Alcohol es un préstamo tomado del árabe andalusí al-kuhúl, cuyo significado es “el sutil” y se refería al tipo de “antimonio empleado por mujeres orientales para ennegrecerse los ojos”. Es decir, un elemento químico que empleado como cosmético para pintar los ojos.  

Con el paso del tiempo, este término se generalizó y tomó otro rumbo, puesto que los alquimistas medievales, lo tomaron para hacer mención a todo tipo de esencia obtenida a partir de la trituración, destilación o disolución. 

Posteriormente, el término cobraría el sentido con el que hoy lo conocemos, es decir, como un líquido derivado de un compuesto químico. Así fue como lo planteó el alquimista suizo Teofrasto Paracelso, en el siglo XVI, cuando habló del etano que se extraía del vino a través del proceso de destilación.   

Desde el punto de vista químico, el alcohol es un compuesto orgánico y, como tal, podemos decir que existen diferentes tipos de alcoholes. Sin embargo, esta sustancia química, la podemos encontrar en bebidas (cerveza, licor, vino), pero, también, está presente en fórmulas médicas, de higiene y de limpieza.  

Cada tipo de alcohol tendrá un proceso de producción diferente, no obstante, y de modo general; podemos decir que se elabora a partir de un proceso químico denominado fermentación, en el cual se utilizan azúcares y levadura.

alcohol compuesto químico
El alcohol es un compuesto químico que presenta diversos usos.

Tipos de alcohol .

Existen diferentes tipos de alcohol, siendo los más comunes los que detallaremos a continuación.

Alcohol etílico.

También conocido como etanol, es el tipo de alcohol presente en las bebidas alcohólicas como, por ejemplo, el vino, la cerveza o el licor. Se trata de un tipo de líquido incoloro, cuyo olor es muy característico y es soluble en agua y en grasas.

Esta sustancia es psicoactiva, puesto que actúa sobre el sistema nervioso central, cuyo consumo puede transformarse en dependencia.  

Este tipo de alcohol ha sido empleado durante siglos por diversas culturas del mundo, ya sea para llevar a cabo celebraciones como, también, lograr estados de excitación o estados alterados de conciencia para contactar con sus dioses.

Con el paso del tiempo, su consumo empezó a formar parte de los usos y costumbres de las diferentes sociedades. Por ello, se la considera como una “droga cultural”, puesto que es habitual beber de modo esporádico. Sin embargo, en los últimos años la población y los gobiernos han tomado conciencia sobre sus efectos nocivos no solo para la salud, sino también, para la vida social.  

De igual modo, este tipo de alcohol, también es aplicado en el campo de la salud, más precisamente, en el sector farmacéutico, por ser antiséptico y desinfectante. Asimismo, la industria de la belleza y la cosmética, también hacen uso del etanol para, por ejemplo, la fabricación de perfumes.  

alcohol desinfectante
Existen tipos de alcoholes empleados para la desinfección.

Alcohol metílico.

El alcohol metílico es conocido como metanol y se aplica como disolvente. Este tipo de compuesto químico se emplea para la fabricación de anticongelantes, diluyente de pintura, plaguicidas, combustibles, limpiaparabrisas; entre otras sustancias.  

A diferencia del etanol, el metílico o metanol no es un líquido bebible. Es decir, no es apto para el consumo humano, sino que se emplea en el área de la industria como disolvente, combustible y anticongelante; como bien ya mencionamos.  

Este líquido es incoloro, inflamable, volátil y resulta tóxico para el hombre.

  • Como anticongelante: reduce el punto de congelación de los líquidos acuosos, a la vez que aumenta su punto de ebullición.  
  • Como disolventes: permite la producción de resinas, colorantes, adhesivos y tintas. Se aplica para la fabricación, también, de ingredientes y de productos farmacéuticos (vitaminas, hormonas, etc.).  
  • Como combustible: se utiliza para la producción de energía, ya sea como combustible para vehículos terrestres como marinos.  

Un dato interesante es que, el metanol, puede ser producido de modo natural por muchos seres vivos. Obviamente, que esto ocurre en pequeñas cantidades, puesto que responde a un proceso de tipo metabólico. Esto ocurre, por ejemplo, en frutas y verduras; alimentos que colaboran en generar una dieta que regula la actividad genética de las personas. Asimismo, se produce en el sistema digestivo humano para asegurar el metabolismo de los diferentes alimentos que se consumen a diario.  

alcohol bebida
El alcohol es una bebida que acompaña momentos de la vida.

Alcohol isopropílico.

El alcohol isopropílico también es conocido como isopropanol o, simplemente, propanol. Este tipo de líquido es empleado para limpiar aparatos de todo tipo, especialmente, electrónicos.  Suele usarse, también, como desinfectante.  

Es, al igual que los demás, un líquido transparente, es decir, incoloro, y posee un aroma muy fuerte. Luego, a medida que se lo aplica en diferentes tipos de productos, su olor varía. Si bien, su textura es similar a los otros dos, la diferencia radica cuando está expuesto a bajas temperaturas, las mismas provocan que se torne más denso y espeso.  

La diferencia es que se trata de un producto exclusivo para la industria. Es sumamente inflamable, por lo cual, solo puede ser manipulado por una persona con conocimiento y responsabilidad.  

Este tipo de alcohol se emplea para la elaboración de cuatro tipos de productos:

  1. Desinfectantes: suele utilizarse para la fabricación de desinfectantes para las manos como, por ejemplo, toallitas o geles que evitan la proliferación de microorganismos.  
  1. Limpieza: se emplea para limpiar equipos electrónicos que estén fríos y desenchufados. También se puede limpiar espejos, persianas y suelos.  
  1. Farmacia: en el área médica, se usa para conservar las muestras biológicas presentes en un laboratorio. De igual modo, el alcohol propanol se aplica en productos de cosmética para evitar que estos produzcan espuma.  
  1. Automoción: como aditivo que se añade en el combustible. Evita que se congele el agua de un vehículo cuando este está expuesto a bajas temperaturas. Además, sirve para eliminar la grasa y el aceite en la superficie de máquinas o cualquier otro tipo de herramientas.   

El alcohol como adicción.

El alcohol es una de las adicciones más presenten en la sociedad, puesto que, al ser habitual y permitida; las personas beben en la cotidianeidad. Sin embargo, existen sujetos que transforman lo social en un consumo excesivo, convirtiéndose en una dependencia. Esta misma dependencia provoca un sinfín de consecuencias que no solo afectan a la persona enferma, sino también a la sociedad.  

La adicción al alcohol puede ser vista como un tipo de trastorno crónico, puesto que el paciente vive bajo un consumo excesivo de este tipo de compuesto. Además, la adicción puede ser de tal envergadura, que el sujeto pierde el control de sus actos y, por tanto, de la ingesta de bebidas con alto porcentaje alcohólico; lo que provoca depresión, violencia y autoflagelación.  

alcohol adicción
El consumo excesivo de alcohol puede transformarse en una adicción y en una dependencia.

Cómo identificar a una persona alcohólica.

El consumo excesivo de alcohol se lo considera como una adicción llamada alcoholismo. Esta adicción afecta al cerebro y cambia la conducta del sujeto.

Para poder identificar a una persona alcohólica, primero debemos reconocer los dos tipos de alcoholismo que existen:

Tipo I.

El alcoholismo de tipo I es aquel que se presenta en personas adultas y se caracteriza por contar con momentos de grandes ingestas con pequeños intervalos de abstemia.  

Estos intervalos se tornan cada vez más pequeños, lo que produce una dependencia y, como consecuencia, la aparición de enfermedades hepáticas.

Tipo II.

El alcoholismo de tipo II suele presentarse en adolescentes y en jóvenes adultos. Suele relacionarse con un tipo de historial violento, pero que no es progresivo, sino, más bien, como un periodo de ingesta.

De igual modo, este consumo puede ser moderado o ir en aumento, hasta llegar a convertirse en un tipo I.  

Síntomas de una persona alcohólica.

  • Pérdida de control
  • Imposibilidad de dejar de beber
  • Dependencia
  • Sudoración
  • Temblores
  • Depresión
  • Psicosis

Citar este artículo

Navicelli, V. (13 de octubre de 2022). Definición de alcohol. Tipos y el alcohol como adicción. Definicion.com. https://definicion.com/alcohol/