El vocablo trabalenguas es, de acuerdo con su definición, aquella palabra o conjunto de términos que tienen una pronunciación compleja. Más allá de esta dificultad, es un concepto ampliamente extendido desde lo lúdico. Aquí veremos la razón.

Los trabalenguas son muy comunes entre los más pequeños, ya que supone la memorización de frases que tienden a tener en común algún sonido en particular. Hay, además, otras características que aquí vamos a describir. También te vamos a contar cuáles son los trabalenguas más populares. ¡Empecemos!

Niños aprendiendo
Los trabalenguas que existen dependen, en gran medida, de la cultura en donde surgen y, además, del idioma en el que se producen.

¿Cuál es el significado de trabalenguas?.

Si bien el sustantivo como tal no puede rastrearse en su forma completa en algún idioma antiguo, si lo desglosamos encontraremos que podemos dilucidar su significado:

  • Lengua: en este caso, alude al órgano muscular que se ubica dentro de la boca.
  • Trabar: proviene del latín trabis, que hace alusión a la unión de una cosa con alguna otra, de modo tal que entre las dos tienen mucha más fuerza que por separado. Del mismo modo, se relaciona con la idea de sujetar algo de forma que se entorpece su normal desarrollo o su movimiento natural. Esta es la idea que nos interesa.

Así, la idea de esta clase de estructura es, literalmente, “trabar”, es decir, entorpecer el movimiento natural de la lengua. Esto tiene una explicación y es que, al ser un contenido deliberadamente armado en función de uno o más sonidos que se unen, la dicción se verá entorpecida dada la dificultad de poder pronunciar correctamente estos sonidos cuando están cerca. Más adelante veremos un ejemplo de cómo funciona tal bloqueo en este plano sonoro.

Características de los trabalenguas.

Vamos a describir, a continuación, algunos rasgos que los trabalenguas tienen en común:

  • Son oraciones cuyo atractivo radica en ser de carácter oral.
  • Como bien adelantamos, su uso pertenece al ámbito lúdico, generalmente asociado con juegos infantiles.
  • La finalidad del juego es tratar de decir, a la mayor velocidad posible y de la forma más acertada, la oración completa.
  • Cada idioma tendrá una combinación de sonidos que, en él, pueda causar problemas a la hora de decirlos en voz alta. De ahí que generalmente funcionen como una suerte de textos intraducibles, ya que lo que en una lengua puede ser un reto, quizás en otra no es una posibilidad.
  • Algunos trabalenguas están asociados con la combinación de sonidos. Otros, por su parte, pueden hacer alusión únicamente a la velocidad a la que pueden reproducirse una serie de palabras.

Usos de un trabalenguas.

Los niños y los trabalenguas
Los niños suelen jugar enunciando trabalenguas

Como hemos mencionado, el uso más extendido de este tipo de oraciones es, simplemente, ser un juego. Una persona, usualmente quien mejor ha aprendido algún trabalenguas, lo pronunciará en voz alta para todos los que estén escuchándola. Por turno, uno a uno de los presentes intentará decirlo, velozmente y con una pronunciación correcta, de forma completa.

Sin embargo, la propia dificultad que le es inherente permite que tenga un uso un poco menos extendido y curioso.

Fonoaudiología y trabalenguas.

La fonoaudiología es una ciencia de la salud que trabaja la comunicación de las personas desde un enfoque más bien individual y que pone en práctica diferentes actividades y trabajos de acompañamiento. Con ellos, los profesionales de esta disciplina ayudan a sus pacientes a corregir, aprender o fortalecer algunas imperfecciones en el lenguaje, es decir, del habla.

La idea de “corregir imperfecciones” tiene más que ver con contribuir a un adecuado desarrollo articulatorio en quien asiste a la terapia. Suele estar orientado a los más chicos, ya que durante la infancia empiezan a notarse estas pequeñas fallas que los fonoaudiólogos ayudarán a reorientar.

Para alguien que no tenga dificultades articulatorias, puede que un trabalenguas no sea más que un mero entretenimiento. Sin embargo, el terapeuta debe ser cuidadoso de que, con estos pasatiempos en apariencia inocentes, se produzca el efecto contrario en el niño. ¿Qué significa esto? Que un trabalenguas puede ser una situación de estrés ante la aparente sencillez de las oraciones.

Es necesario, además de su elección a conciencia, acompañar, alentar y no desmotivar al niño o niña que lo pronuncie. Si a un chico, por ejemplo, le cuesta el sonido “erre”, hay muchos trabalenguas específicos para ello. Uno de los más conocidos es el siguiente: «Erre con erre, guitarra; erre con erre, carril; rápido ruedan las ruedas, del rápido ferrocarril» (que puede tener algunas variantes).

Diccionario
Muchos trabalenguas se sirven de palabras inventadas, que luego construirán como adjetivos, sustantivos o verbos.

Tipos de trabalenguas.

A continuación, vamos a describirte algunos de los trabalenguas más extendidos en el idioma español. Cabe destacar que no todos los países hispanohablantes los conocen del mismo modo, aunque por lo general la idea es la misma:

Aquellos en los cuales se combinan sonidos de difícil pronunciación.

Un ejemplo típico es el siguiente: «Tres tristes tigres comen trigo de un trigal«.

Si bien a primera vista es muy breve, la combinación de “t” (que se pronuncia con la lengua cerca de los dientes) y “r” (con la lengua en el paladar blando, arriba de los dientes) es compleja. Ambos sonidos juntos hacen que ese pequeño “pasaje” de la lengua de una parte a la otra sea dificultosa. Se genera, así, el efecto de que se traba la lengua.

Otro ejemplo donde se articulan sonidos es «Pablito clavó un clavito, ¿qué clavito clavó Pablito?«, en el cual la combinación de “p”, “c” y “t” y las distintas posiciones hacen que, aún en su brevedad, se pronuncie incorrectamente.

Aquellos con palabras extensas.

Una característica, además de la extensión, es la parte artificial: tienden a construirse sustantivos y verbos en torno a una noción que no existe.

Una muestra es la siguiente: «El cura de Constantinopla se quiere desconstantinopolizar; aquel que lo desconstantinopolice, un buen desconstantinopolizador será«. La palabra “Constantinopla” existe, ya que es un lugar geográfico, pero los verbos “desconstantinopolizar”, “desconstantinopolizar” y el sustantivo “desconstantinopolizador” surgen de aquel topónimo, y lo divertido radica en lo casi imposible de su pronunciación.

Otro trabalenguas que tiene el mismo concepto es el del “cielo enladrillado”. Como mencionamos, la idea de un cielo enladrillado es artificial, con lo que se potencia su complejidad.

La palabra no nos es familiar, entonces es difícil poder transformarla en un verbo naturalmente, y, además, da lugar a conceptos muy largos. Allí está la clave de su dificultad. El trabalenguas es el siguiente: «El cielo ha sido enladrillado, ¿quién lo desenladrillará? El que lo desenladrille, un buen desenladrillador será«.

Citar este artículo

Fernández, A. M. (28 de febrero de 2022). Definición de trabalenguas. Causas, usos y ejemplos. Definicion.com. https://definicion.com/trabalenguas/