Adjudicación es una palabra que se utiliza para declarar que alguien tiene posesión de algo.

Este término encuentra su origen en el latín adiudicatĭo, -ōnis y refiere a la acción de adjudicar o adjudicarse algo. En otras palabras, es declarar que una persona o una organización ha conquistado o se ha apropiado de una cosa física o no.  

Ámbitos de la adjudicación .

El término adjudicación puede emplearse en diferentes tipos de ámbitos. Para hacer más sencilla su explicación, detallaremos cada espacio a continuación.

Adjudicación en el ámbito del derecho.

Desde el ámbito del derecho, el vocablo que aquí estamos empezando a estudiar, refiere a un acto judicial a partir del cual un recurso es cedido a un sujeto a través de alguna de las siguientes vías:  

  • Subasta
  • Licitación
  • Partición hereditaria

Entonces, quien recibe el bien se lo denomina adjudicatario y se transforma en propietario absoluto y, por tanto, responsable del mismo. Esta persona a la cual se le transfiere el dominio de dicho bien adjudicado, pasa a disponer del mismo de manera automática, puesto que su categoría pasa a ser el de “titular” exclusivo del bien en cuestión.  

Asimismo, podemos definir la palabra “adjudicación” como un mecanismo para adquirir el dominio de un bien determinado, ya sea que este haya pertenecido a la comunidad, al Estado o de aquellos bienes que, por diferentes razones, no han sido subastados.  

adjudicación licitación
Participar de una licitación implica organizar en forma detallada todos los aspectos solicitados por la Administración.

Adjudicación en el ámbito de la administración pública.

Mientras que, desde el ámbito de la administración pública, podemos decir que la adjudicación es una palabra que ocupa un rol fundamental. Sencillamente, porque describe un acto administrativo que supone el cumplimiento de ciertas formalidades y condiciones, a la vez que se acepta (y procede) a la realización de mecanismos de observación para asegurar dicho cumplimiento.  

En este sentido, supone asignar un contrato a una persona física o jurídica para que, una vez autorizado, preste sus servicios a la administración pública o, también, adquiera un bien de la misma y así, hacer un uso común.

La entrega de este contrato puede ser por licitación privada o pública. Para acceder a la misma, las empresas u organizaciones interesadas en participar en el proceso, deberán cumplir con ciertas condiciones previamente establecidas por el organismo del Estado responsable. Además, deberán pasar por un proceso de evaluación a través de un concurso transparente que deje de lado favoritismos y potencie la pluralidad.  

Procedimiento para una adjudicación

Para la adjudicación de un contrato público, el interesado deberá conocer los tres tipos de procedimientos que existen. Ellos son:  

  • Licitación pública: se produce a través de un concurso. Las empresas interesadas (también llamadas “empresas licitantes”) deben presentar sus propuestas en sobres cerrados y rotulados. Estos se abren públicamente, para que el gobierno conserve la transparencia del proceso. Además, esto asegura al Estado dar con las mejores condiciones en cuanto a financiamiento, precio, oportunidad, etc.  
  • Licitación por invitación: la Administración convoca a proveedores capaces de responder de forma automática y de contar con los recursos para prestar un servicio determinado. Suele convocarse a tres proveedores diferentes, pero con servicios similares y con gran solvencia técnica y financiera para participar de modo responsable de la prestación que la Administración requiera, ya sea de bienes o de servicios. Para que una empresa participe de este proceso deberá estar inscripta como proveedora autorizada en una lista o base de datos de los organismos públicos.  
  • Adjudicación directa: la Administración escoge a un proveedor para que este preste un servicio o un bien concreto. En este caso no existe una licitación pública, es decir, no se produce la instancia de concurso, sino que la prestación se adjudica directamente a una empresa u organización. Para que una compañía sea considerada entre otras, deberá sostener un trabajo responsable, pero, sobre todo, contar con productos o servicios bien referenciados dentro del catálogo de la Administración. Asimismo, deberá contar con una gerencia flexible y abierta a las demandas del Estado.  
adjudicación elección
En una licitación se elige a aquel proveedor que cumpla con todos los requisitos de la Administración.

Adjudicación en el ámbito educativo.

También se habla de adjudicación en el ámbito educativo cuando se está frente a niveles académicos superiores. Más precisamente, en el espacio universitario.

En este sentido, la entrada al nivel superior y de altos estudios supone la adjudicación de ciertas plazas. Las mismas estarán determinadas por ciertos criterios que todo estudiante deberá considerar si lo que desea es permanecer dentro del sistema, y finalizar sus estudios académicos de grado.  

Algunos ejemplos de estos criterios son:

  • Calificaciones obtenidas durante el proceso de ingreso.
  • Calificaciones obtenidas durante el primer semestre de cursado.
  • Calificaciones obtenidas durante el proceso académico avanzado.

Adjudicación en el ámbito jurídico.

En el ámbito jurídico también se habla de adjudicación cuando se aplica para hacer referencia al pago realizado a un acreedor, ya sea por concurso o por quiebra.

Dichos acreedores reciben la opción de hacer una anotación preventiva como respuesta a su derecho sobre las propiedades adjudicadas.

La denegación.

La denegación es el concepto que se contrapone a la adjudicación. Es decir, es un procedimiento a partir del cual se rechaza algo que, con anticipación, fue solicitado.  

Es un vocablo propio del ámbito administrativo y, también, de los espacios burocráticos, puesto que deja constancia de que aquello que fue solicitado o presentado ha sido rechazado. Entonces, una denegación parte de una solicitud o de una petición.  

Tras la presentación de una propuesta en una licitación, esta puede ser adjudicada o denegada según se cumpla o no con los criterios establecidos por la Administración.  

En caso de ser denegada, la Administración tiene la responsabilidad de aclarar el motivo por el cual no fue aceptada, los errores o modificaciones a realizar para próximas oportunidades.  

adjudicación criterios
Existen diferentes ámbitos de aplicación del término “adjudicación”.

Diferencia entre adjudicación y licitación.

A veces, suele confundirse el término adjudicación con licitación. Si bien, parecen ser similares, existe una sutil diferencia entre ambos. Pero, para explicar mejor dicha diferencia, vamos a conocer el detalle de ambos.  

Licitación.

La licitación es un proceso que se aplica para adjudicar servicios, suministros u obras.

En las licitaciones, son los sujetos autónomos quienes exponen los servicios y el precio, con la intención de pasar el proceso de adjudicación.

Entre las características principales de la licitación encontramos las siguientes:

  • Únicas: cada proceso de licitación es única, en el sentido de que dependerá de las necesidades de contratación de cada una.
  • Tipo de proyecto: la licitación puede diferenciarse por:  
  1. Obra: construcciones.
  1. Producto: suministros de bienes.
  1. Servicio: prestación y mantenimiento.
  • Participación: existen dos modalidades para participar de una licitación:
  1. Pública: es la licitación que se publica y que permite que todas las compañías interesadas tengan las mismas posibilidades de participar.  
  1. Privada: las empresas participan porque han sido invitadas. En este caso, la cantidad es reducida.
  • Sistema de adjudicación: existen dos tipos de sistemas de adjudicación:
  1. Directo: dependerá de los criterios que se hayan planteado de antemano.
  1. Negociación: a través de diálogo.

Entonces, ¿cuál es la diferencia entre ambos términos? La diferencia principal está en el ciclo de contratación, puesto que, la licitación se produce en la primera parte del proceso.

Mientras que, el paso siguiente, será la adjudicación; momento en el cual se considera la documentación solicitada, el cumplimiento de las condiciones pactadas, la aceptación o aprobación de la iniciativa y, por último, la firma del contrato que selle la relación entre las partes.  

En el caso de la adjudicación, una vez lograda, se realizan los siguientes pasos:  

  • Notificar a la compañía seleccionada.
  • Confirmar documentación.
  • Firma de contrato.

Citar este artículo

Navicelli, V. (10 de noviembre de 2022). Definición de adjudicación. Ámbitos, la denegación, diferencia entre adjudicación y licitación. Definicion.com. https://definicion.com/adjudicacion/