El término turismo hace referencia, por un lado, al hecho de viajar, conocer otro lugar, visitar y recorrer sitios de modo placentero, temporario y recreativo. Eso es lo que comúnmente llamamos “hacer turismo”.

En esta misma línea se desprende una definición más amplia, vinculada a la anterior: el turismo como fenómeno social y actividad económica. Este sentido tiene en cuenta no sólo el traslado de personas con fines turísticos, sino, además, todas las acciones, relaciones, servicios y recursos económicos vinculados a dicho desplazamiento.

El turismo suele ser una actividad muy importante en la economía de las distintas naciones, que también impacta en el desarrollo social y cultural. Algunos efectos que trae aparejado este fenómeno en su sentido amplio es la mejora de infraestructura (mantenimiento de sitios y edificios turísticos, construcción de hoteles, restaurantes, etc.), la modernización del transporte, la inversión en localidades y regiones turísticas, el incremento de divisas y el impulso al empleo, a los trabajadores, las trabajadoras y la comunidad local en general, entre otras.

Social y culturalmente, el intercambio con gente de múltiples países y diversas culturas resulta sumamente enriquecedor. Supone una gran incentivo y valoración de las tradiciones y productos locales, las costumbres, la gastronomía y los paisajes.

No sería exagerado decir, incluso, que el turismo y el intercambio cultural resultante contribuyen fuertemente a la construcción de vínculos pacíficos y de tolerancia entre los seres humanos de distintas partes del mundo.

La ONU y la Organización Mundial del Turismo (OMT) incluyen algunos puntos importantes en la definición del concepto:

  • Se trata de las acciones que las personas realizan cuando viajan y permanecen temporalmente en sitios ajenos al que habitan cotidianamente.
  • Para ser considerado turismo, la duración del viaje en su conjunto debe ser menor a un año.
  • El objetivo del desplazamiento con fines turísticos suele ser el descanso, el ocio, el mero disfrute, aunque también podría tratarse de un viaje de negocios.
  • Quedan excluidas de esta definición las actividades remuneradas desarrolladas en el sitio que se visita.

Aquellos que viajan y hacen turismo son denominados turistas, en el caso de que pernocten en el sitio visitado, o excursionistas, si la visita ocurre solamente durante el día, es decir, si se trata de una excursión aislada. A su vez, los y las turistas pueden desplazarse dentro de su propio país (turismo doméstico) o fuera del mismo (turismo internacional).

Turista recorriendo en tren.
Las personas que viajan con fines turísticos pueden ser consideradas turistas o excursionistas.

Origen etimológico.

Etimológicamente, el término turismo procede del inglés tourism, que se desprende del concepto tour («vuelta«, “turno”). Hay quienes indican que, a su vez, este último deviene del sajón antiguo torn, lexema que hacía referencia a los campesinos que viajaban en torno a un punto central. Pero otras voces indican que su origen se halla en el inglés medieval, adaptado del francés tour, que puede traducirse como vuelta o giro. Según esta visión, la raíz de todo está en el latín torno (“tornear”, “dar vueltas en torno”), devenido de un vocablo griego que aludía al torno del carpintero. En síntesis, vemos que el común denominador es el sentido de girar o voltear.

Por otra parte, la noción touriste se utilizaba en Francia en el siglo XIX, un poco despectivamente, para definir a las personas consideradas snobs, que tenían dinero y podían darse el lujo de viajar al mejor estilo de las giras de estudio de jóvenes aristócratas. Claro que estos touristes se desplazaban únicamente por placer –no estudiaban nada– y luego se ufanaban de haber estado en tal o cual lugar.

Praga, destino turístico por excelencia.
En un año, un destino turístico como la ciudad de Praga puede llegar a recibir más de diez millones de turistas.

El turismo como actividad económica.

Se dice que la veta comercial del turismo surge en el año 1841 de la mano del empresario británico Thomas Cook, a quien se le atribuye ser el pionero en la coordinación de un viaje con fines turísticos. Una década más tarde, Cook funda su agencia de viajes bajo el nombre de Thomas Cook & Son, también considerada como la primera de estas características, la cual obtuvo un gran reconocimiento internacional.

En tanto actividad económica, el turismo puede analizarse desde distintos puntos de vista.

Por un lado, la oferta turística tiene que ver con todas las cuestiones que se desprenden del hecho de satisfacer el consumo de los viajeros. Tal es el caso del hospedaje, los servicios gastronómicos, culturales y recreativos, el transporte, las agencias y operadores que organizan itinerarios y excursiones, etc.

Por otra parte, la demanda turística es definida de acuerdo a las características personales y socioeconómicas de los viajeros, los lugares que visitan, los medios de transporte que usan, dónde se alojan, el tiempo que dura su estadía, las causas que los motivan a realizar el viaje, los paseos, las visitas culturales y actividades en general desarrolladas en el destino elegido. Además, se tiene en cuenta el impacto económico que genera todo esto.

Tanto el turismo internacional como el interno supone una importante fuente de ingresos para los países, de modo directo e indirecto. En el primer caso, hablamos del pago efectuado directamente por todos los servicios y productos (agencia, hospedaje, gastronomía, actividades culturales y recreativas, productos artesanales, transporte, telecomunicaciones, etc.). Pero también se obtienen ingresos de modo indirecto, ya que los ingresos directos repercuten en ramas del fenómeno turístico que se concatenan unas con otras: remuneraciones a proveedores, aumento de puestos de trabajo y del poder adquisitivo del personal vinculado a dichas tareas y de todos los sectores asociados.

El agroturismo se da en un entorno natural.
El agroturismo propicia la conexión con la naturaleza y el disfrute en un entorno rural.

Algunos tipos de turismo.

Existen tantos tipos de turismo como actividades y motivaciones que las y los viajantes puedan tener. A modo de ejemplo, podemos mencionar:

  • Agroturismo: Esta clase de actividad, también conocida como turismo rural, es muy particular y para nada masiva. Tiene que ver con actividades llevadas a cabo en un entorno rural que propicia la conexión con la naturaleza, el respeto por el medio ambiente, el trabajo de la tierra y el disfrute de la vida en el campo y los recursos naturales del lugar en cuestión.
  • Ecoturismo: También llamado turismo ecológico, se vincula al caso anterior, pero hace especial hincapié en la preservación de la naturaleza y el disfrute de la misma, el respeto de la fauna y la flora y la adquisición de conocimientos al respecto. Se trata de un viaje de placer en un entorno natural y con actividades alineadas, tales como el buceo, el senderismo en un contexto salvaje y el avistamiento de aves, entre tantas otras. El objetivo fundamental de este tipo de turismo es que las viajeras y los viajeros tomen conciencia de los efectos que tiene su accionar en el medio ambiente. La idea es que busquen experiencias más armoniosas en este sentido, favoreciendo el equilibrio natural, la reducción del impacto ambiental, la responsabilidad en el uso de recursos naturales y el respeto por el entorno local que las y los recibe.
  • Turismo solidario: En este caso, al placer de la travesía se suma la colaboración concreta con el desarrollo del lugar visitado, muchas veces participando de proyectos sociales llevados a cabo en la zona. Suelen tratarse de tours organizados en grupos, vinculados a una ONG, local o internacional, orientada al mejoramiento de la salud, la educación, el desarrollo de la infancia o la soberanía alimentaria.

Citar este artículo

Lehrer, L. (23 de marzo de 2022). Definición de turismo. Características, clasificación y el turismo como actividad económica. Definicion.com. https://definicion.com/turismo/