La palabra recreación, en español, tiene dos acepciones diferentes entre sí. En primer lugar, puede ser empleada como sinónimo de diversión, de algo para pasar el tiempo. Por tal motivo es que está vinculada con términos como recreativo, y puede hacer referencia a un juego, a alguna actividad, a un pasatiempo que una persona o un grupo de personas realiza.

En segundo lugar, el otro significado del término es como un sinónimo o término relacionado con representación. Esta acepción alude a formas de volver a contar una obra histórica, una pieza artística, un evento ocurrido anteriormente, y traerlo a la actualidad.

El término proviene del latín recreatĭo: el prefijo re- alude a retroceder o volver hacia atrás y creatio se empleaba para hablar de una creación, por esto es que se lo puede interpretar como volver a crear algo.

Como actividad.

La recreación en tanto en cuanto actividad de ocio y esparcimiento es una forma mediante la cual las personas pueden entretenerse, distraerse y relajar tanto la mente como el cuerpo.

Actividades recreativas
Las actividades recreativas son una parte elemental de la rutina de una persona.

La práctica de estas actividades es fundamental para mantener la salud general, y existen múltiples maneras en que una persona puede hacerlo:

  • practicar un deporte
  • pintar, dibujar
  • hacer jardinería
  • leer
  • hacer actividades al aire libre

Es importante destacar que estas prácticas no forman parte del tiempo de trabajo o de estudio de una persona ya que la finalidad es, precisamente, hacer una actividad de dispersión. Pueden realizarse todos los días, durante algunas pocas horas, o durante dos o tres veces por semana; esto varía de acuerdo con la disponibilidad que cada persona tenga.

La constancia en este tipo de prácticas ayuda a que, a largo plazo, se incorpore como parte de la rutina y sea más sencilla se incorporar en el día a día. Por este motivo, puede decirse que toda acción que supone una recreación no es obligatoria:

  • es una decisión que la persona toma por sí misma;
  • puede decidir hacerla por salud, por placer o por diversión;
  • ayuda a que, si es una actividad grupal, la persona conozca a otras personas, a que socialice y que expanda su círculo de conocidos y amistades.

Tipos.

Actividades solas o grupales
Es posible hacer alguna actividad de recreación por nuestra cuenta o en compañía de más personas.

Si bien existen muchos tipos de actividades recreativas, podemos clasificarla, de modo general, en las siguientes categorías:

  • Actividades al aire libre: este tipo de recreación es muy útil para que una persona pueda tomarse parte de su tiempo diario para distenderse. Puede ser desde una visita a amigos hasta una caminata por un parque, hacer un paseo por algún lugar específico y desconocido de su ciudad. También es posible realizar estas actividades en soledad o con la familia.
  • Actividades deportivas: a diferencia de otros tipos de actividades vinculadas con el deporte, cuando son recreativas quedan de lado tanto la competencia como los objetivos de superar a un contrincante. Por este motivo, todos los deportes pueden ser actividades recreativas, siempre y cuando se mantenga el objetivo de distensión, y no de competir o práctica profesional.
  • Actividades artísticas y manuales: una vez más, como con el deporte, las manualidades pueden ser una recreación siempre que supongan distensión y relajamiento. Aquí podemos incluir pintura, escribir, dibujo, tejido y otras actividades manuales.
  • Actividades culturales: la asistencia a eventos y espectáculos también está considerada como parte de prácticas de recreación. Pueden ser útiles para conocer artistas locales, para visitar obras o monumentos históricos y para aprender más sobre la cultura de un lugar.
  • Actividades de relajación: aquí se incluyen actividades como yoga o pilates, clásicas prácticas en las que la gente puede meditar, trabajar el cuerpo y la mente y hacer actividades sin mayores elementos que una colchoneta, música relajante y un espacio donde ejercitar. También pueden incluirse aquí actividades como masajes.

A propósito de estas clasificaciones, es posible que una actividad recreativa genere tanto agrado a una persona que desee, en un mediano o largo plazo, transformar su vínculo con ella. Esto significa que es posible que algo inicie como recreación y que posteriormente se transforme en un pasatiempo.

De este modo, y tras descubrir que se desea incorporar esa actividad a la rutina de otras formas, una persona puede tomar cursos, realizar talleres o dedicarle más tiempo a la semana a esa práctica. Es posible, también, que a futuro esa persona logre especializarse tanto en esa actividad que pueda enseñar cómo hacerla, dar cursos a otros o transformarla en su medio de sustento económico.

Trabajo
Una actividad puede pasar de ser un pasatiempo a la fuente de ingresos económicos.

Importancia de las actividades de recreación.

El impacto en la mente y en el cuerpo que las actividades recreativas tienen han sido registradas por numerosos profesionales. Veamos algunos de sus beneficios:

  • Incorpora a la rutina, aunque sea durante pocos días a la semana, una actividad que causa placer;
  • Mejora el vínculo con otros, ya que muchas de estas actividades son grupales y suponen socializar;
  • Nos permite conocernos más y mejor a nosotros mismos y explorar en nuestros gustos y deseos, si hacemos actividades individuales.

Se ha señalado, incluso, que es bueno tener este tipo de prácticas desde la infancia. Dedicarle tiempo a lo recreativo, y hacernos un lugar en nuestra rutina para dedicarlo a la distracción, puede tener un impacto positivo a largo plazo. Sin embargo, es muy común que se tome conciencia de lo saludable que son estas actividades en la adolescencia y la adultez.

Cuando forma parte de la rutina, se incorpora a las otras actividades y se vuelve parte de nuestro día a día. Esto le enseña al cuerpo, y a la mente, que no solo es saludable dormir bien o cumplir con las horas diarias de trabajo, sino que también lo es la distracción y el placer.

Como réplica.

Otra acepción del término recreación es la vinculada con réplica, o representación. En este sentido, se hace alusión a la idea de volver a crear algo, de representar, una vez más, algo ya pensado.

Una forma muy común de ver este concepto en acción es con obras artísticas: con el paso del tiempo, la obra de un artista puede ser tomada por otro artista y transformada. Esto no solo pone de manifiesto la capacidad infinita del arte para la innovación y la creatividad, sino que muchas veces permite volver a poner en evidencia una obra antigua y olvidada.

Muchas recreaciones se hacen desde una interpretación de homenaje, ya sea al autor, ya sea a la obra. Además, es común que este tipo de obras genere una suerte de cruce entre el contexto de la primera obra (de otra época y otro tiempo) y un contexto más actual, en el que el artista hace esa recreación.

Existen diferentes maneras de llevar a cabo estas recreaciones: una pintura puede hacerse de nuevo, con elementos extra incorporados, o puede hacerse una réplica humana, con personas que representan esa escena.

Recreación de Mona Lisa.
Una obra artística puede recrearse de múltiples maneras a lo largo del tiempo.

Otro tipo de recreación es la de eventos históricos. Esto supone tomar un hecho de la historia en específico, y hacer una representación de ello. Son comunes las recreaciones de eventos como batallas, donde múltiples actores contratados pueden representar lo que se supone que sucedió en ese momento.

Este tipo de representaciones permite que el público que observa pueda ver, en un contexto actual, algo que puede haber ocurrido hace 300 años, o 200, por ejemplo. De este modo, y dado el poder de lo visual, es posible tomar dimensión de aquellos hechos y de su importancia.

Citar este artículo

Fernández, A. M. (11 de noviembre de 2022). Definición de recreación. Tipos, rasgos y ejemplos. Definicion.com. https://definicion.com/recreacion/