Con el nombre de ergonomía se conoce al estudio para conocer cómo adaptar máquinas, instrumentos, utensilios y muebles a las personas que van a utilizarlo. Esto permite no solo una optimización en el uso de ese elemento u objeto, sino que permite a la persona trabajar con mayor comodidad y seguridad para sí misma.

El concepto proviene del griego ἔργον, érgon, que significa trabajo, y nomia, que significa ley, regla o ciencia. De este modo, una traducción posible es ciencia del trabajo.

Historia.

La historia del término ergonomía nos lleva hasta el siglo XIX, más precisamente, hasta 1857. Woitej Yastembowsky (también escrito como Wojciech Jastrzebowski) fue un biólogo y naturalista de Varsovia, Polonia nacido en 1799 y fallecido hacia 1882. Es conocido por su tratado llamado Compendio de ergonomía o la ciencia del trabajo basada en verdades tomadas de la naturaleza. En él, señala cuáles son las dos maneras en que hay que concebir el trabajo (para alcanzar la felicidad en él, de acuerdo con su teoría):

  • por una parte, el trabajo como aquello eficaz
  • por otra parte, el trabajo como aquello perjudicial
Salud física y mental
La ergonomía contribuye con la mejora en el desempeño y también en la salud de quien trabaja.

El trabajo perjudicial será, entonces, aquel que afecte tanto la salud como el cuerpo de quienes utilizan una u otra herramienta. Esto implica tener herramientas no adaptadas al cuerpo de la persona, maquinaria cuyo peso exceda la posibilidades de quien la emplea, u objetos cuyo riesgo de vida para quien trabaja sea alto.

Mientras más se disminuyan estos riesgos, tanto mayor será el aumento del trabajo eficaz; esto también le permitiría al trabajador desempeñarse en sus actividades con mayor facilidad y comodidad con el paso del tiempo.

Sin embargo, no es Yastembowsky el primero en aludir a esta adaptación de la maquinaria al trabajador: ya hacia 1530 se encontraron estudios relacionados con la psicología que señalan la importancia de adecuar los objetos a quien los emplea, para aumentar la eficacia y también la seguridad humana.

El término que Yastembowsky propone comienza a tomar popularidad casi 100 años después, el 12 de julio 1949, cuando ya había alrededor de 300 años de una extensa literatura que analizaba los dolores y afecciones físicas que ocurrían con frecuencia en algunos trabajos.

Este día se da inicio oficial al primer grupo de especialistas en problemas laborales provenientes de distintas disciplinas, encabezados por Hywel Murrell (1908-1984), un psicólogo. Murrell es el fundador del Ergonomics Research Society (en español, Instituto Privado de Ergonomía y Factores Humanos), y allí vuelve a popularizarse el término de ergonomía.

Características.

La ergonomía puede clasificarse como el conjunto de saberes y conocimientos orientados a adecuar productos y herramientas a las capacidades psicofísicas de las personas. Por este motivo, intervienen diferentes factores en la búsqueda de un diseño ergonómico adecuado, como la persona (o las personas) que lo va a utilizar y el contexto o ambiente en el que se emplea. 

Dolor físico
Es posible prevenir el dolor físico en el trabajo con la adaptación adecuada de la maquinaria.

A partir de este cruce entre la máquina y el aspecto motriz y psicológico, quienes intervienen en esta disciplina son profesionales de múltiples disciplinas:

  • del diseño industrial
  • de la ingeniería
  • de la psicología
  • de la salud (medicina, enfermería, fisioterapia, kinesiología)
  • de la psicología
  • de la arquitectura

Gracias a este trabajo en conjunto, es posible optimizar la experiencia de las personas, y cuidar su salud, su cuerpo y su mente mientras desempeñan las tareas que les corresponden.

Las aplicaciones que puede tener la ergonomía son múltiples, y sus manifestaciones están pensadas para poder satisfacer las necesidades de la persona en cada momento:

  • Se tiene en cuenta si la persona necesita permanecer sentada mucho tiempo, o si debe estar parada por muchas horas.
  • Se considera, también, si esa persona debe descansar (por pocas o muchas horas), si tiene un alto desgaste físico y energético o si es un instrumento de muy poco uso.
  • Se debe tener en mente, también, procurar hacer que el ambiente de uso de ese elemento (laboral, doméstico) sea el más cómodo y agradable posible para la persona, en tanto en cuanto eso también interfiere con su salud mental.

Finalmente, la ergonomía también permite que, al atender a estas necesidades particulares y a la comodidad, se puedan construir instrumentos de mucha mejor calidad y duración. Un elemento incómodo, molesto o pesado no solo puede ser abandonado o mal utilizado, sino que aumenta el riesgo de que pueda ser roto, y aumenta el riesgo de accidentes.

Tipos.

Se considera que la ergonomía tiene tres grandes ramas con estudios y objetivos específicos:

Ergonomía ambiental.

Ambiente de trabajo
El ambiente de trabajo debe cumplir con las condiciones de visibilidad y seguridad adecuadas.

La ergonomía ambiental analiza el impacto del ambiente (es decir, el entorno y el contexto) en el desempeño de actividades con uno y otro elemento. Se tienen en cuenta diferentes aspectos:

  • La acústica, y que los elementos traten de hacer el menor ruido posible siempre que no altere su diseño.
  • La forma en que los distintos puestos de trabajo se distribuyen en un determinado espacio.
  • El nivel de visibilidad del trabajador (que es determinado tanto por una vista cómoda del espacio como de la iluminación del lugar)

También, aquí se tienen en cuenta el impacto que la temperatura tiene sobre el ambiente laboral. Por lo general, se contemplan niveles de temperatura y de humedad en función del tipo de trabajo. Esto significa que no son iguales las condiciones laborales en un ambiente de oficina (con algunas comodidad como calefacción o aires acondicionados) que en una obra en construcción, por ejemplo, o en una fábrica, donde la exposición a altas temperaturas es mayor.

Ergonomía física.

La ergonomía física es, probablemente, la forma más conocida en que esta disciplina se manifiesta. Se vincula con adecuar la construcción del objeto a la anatomía

Esto es fundamental para el trabajo ya que ayuda a prevenir lesiones físicas, enfermedades a corto o largo plazo y posturas poco saludables en las personas. 

Esta área contempla la comodidad física, fundamentalmente, y es vital para evitar esfuerzos innecesarios en la persona. Un ejemplo es el diseño de sillas para quienes deben permanecer mucho tiempo sentados: 

  • El uso de apoyabrazos ayuda a relajar los músculos de los brazos y los codos;
  • La relación entre el alto de la silla debe adecuarse a la correcta altura entre los ojos y la pantalla con que se trabaja, para no forzar los músculos del cuello y provocar molestias.
  • La altura de la silla y los pies en relación con el suelo también es importante: debemos poder tocar el suelo de forma cómoda. Se recomienda, también, cambiar de postura cada cierta cantidad de minutos, para relajar las piernas y, cuando sea posible, caminar y estirarlas.

Ergonomía mental.

La ergonomía mental es aquella orientada a disminuir la carga cognitiva del trabajador a lo largo de su jornada. Esto puede generar graves problemas de salud si no son contemplados, como el agotamiento (por el estrés de estar frente a tareas repetitivas), tensiones físicas, una constante sensación de monotonía y, en otros casos, depresión.

Otro ejemplo de desgaste es el burn out, que puede manifestarse como una apatía hacia las actividades que realiza y su entorno humano.

Ergonomía mental
La ergonomía mental procura cuidar la salud cognitiva de quienes trabajan.

Desde esta área de la ergonomía se pone el foco en tratar de mantener hábitos saludables fuera y dentro del trabajo:

  • Tomar los descansos adecuados
  • Alimentarse de forma adecuada
  • Tomar agua a lo largo del día
  • Tratar de practicar actividad física, al menos algunos días de la semana
  • Descansar de forma adecuada (siete u ocho horas de noche, o con una siesta durante las tardes)

Aquí también es importante poder poner distancia entre el ambiente de trabajo y los demás aspectos de la vida, a fin de prevenir que los problemas laborales se filtren en la vida cotidiana del hogar.

Utilidad e importancia.

Gracias a la ergonomía, se ponen en relación dos elementos: la parte humana y el uso de tecnología (más o menos rudimentaria). La adaptación de estos elementos tiene un estrecho vínculo con el trabajo diario: las personas pasan muchas horas, en ocasiones, frente a (o con) sus objetos de trabajo.

La comodidad, la prevención de lesiones y/o enfermedades, la seguridad personal y la reducción de molestias en el cuerpo son esenciales, y fundamentales, para una adecuada construcción de herramientas, máquinas y utensilios de trabajo.

Es importante que quienes diseñan estos productos tengan en cuenta a aquellos y aquellas que lo van a utilizar:

  • altura
  • material
  • composición
  • peso
  • facilidad de uso
  • iluminación

Estos son algunos de los elementos fundamentales para tener en cuenta para un buen diseño final.

Citar este artículo

Fernández, A. M. (6 de enero de 2023). Definición de ergonomía. Historia, usos y tipos. Definicion.com. https://definicion.com/ergonomia/