El plástico es un material proveniente de sustancias orgánicas, como lo son los derivados del petróleo; o de compuestos sintéticos. Es un elemento con cierto grado de maleabilidad y de flexibilidad que se obtiene luego de numerosos procesos y de un sometimiento de la materia prima a diversas temperaturas y presiones.

Según su etimología, la palabra plástico proviene del latín plasticus. La propia palabra en latín viene del griego, y significa formado o moldeado.

El plástico puede hallarse en objetos muy diversos de uso diario, como pueden ser peines, juguetes, aparatos electrónicos, mangos de vajilla, envoltorios, púas de guitarra e instrumentos musicales, entre otros.

Origen del plástico.

Con el objetivo de sustituir el marfil, que era el material con el que se fabricaban las bolas de billar, John Hyatt disolvió celulosa en etano (hidrocarburo saturado) y alcanfor (terpenoide que se puede hallar en la madera del árbol alcanforero Cinnamomun Amphora). Así, logró sintetizar el derivado, al que denominó celuloide.

Bolas de billar, plástico, marfil.
Originalmente, las bolas de billar eran de marfil.

En sus principios, el plástico era comúnmente utilizado como soporte de película fotográfica, pero al cabo de unos años culminó por reemplazarse, por el carácter inflamable del material.

Propiedades del plástico.

El plástico es un polímero de estructura macromolecular, fácilmente moldeable bajo ciertas condiciones de presión y temperatura. Su costo de producción es bajo, eso lo vuelve un material económico.

Su densidad es muy baja, no es corrosivo y puede ser utilizado como aislante térmico (en bajas temperaturas), acústico y eléctrico.

Carpa, campamentos, camping, aislante plástico.
Gracias a sus propiedades aislantes, suelen usarse capas en forma de tiras de plástico para evitar el frío y la humedad en campamentos.

Una gran desventaja es que la gran mayoría no son biodegradables, ni reciclables y eso vuelve al plástico un material con una gran potencia de contaminación.

Clasificación del plástico.

Según su origen, a los plásticos se los puede clasificar en:

  • Naturales: los que provienen de materia prima vegetal, como la celulosa.
  • Sintéticos: los que se elaboran a partir de compuestos derivados del petróleo, carbón o gas natural (actualmente un gran porcentaje del plástico que se comercializa es fabricado a partir del petróleo).
Petróleo, petrolera, refinería, plástico
Gran parte de los plásticos que conocemos derivan del petróleo, que se extrae y se refina.

En función de si sus propiedades se modifican frente a distintas condiciones de temperatura o no, además, los plásticos pueden diferenciarse así:

  • Termoplásticos: son aquellos que, al enfrentarse a altas temperaturas, se conviertan en un material moldeable y, además, luego de enfriarse, conserven la forma deseada. En caso de requerirlo, pueden volver a fundirse. Un ejemplo de esto puede ser el polietileno.
  • Termoestables: son los que, una vez que se han enfriado y solidificado, no podrán volver a someterse a altas temperaturas. Por ejemplo, la resina epoxi.
  • Elastómeros: son los materiales que, sometidos a temperatura ambiente y con la aplicación de una fuerza determinada, permiten que se los deforme, como el caucho natural.

Por otro lado, según su estructura molecular, podremos dividir a los plásticos en:

  • Amorfos: por estar formados por moléculas desordenadas estructuralmente son transparentes.
  • Semicristalinos: a pesar de tener un orden en su estructura, también se encuentran algunas áreas amorfas, provocando que la luz no atraviese el material.

Tipos de plástico y contaminación.

Hay diversos tipos de plástico. Cada uno suele obtenerse a partir de procesos distintos, y además se fabrica con diversas intenciones de uso. Además, cada uno de ellos contamina en mayor o menor medida.

Contaminación, tierra, plástico
La contaminación es peligrosa para todos los seres vivos que habitan la Tierra, incluidos los seres humanos.

Aquí enumeraremos algunos:

  • PVC (polivinilo de cloruro): se obtiene a partir de un proceso petroquímico y de polimerización. Es utilizado para la fabricación de materiales de construcción (si son rígidos) como tuberías, cielorrasos y puertas; o para pavimentos, paquetes de alimentos y botellas (si son flexibles). Además, funciona muy bien como aislante térmico y eléctrico. Al tener un alto grado de resistencia, tienen una vida útil prolongada (se calculan en promedio más de 90 años). Si bien el PVC es un plástico que puede ser reciclado, genera el 5% de los residuos plásticos y se posiciona en el nivel 3 según su facilidad de reciclaje.
  • PET (politereftalato de etileno): es un polímero poliéster, resultante de la policondensación entre el etanodiol y el ácido tereftálico. Se estima que forma parte del 11% de los residuos plásticos a nivel mundial. Como tiene un grado de cristalinidad alto, es un material no biodegradable. Aún así, sí puede degradarse valiéndose de procesos químicos. El PET se utiliza para la producción de botellas aptas para bebidas, envases de alimentos e higiene personal, entre otros productos de consumo. A pesar de no ser biodegradable, a partir de su reciclado se obtienen nuevamente botellas y textiles de diversos tipos. Dentro de sus propiedades se destacan su transparencia, liviandad, la resistencia al desgaste y corrosión, y su buen funcionamiento como barrera ante gases, dióxido de carbono y humedad.
  • PS (poliestireno): es un plástico que se obtiene como resultado de la polimerización del hidrocarburo estireno. Existen diversos tipos de poliestireno: el de Uso General o de Cristal, obtenido a partir del poliestireno cristal y empleado entre otras cosas para suelos (también lo encontramos en al producción de espumas rígidas como el Telgopor), este material no es reciclable, pero suele ser reutilizado con diversos fines, lo que reduce su contaminación en el medioambiente; el de alto impacto, utilizado como materia prima para la fabricación de diversos objetos domésticos y no domésticos, desde televisores hasta puertas; y el Expandible, que se obtiene incorporando un agente de expansión a esferas chicas de poliestireno, algo que, sumado a incorporar altas temperaturas, incrementa el tamaño y reduce su densidad, generando que, además de mecánico e inocuo, el material sea ligero y aislante. También es ideal para envases, construcción, agricultura, salud, electrónica y otras áreas de producción.
  • HDPE (polietileno de alta densidad): al igual que el polipropileno, es un polímero termoplástico. Tiene una gran resistencia, tanto química como térmica, y también a impactos. Además, es de ligera densidad. Gracias a sus propiedades, es empleado para la fabricación de envases tetrabrik, productos de higiene personal y de limpieza. Si bien no es biodegradable, es un producto apto para el reciclaje.
  • LDPE (polietileno de baja densidad): de la familia de los polímeros olefínicos, es un plástico utilizado para la producción de bolsas, que pueden ser para alimentos, basura, papel film y botellas. Al reciclarse, puede emplearse para otros usos, como macetas o membranas. Presenta el porcentaje de residuos plásticos más alto, de un 20%.
  • PP (polipropileno): el polipropileno es un polímero termoplástico, de cristalinidad parcial, obtenido a partir del propeno. Es el plástico más utilizado tanto para la construcción como para la industria automotriz. También es materia prima de tuppers, sorbetes, diversos textiles, y hasta pañales. Ocupa el 19% de los residuos plásticos a nivel mundial, y contiene una cantidad importante de sustancias tóxicas, como lo es el ftalato. Una vez reciclado, puede utilizarse para la fabricación de baldes, mangueras para jardinería, sillas, etc.

Bioplásticos.

Los bioplásticos o plásticos biodegradables, a diferencia del plástico convencional, derivan de productos vegetales como lo son la fécula de maíz, restos de fruta, aceite de soja, y legumbres.

Compost, reciclaje, bioplástico, contaminación
Gracias al reciclaje, los desechos vuelven a ser materia prima y se evita usar más recursos que los necesarios para la producción.

Una gran ventaja es que emite hasta 3,2 toneladas menos de dióxido de carbono que los plásticos derivados del petróleo. Además, pueden ser compostados de distintas maneras: ya sea por compostaje industrial o de forma casera, y puede compostarse sobre el suelo a través del vermicompostaje.

Existen distintos tipos de bioplásticos:

  • Los de origen sintético, como el succinato de polibutileno, la polietersulfona y el almidón termoplástico.
  • Los de origen biológico, como el ácido poliláctico, los bioplásticos basados en almidón, y los basados en celulosa.

Citar este artículo

Krause, G. (23 de noviembre de 2022). Definición de plástico. Origen, propiedades, tipos, bioplásticos. Definicion.com. https://definicion.com/plastico/