Obligación es una palabra que deriva del latín obligatio y refiere a la acción o efecto de cumplir algo. Asimismo, aquello que se cumple puede tratarse de algo impuesto, prometido o debido. Está formado por tres componentes léxicos:

  • El prefijo ob- que significa enfrentamiento, oposición.
  • Ligare, que quiere decir atar.
  • El sufijo -ción, que hace alusión a efecto, acción.

Asimismo, el prefijo ob- es entendido como el efecto de «llevar hacia adelante algo». Por lo que, podemos entender esta palabra como una acción impuesta que se debe cumplir y respetar.

A partir de ello, podemos deducir que obligación es un vocablo con el cual se hace mención a un tipo de “hacer”. Es decir, un sujeto hace algo en forma forzada o impuesta. Ya sea que se trate de un rol o tarea específica o que sea encomendado por otro sujeto que, por diversas razones, se encuentra por encima de quien está obligado a actuar.

La obligación puede tener muchos propósitos, sin embargo, los dos más importantes son:

  • Imposición legal.
  • Exigencia moral.

Si entendemos al vocablo obligación como un “hacer”, es decir, como una acción impuesta; también podemos afirmar que hace alusión a un “no hacer”. Es decir, se trata de una orden, de una solicitud a partir de la cual se debe actuar de una manera determinada. Y, la no acción, puede ser una estrategia de intervención intencional, pues se trata de una abstención. Esta última puede ser impuesta por una normativa o por un superior dentro de una escala de jerarquía.

obligación derecho
Dentro del derecho existe una rama que estudia las relaciones jurídicas.

Obligación en derecho.

Dentro del campo del derecho encontramos una rama denominada derecho de las obligaciones, una parte del derecho civil que estudia las relaciones jurídicas. Básicamente, se centra de un tipo de rama específica en la que se analiza el intercambio de bienes y servicios entre los sujetos.

Para este campo, una obligación supone la existencia de dos roles o posiciones, las cuales actúan en contraposición o enfrentamiento. A saber:

  • Una parte que obliga.
  • Una parte que es obligada.

Este tipo de obligación supone una intervención en la que una persona u organización reclama a otro, el cumplimiento de algo acordado, es decir, de una conducta esperada. Entonces, decimos que es obligado a actuar.

Asimismo, el derecho de obligaciones supone una regulación de contratos, presencia de figuras contractuales, existencia de cuasicontratos y una responsabilidad civil.

Para el derecho, la obligación jurídica, es un tipo de relación entre dos partes, a partir de la cual, una es denominada “deudora” y la otra “acreedora”. En este vínculo, la primera está comprometida con la segunda. Es importante destacar que pueden existir más sujetos en cada parte. Pero, además, en esta relación existen otros elementos como los que mencionaremos a continuación:

  • Objeto: Prestación que el deudor está obligado a cumplir. Esta dependerá de la conducta que se le solicite, es decir, hacer, no hacer o dar.
  • Contenido: Tipo de relación o vínculo entre el acreedor y el deudor.  

Obligación cívica.

La obligación cívica refiere a la conducta de un buen ciudadano, entendido como aquel sujeto que forma parte de una sociedad y al cual se lo ha formado en valores y responsabilidades para comportarse como tal. Es decir, una persona capaz de actuar de acuerdo con las normas existentes y vigentes de un territorio en particular.

Entonces, esta obligación refiere al cumplimiento de pautas establecidas para que sea posible la vida social, ya sea entre las personas como entre las instituciones u organizaciones. Asimismo, cumplir con el deber cívico está relacionado con el ejercicio de votar, pues, el sufragio, es el mecanismo a partir del cual la población manifiesta su postura democrática.

La obligación cívica es brindada a través del sistema educativo, ámbito en el cual los niños y las niñas reciben los valores necesarios para actuar como buenos ciudadanos. Se refuerzan temas como los derechos humanos y las conductas éticas, así como la dignidad de las personas, la igualdad, el respeto a la diversidad, las libertades, pero, también, las responsabilidades individuales.

Luego, se profundizan temas vinculados con el poder, los derechos y obligaciones de los Estados. En esta etapa de instrucción, también se habla de los derechos y obligaciones de la ciudadanía; momento en el cual se habla de una verdadera construcción cívica cultural.

obligación moral
Las personas actúan de acuerdo a normas establecidas.

Obligación moral.

La obligación moral está relacionada con un orden de la razón. Es decir, una idea impuesta a partir de la cual se debe cumplir con el bien y, muchas veces, con el buen hacer. Básicamente, refiere a la buena voluntad de un individuo de actuar de acuerdo con lo que es considerado correcto. Este concepto de buena voluntad se relaciona con una orden imperativa, es decir, con una obligación.

Es un principio a partir del cual se espera que los individuos actúen de manera correcta. Este modo de actuar es percibido como una ley universal que aplica para todos los sujetos.

Asimismo, la obligación moral está vista como una exigencia que domina la voluntad libre de actuar como se desea, y hacerlo según se debe. Es un tipo de obligación que proviene de una fuerza mayor que, muchas veces, no podemos explicar, pero que se manifiesta a la hora de actuar (o querer actuar) de determinada manera.

Obligación religiosa.

La obligación religiosa puede ser vista como un tipo de obligación moral en el sentido que hay una fuerza mayor que marca el camino de la acción de los fieles. Esta orden es impuesta por un tipo de autoridad y parte de un vínculo o relación estrecha entre un individuo o grupo de individuos y una institución religiosa. En este lazo entre ambas partes, el sujeto siente que debe cumplir con el mandato de hacer o de abstenerse a hacer una cosa.

Este pedido o mandato supone una responsabilidad moral por parte del sujeto que debe actuar de acuerdo con lo establecido y, sobre todo, con compromiso. Si bien no existe un código o un castigo por una falta cometida, sí existe un peso mayor que es el moral. Básicamente, porque se trata de una fuerza que actúa en la conciencia de las personas y, también, en sus creencias espirituales.

obligación personal
Cada sujeto tiene la obligación de actuar de acuerdo a sus principios morales y éticos.

Obligación personal.

Las obligaciones personales tienen que ver las imposiciones o deberes que las personas aplican a sí mismas. Por ejemplo, un estudiante que asume la responsabilidad de encarar una carrera universitaria. Es esa persona la que deberá cumplir con sus tareas y todo aquello que sea esperable para completar las obligaciones académicas y así, poder titularse.

Entonces, entendemos obligación como un compromiso personal, pero también es social, pues ese sujeto (el del ejemplo recientemente mencionado) actuará con los mismos valores en su praxis diaria.

Podemos resumir que, obligación, es una palabra que supone ciertos valores como:

  • Compromiso
  • Moral
  • Responsabilidad
  • Deberes

Pero, estos valores suponen ser respetados y aplicados por todos. Es decir, tanto sujetos individuales como los Estados y las instituciones u organizaciones responden a ciertas obligaciones, las mismas que los hacen actuar con seriedad y respeto hacia los demás.

Generalmente, una responsabilidad responderá a un tipo de ley. Esta puede ser una normativa propiamente dicha, pero también un mandato de otro tipo. Lo cierto es que, obligación supone cumplir con un deber, independientemente de que se quiera hacer o no, pues es una orden que recae sobre los hombros de quien debe actuar.

Citar este artículo

Navicelli, V. (9 de mayo de 2022). Definición de obligación. En derecho, cívica, moral, religiosa y personal. Definicion.com. https://definicion.com/obligacion/