La definición de la palabra contenido puede ser variada, según el contexto en que se la vaya a aplicar. Para comprender mejor su significado, es necesario evaluar en qué situación es utilizada la expresión.

Para comenzar, la palabra contenido viene etimológicamente de la unión del prefijo latino com-, que sirve para indicar totalidad, el verbo tenere, de tener, y el sufijo –ido.

El contenido, a grandes rasgos, es aquella sustancia, ya sea material o inmaterial que se encuentra dentro de otra, la cual, a su vez, puede ser o no material, y a la que se denomina continente.

Contenidos y continentes materiales.

Como ejemplo de contenidos y continentes materiales, se puede pensar en una bebida dentro de una taza o una botella, o cualquier líquido dentro de distintos recipientes.

Contenido botella veneno continente
En este ejemplo, el contenido es lo que está dentro de la botella, que actúa como continente.

También podemos referirnos a ropa en el interior de una cajonera, juguetes en una caja e incluso elementos más grandes guardados en espacios como depósitos o galpones. Hasta los muebles dentro de una habitación pueden ser pensados en estos términos.

Contenidos inmateriales.

Por otro lado, contenidos inmateriales, podrían ser, para dar algunos ejemplos, los saberes que una persona posee o aquellos temas sobre los que se dialoga en una conversación, ideas y datos que se debaten en alguna reunión, que pueden o no ser plasmados en un objeto concreto como un libro o un informe.

Contenido inmaterial discurso conferencia
Lo que se dice en una conferencia es un ejemplo de contenido inmaterial.

Contenido en el área de comunicación.

En el área de la comunicación, especialmente dentro de los medios audiovisuales y, actualmente, en las redes sociales, se suele hacer referencia con frecuencia al contenido. En este caso, se utilizará la palabra para referirse al conjunto de elementos que conforman un mensaje, la información que se transmite, con objetivos diversos, en diferentes medios o por individuos dentro de estos.

Las ideas presentes en un discurso, el relato de las noticias del día, una receta, una imagen que genere ternura o un video que entretenga: todos estos son contenidos a los que podemos acceder y los cuales abordan infinidad de temas.

Creadores de contenido.

En la actualidad, es común escuchar acerca de los creadores de contenido. Son aquellas personas que se hacen cargo de generar y producir, justamente, contenido variado: información en formato de video, de reel, dentro de un posteo con imágenes, a veces en un texto, como en el caso de los artículos de blogs o reseñas; o como archivo de audio, como puede ser un podcast o una columna en un programa de radio.

Influencers, creadores de contenido
Los creadores contenidos son los llamados popularmente «influencers».

Muchos creadores trabajan de esto o lo hacen porque les resulta tanto una fuente extra de ingresos como una vía por la que difundir sus interesas o aquellas temáticas en las que se especializan. Todo el contenido tiene un propósito que puede ir más allá de simplemente informar o divertir. Además, se dirige a una audiencia específica e intenta llegar a la mayor cantidad de personas posibles para provocar una respuesta como conseguir más seguidores, vender un producto o interesar a más personas en algo puntual.

Dentro del campo del marketing es popular la expresión “el contenido es el rey» (content is King), la cual fue tomada de una publicación hecha por Bill Gates en el año 1996. Estas palabras hacen referencia a que el éxito de un sitio web o de una cuenta de una de las tantas redes sociales depende de que su contenido sea de calidad, llamativo, novedoso y que esté en constante producción, es decir, que no pase demasiado tiempo entre una publicación y la siguiente.

Contenido y forma.

El concepto de contenido se ve, también, como uno de los elementos de la dualidad contenido-forma.

Cuando se habla de forma se está haciendo referencia a la manera de presentar o difundir un mensaje, esto es, la estructura.

El contenido viene a ser el mensaje en sí, o sea, la unidad de sentido. La forma es cómo se dice y el contenido es qué se dice.

Contenido en educación.

En este ámbito puntual, se utiliza el término con asiduidad para designar el total de los saberes que se transmiten dentro de una escuela o cualquier otro espacio educativo. Es decir, los temas que van a desarrollarse a lo largo de una determinada cantidad de tiempo, en los diferentes grupos de estudiantes.

Contenido curricular, aula, alumnos pixelchen
El contenido académico, educativo o curricular será el que defina qué se estudia en un ciclo lectivo.

Los contenidos curriculares son parte fundamental del programa o currícula, el cual es organizado por las autoridades de cada institución y completado por los docentes o profesores.

Este contenido se divide en temas centrales y subtemas, los cuales están ordenados jerárquicamente, desde los básicos y más sencillos hasta los más complejos, para cuyo aprendizaje es preciso tener bien incorporados los primeros.

El contenido dentro de un índice.

El índice es un elemento usual en prácticamente cualquier obra escrita, y es donde se encuentra detallado el contenido. Es decir, agrupa los temas que serán tratados en cada ejemplar. Por lo general, se trata de una lista de títulos o frases que permiten ubicar fácil y rápidamente las temáticas específicas dentro del material que se consulte.

Lista, contenido, índice
Generalmente, el contenido es presentado como una lista.

Contenido en alimentación.

Se suele encontrar, en el empaque de distintos productos comestibles, la lista de ingredientes que los componen, esto es, su contenido. Son aquellos elementos que fueron utilizados a la hora de producir el alimento.

En algunos países, cuando un producto tiene altos contenidos de azúcar, sodio, grasas saturadas o trans, calorías o conservantes químicos, se destaca esta información en el frente del paquete para advertir a la clientela qué es lo que está consumiendo.

En otras ocasiones, se previene al consumidor que un producto “contiene o puede contener” restos (trazas) de otros alimentos, usualmente alérgenos como lácteos o frutos secos.

Contenido como adjetivo.

Esta acepción de la palabra contenido permite describir la personalidad o el comportamiento de una persona que actúa con moderación y templanza, controlando o conteniendo sus emociones y pensamientos.

También se puede decir que esos sentimientos están contenidos en ocasiones en las que no son expresados ni compartidos. Para ejemplificar, es útil recurrir a la idea familiar del llanto contenido: una expresión de dolor, emoción o alegría que no se demuestra hacia afuera. 

A la vez, al usar esta palabra como adjetivo, se puede estar haciendo mención de alguien o algo que se encuentra protegido o cuidado, ya sea tanto física como mental o emocionalmente. Por ejemplo, si una persona pasa por una situación que le genera dolor, puede sentirse contenida ante alguien que la escucha y la ayuda a atravesar ese momento.

Citar este artículo

Krause, G. (21 de julio de 2022). Definición de contenido. Redes sociales, medios de comunicación. Definicion.com. https://definicion.com/contenido/