El vocablo demanda tiene raíces latinas y refiere “solicitud”, la misma que supone una cierta exigencia para que se cumpla debidamente con un derecho. Está compuesto por dos elementos:

  • El prefijo de- que da idea de dirección (de arriba hacia abajo).
  • La palabra latina manus que se traduce como “mano”.
  • El término latino dare que significa “dar”.

Etimológicamente, encuentra su raíz primaria en el verbo activo transitivo “demandar”.

Asimismo, demanda es un sustantivo femenino que no solo define una solicitud o pedido sino que también hace alusión a una súplica, a una instancia de ruego o de petición. Sin embargo, se la emplea en situaciones de exigencia.

A quien realiza una demanda se lo denomina “demandante”, puesto que es el sujeto que solicita o pide algo o el cumplimiento de aquello que fue pactado. Del mismo modo, demanda se aplica en el campo de la religión cuando, en un santuario, se pide asistencia o ayuda a una imagen o escultura religiosa.

demanda divorcio
La demanda de divorcio supone romper la relación matrimonial.

Al ser la demanda una solicitud, se la entiende además como una interrogación que se hace con el propósito de recibir una respuesta o argumento válido y ágil.

Para qué sirve una demanda.

Una demanda sirve para solicitar algo, sobre todo para que se cumpla aquello que fue pactado y que, por diversos motivos, no se está haciendo. Por lo tanto, el demandante solicita al demandado que responda con responsabilidad, para que este último haga su parte.

En este sentido, existen dos áreas en las cuales las demandas suelen ser más recurrentes o tomar más valor. Nos referimos a los campos de:

  • Economía
  • Derecho

Veremos cómo es que se aplica el término demanda en cada uno de estos espacios.

Demanda en economía.

La demanda en economía (como en todos los demás casos que veremos), refiere a una solicitud cuyo propósito es adquirir algo. Precisamente, en este ámbito alude al total de un bien o servicio que un sujeto (o un grupo de gente) desea tener.

En este sentido, demanda incluye a una gran cantidad de bienes y servicios, los mismos que pueden encontrarse en el mercado a un valor (precio) determinado. Es fundamental destacar que esta amplia gama de bienes y servicios puede ser adquirida ya sea por un individuo en particular o por una gran masa de personas.

En este caso, la demanda refiere al conjunto de consumidores de un lugar concreto que solicita el consumo de ciertos bienes o servicios, para satisfacer las necesidades o deseos que tengan en lo inmediato o mediato.

Lista de algunos bienes y servicios más demandados:

  1. Alimentación
  2. Transporte
  3. Educación
  4. Farmacia
  5. Entretenimiento

Para lograr responder a la gran cantidad de demanda que realizan los demandantes (consumidores), la economía estudia la manera de hacer más eficiente la asignación de recursos. En este sentido, es crucial indicar que los recursos siempre son limitados, mientras que las necesidades de los demandantes son ilimitadas.

Dentro de la economía, lo contrario a demanda es la oferta, es decir, lo que el mercado está dispuesto a ofrecer a la venta. Por ello, el concepto de demanda siempre se analiza a partir de la noción de oferta. Este análisis conjunto permite definir la cantidad de servicios producidos y de bienes existentes para definir su valor y lanzarlos al mercado.

demanda consumo
En economía existe la relación entre la demanda y la oferta.

Demanda en derecho.

En derecho, una demanda refiere a un acto procesal, el cual se inicia contra una persona humana o jurídica. Esta demanda es igual que decir que se comienza un litigio o un pleito judicial. Para llevarla a cabo es necesario la existencia de ciertos roles como, por ejemplo, un abogado por cada parte y las partes involucradas, es decir, el demandante y el demandado.

Se la denomina demanda judicial. Refiere a una acción a partir de la cual la persona que considera que sus derechos se han visto vulnerados comienza una demanda contra aquel sujeto que los vulneró. Esto se realiza a través de las autoridades correspondientes y es un acto que da pie a un acontecimiento judicial.

Toda demanda, dentro de esta área, se da por finalizada una vez que el juez o el tribunal a cargo del caso lleva a cabo su pronunciamiento.

Es fundamental destacar que todo ciudadano tiene el mismo derecho de iniciar este tipo de procedimiento judicial en caso de que exista una vulneración de derechos. Sin embargo, debe constar la posibilidad de que puede representarse a sí mismo o si necesitará de un profesional del derecho.

Requisitos de una demanda

  • Tener fundamentos.
  • Contar con normas legales que apoyen la petición.
  • Determinar los datos del demandante y del demandado.
  • Detallar los hechos que provocan la demanda.
  • Aclarar los fundamentos de derecho en los cuales se basa la petición.
  • Escribir la petición.
  • Establecer el órgano judicial.
  • Fijar los datos del procurador asignado y del abogado interviniente.

Puede ocurrir que el demandante necesite presentar su solicitud con urgencia. Es decir, la persona damnificada cuenta con otros recursos que aceleran o, mejor dicho, abrevian el proceso judicial para lograr respuestas o requerimientos más ágiles. A los mismos se los denomina gestiones extrajudiciales. Pueden presentarse, por ejemplo, en situaciones de tensión laboral.

demanda laboral
La demanda laboral surge cuando se produce un inconveniente entre la relación de empleado y empleador.

Clasificación de la demanda.

  • Demanda de divorcio: supone poner fin a una relación matrimonial. Para concretarse, uno de los requisitos es que hayan transcurrido al menos tres meses desde el momento en que se desarrolló la celebración matrimonial. El divorcio puede ser por mutuo acuerdo o contencioso. Es decir, cuando hay acuerdo de las partes, en el primer caso; y, cuando no hay un acuerdo o consenso, en el segundo.
  • Demanda de alimentos: se trata de una obligación que una persona debe tener en relación con sus hijos o hijas. En este sentido, es la solicitud a que se cumpla con el financiamiento de alimentos, educación, salud, vivienda, vestuario y demás gastos que un descendiente pudiera necesitar.
  • Demanda laboral: se trata de una petición o solicitud que inicia un colaborador cuando este considera que sus derechos laborales se han visto vulnerados. En este caso, demanda a su empleador. Puede ocurrir por el cumplimiento de alguna cláusula pactada en el contrato de trabajo, por un despido injustificado, por incumplimiento en el pago de salarios, por explotación laboral y jornadas de trabajo excesivas, etc. De un tiempo a esta parte, la demanda laboral también incluye los casos de acoso, discriminación y de reparto de utilidades. En este último caso, ocurre siempre y cuando se haya establecido que el colaborador o colaboradora recibiría parte de las utilidades de la empresa. En tanto ocurre un accidente de trabajo, también se aplica la demanda laboral cuando el trabajador ha visto perjudicada su salud, ya sea por una lesión orgánica, por algún tipo de perturbación funcional o, en casos más extremos y graves, la muerte. Si la compañía o el empleador no cumple con la indemnización, el colaborador o su familia puede iniciar un proceso judicial para solicitar el dinero correspondiente.
  • Demanda elástica (economía): tipo de demanda que hace referencia a la variación del precio de un bien o de un servicio, según aumenta en una mayor proporción.
  • Demanda inelástica (economía): se produce cuando, ante una variación del valor de un servicio o de un bien determinado, la demanda del mismo se resuelve en una menor proporción.

Citar este artículo

Navicelli, V. (9 de septiembre de 2022). Definición de demanda. Para qué sirve y clasificación de demanda. Definicion.com. https://definicion.com/demanda/