ejes X, Y y Z.

En síntesis, la operatoria descansa en dos rectas perpendiculares entre sí que constituyen ejes, y que se cruzan en un punto que se denomina “origen”. El eje que representa la coordenada X conforma la “abscisa”, mientras que la coordenada Y se llama “ordenada”.

Además de esto, existe una coordenada llamada “polar”, y que se emplea a fin de determinar la posición de un punto, esta vez a partir de la referencia que marcan el punto y el polo.

Sistema de coordenadas geográficas.
El sistema de coordenadas permite traducir una ubicación específica en la Tierra en una serie de números o símbolos.

Las coordenadas en geografía.

Si nos adentramos en la aplicación que este concepto ha encontrado en el ámbito de la geografía, hemos de decir que se las emplea en tanto sistema referencial que permite traducir una ubicación específica en la Tierra en una serie de números o símbolos. Lo más habitual es el empleo de dos referencias, que dan lugar a la interpretación de una ubicación horizontal, aunque, de un modo similar a lo que sucede en geometría, puede agregarse una tercera referencia para indicar la altitud.

En cuanto a las referencias que indican la posición horizontal, se denominan latitud y longitud, y son coordenadas de tipo angular esférico que toman como centro el centro de la Tierra. Se indican en grados.

En primer lugar, la latitud que un punto tiene en la superficie terrestre se establece a partir del ángulo que se genera entre una línea que atraviesa al punto y al centro de la Tierra y el plano ecuatorial. El ecuador conforma, por supuesto, el paralelo cero, estableciendo una división del planeta en el hemisferio norte y el hemisferio sur.

Por otro lado, la longitud que un punto tiene en la superficie terrestre está marcada por el ángulo que se genera entre el meridiano que lo atraviesa y el meridiano de Greenwich, que se encuentra próximo a la ciudad de Londres, en Inglaterra. Así como el ecuador divide el planeta en hemisferios norte y sur, este meridiano lo divide en hemisferios este y oeste.

En cuanto a la altitud, antes de poder medirla es preciso que se elija un modelo de esferoide a fin de representar la Tierra, pero hay que tener presente que de acuerdo al modelo por el que se opte se obtendrá un valor distinto de altitud. La forma en la que los especialistas han procedido a fin de remediar esta multiplicidad de referencias pasa por el empleo de datos que representen la altitud teniendo presente los distintos modelos utilizados.

Sistema de coordenadas celestes.
En astronomía, el sistema de coordenadas permite establecer la ubicación de los cuerpos celestes.

Las coordenadas en astronomía.

En el caso de la astronomía, los especialistas emplean el sistema de coordenadas a fin de poder establecer la ubicación de los cuerpos celestes, basándose en principios que se aplican de modo similar al que utilizan los sistemas de coordenadas geográficos. Este sistema de coordenadas celestes también cuenta con polos, con sus líneas de latitud y longitud y, claro, con un ecuador. Lo más habitual es que permanezcan estáticas, y que las estrellas se hagan presentes en el fondo.

El ecuador empleado en la medición astronómica se extiende a lo largo de una vuelta completa alrededor de la Tierra, separando, también, el hemisferio norte del sur. Y también se demarca con cero grados. Entonces, lo que en la medición geográfica sería la latitud, en este contexto es denominado “declinación” (DEC). Estas líneas de declinación son conocidas por su distancia angular por encima o por debajo del ecuador celeste, y se subdividen en grados, minutos y segundos. Aquellas que se encuentran al sur del ecuador celeste se expresan con un signo menos delante, mientras que aquellas que se hallan al norte del ecuador pueden expresarse con un signo positivo o sin signo alguno.

En cuanto a lo que sería el equivalente a la longitud geográfica, se denomina Ascensión Recta (A.R.). Sus líneas, del mismo modo que las de longitud terrestre, se extienden de un polo al otro, y se separan siempre por quince grados entre sí. En el caso de las líneas de longitud, más allá de que lo que las separa es una distancia angular, se emplean, también, como medida de tiempo. Cada una de ellas se halla a una hora de la que sigue. Y, por ende, ya que la Tierra rota en veinticuatro horas, hay veinticuatro de ellas. Es por ello que las coordenadas de A.R. se expresan por medio de unidades de tiempo. Su comienzo se estableció de modo arbitrario en la constelación de Piscis, que se designó como cero horas, cero minutos, cero segundos. Y, a partir de allí, los demás puntos se designan de acuerdo a la distancia hacia el oeste.

Citar este artículo

Lehrer, L. (13 de noviembre de 2022). Definición de coordenadas. Su origen y aplicación en la geometría, la geografía y la astronomía. Definicion.com. https://definicion.com/coordenadas/