La palabra oferta se refiere a un ofrecimiento para hacer o para cumplir algo. También se utiliza para nombrar a la acción de ofrecer un producto para vender, sobre todo cuando es ofrecido a un precio menor al habitual. En este caso, es muy común leer las expresiones “de oferta” o “en oferta”.

Además, la oferta es el conjunto de mercancía o de servicios que están en competencia en el mercado. Por otro lado, es la cantidad de dinero que es ofrecida para hacerse de un producto o un servicio en el marco de una venta o subasta.

Etimológicamente, oferta viene del latín offerita, que deriva de offere, cuyo significado es llevar adelante, ofrecer.

Oferta en economía.

En el ámbito de la economía, la oferta es definida como la propiedad que se dispone a ser intercambiada con libertad, a cambio de un precio. Para explicarlo de otro modo, la oferta es la cantidad de bienes y de servicios que las empresas, instituciones, organizaciones, emprendimientos o personas oferentes están dispuestos a vender en el mercado a determinados precios.

Factura oferta intercambio dinero
La oferta es un producto que se acerca al consumidor mediante un intercambio, generalmente de dinero.

Además, la oferta se da en el mercado dentro de un lugar específico, ya sea una ciudad, una región, un barrio, un pueblo, un país, un continente, etc.

En cuanto al precio, es algo que puede estar establecido por el interés de quien oferta, por determinaciones puras de la economía, con o sin regulaciones mediando. Por esto, los precios no son necesariamente idénticos para cada tipo de producto, e incluso se puede dar que compitan dos mercaderías de la misma clase, pero de distintas empresas, a precios muy distantes entre sí.

Algunas veces, la oferta no se desprende del accionar del mercado, sino que viene dada por algún tipo de institución (el Estado, la Administración, etc) con el fin de satisfacer necesidades puntuales. En estos casos no tiene que haber necesariamente demanda, sino que los productores se prestan al ofrecimiento de los mismos bienes a un precio similar, algo que rompe con la cadena de libre mercado y tiene el potencial de quebrar la competencia.

Ley de la Oferta.

La Ley de la Oferta le da nombre a un concepto económico que se encarga de señalar que, cuanto mayor el precio de una mercancía o de un servicio, mayor oferta. Esto sucede porque, en estos contextos, los productores pasan a contar con un incentivo más grande a la hora de ofertar sus bienes en el mercado.

Bastones de caramelo navidad oferta demanda golosinas
La cantidad de oferta determina el precio en función de la demanda. Si hay muchos caramelos para ofertar y la demanda es baja, el precio será bajo también.

Oferta y demanda.

En los sistemas económicos, tanto de economías planificadas o de libre mercado, la oferta juega un rol indiscutido en el momento de establecer los precios, pues su interacción con la demanda es la que puede trasladarle al precio la cuantificación y el valor de los productos y los servicios en cuestión, en relación a las necesidades de los demandantes.

Así, la tensión entre oferta y demanda viene a sostener el equilibrio en la propia Ley de la Oferta y en el mercado en general. Esto sucede gracias a que una persona o entidad que dispone de cierto bien o servicio capaz de ser útil a un individuo externo puede ofrecerlo, mientras que el sujeto puede, a su vez, ofrecer algo que le sirva al otro. De este modo, se genera un intercambio parejo.

Mientras que la demanda es la conjunción de las preferencias de consumo, la renta y los ingresos y los precios de los productos o servicios, la oferta está relacionada al bien en cuestión y a una serie de factores que pueden afectar a la producción. Algunos de estos factores pueden ser las tecnologías, los precios de la materia prima o las tierras, entre otros, y el precio final del bien a ofertar.

Oferta Demanda tierra medios de producción
La oferta también está determinada por las tecnologías o la tierra a trabajar, entre otras.

Oferta y equilibrio de mercado.

Hay un punto en el que las curvas de la oferta y de la demanda se cruzan. En esa instancia, la relación entre ambas está en perfecto equilibrio.

Esto significa que hay producción de las cantidades necesarias para consumir y que tanto el precio como las cantidades que se producen se mantienen en una estabilidad.

Cuando esto sucede se establece el nombrado equilibrio de mercado, aunque es un concepto que se encuentra de forma exclusiva en el ámbito de la teoría.

Oferta depósito exceso producción
Los excesos de oferta y de demanda se van alternando, y ambos tienen efectos en el precio y la comercialización de los productos o servicios.

En realidad, lo que ocurre es que van por turnos, la oferta y la demanda, y producen excesos alternativamente. Esto es lo que algunos economistas, sobre todo liberales, traducen con la frase “el mercado se regula solo”.

Tipos de competencia.

Hay dos tipos de competencia en el mercado que regulan los modos en los que se generan los intercambios de bienes. Estas son:

  • Competencia perfecta: Se da cuando un mercado es enteramente competitivo. El bien que se ofrece está caracterizado por su homogeneidad y las personas que quieren comprar cuentan con las herramientas para poder discernir si el precio de una oferta es el real. Además, hay una libertad de entrada y de salida para empresas y ofertas variadas al alcance del cliente, cuando hay muchos pequeños comerciantes en relación al mercado. Por otro lado, se pueden tomar decisiones con total independencia, tanto como para hacer la oferta como para ser el que demanda.
  • Competencia imperfecta: La competencia imperfecta sucede cuando hay un intercambio que es marcado por la desigualdad. Los encargados de ofrecer productos, bienes y servicios lo hacen de modo de precio-aceptante y no de precio-oferente. Esto hace que impongan el precio unilateralmente, sin dar lugar a contraofertas. Así, las personas que compran no tienen ningún tipo de incidencia sobre el precio del mercado.

Importancia de la oferta y la demanda para las empresas.

Tanto la oferta como la demanda son determinantes a la hora de planificar el futuro de una empresa. Más allá de si pretendemos ofrecer productos o servicios nuevos, o trazar una planificación empresarial, son las necesidades del mercado y la situación real, o sea, la demanda y la oferta, las que van a marcar el potencial de éxito o de fracaso de lo que se desea emprender.

Para trazar esta planificación empresarial con la finalidad de fundar una compañía es imprescindible analizar exhaustivamente el mercado. En este sentido, estimar correctamente la oferta y la demanda será esencial para tener un negocio prometedor y traducir esa promesa al éxito.

Los métodos que se pueden utilizar para estos fines son variados, y puede elegirse uno solo o varios de ellos. Algunas opciones son los estudios de mercado, las encuestas, el análisis de la economía, la evolución de los precios, la competencia y las cifras productivas.

Citar este artículo

Krause, G. (10 de junio de 2022). Definición de oferta. Economía, Ley de Oferta, oferta y demanda, equilibrio. Definicion.com. https://definicion.com/oferta/