La resta es un de las operaciones aritméticas más esenciales de la vida, pues, gracias a ella, podemos llegar a conocer la cifra total de diversas cuentas que realizamos a diario. Es decir, todo el tiempo estamos actualizando datos numéricos que nos llevan a poner en práctica algún conocimiento aprendido en el sistema educativo. En este sentido, la resta, es una de las cuatro operaciones fundamentales de las matemáticas, las mismas que, a su vez, utilizamos en diferentes momentos del día y a lo largo de la vida. Nos referimos a la suma, la multiplicación, la división y, obviamente, la operación que aquí comenzamos a estudiar.

La palabra resta proviene del latín “restare” cuyo significado es sobrar o estar de más. Se la denomina, también, sustracción y es entendida como la operación matemática contraria a la suma. Es decir, mientras que la suma agrega números a una cifra; la resta, sustrae números a dicha cifra. Asimismo, cada vez que hablamos de una resta, estamos haciendo mención a un ejercicio numérico en el que, un número determinado sufre una transformación, pues es reducido. Entonces, restar, es sacar, recortar, comprimir una cifra.

Podemos afirmar que, la operación aritmética que aquí estamos estudiando, consiste en hallar la diferencia existente entre dos cantidades numéricas. Por tanto, lo que se sustrae puede ser uno, dos o más elementos, lo que, a su vez, permite llegar a un resultado final, el mismo que, por lo que ya mencionamos, es menor que el número al cual se le sustrajo las demás cifras. Cabe destacar que, la resta, puede ser aplicado en números naturales, enteros, reales, fracciones, decimales y complejos.

Por último, la palabra resta se utiliza para hacer mención a aquello que está de más en una situación determinada. Es decir, algo que se dice o que se hace y que, como parte de la globalidad, no proporciona nada positivo.

resta matermática
La resta es una operación que trabaja de manera inversa que la suma.

Características la resta.

La resta, como toda operación matemática, tiene sus propias características. Pues, estudiarla, comprenderla y, sobre todo, llevarla a la práctica; implica conocer cómo es que se compone y qué función cumple cada elemento. En resumidas cuentas, aquí veremos tres de los puntos principales para entender mejor a la resta:

  • El signo o símbolo que la representa.
  • Las partes que componen una resta.
  • Las propiedades que tiene una resta.

Sigo de la resta.

El signo o símbolo que identifica a esta operación matemática es una línea intermedia o guion. No se lo debe confundir con la línea de diálogo en un discurso teatral, por ejemplo, pues el símbolo de la resta es más corto que el ya mencionado. A este signo matemático se lo conoce con el nombre de “signo menos” o “signo negativo”. Se coloca entre los números con los que se va a trabajar la operación.

Cabe destacar que, en este ejercicio, solo es posible restar dos números a la vez. Uno de los términos es considerado como positivo, mientras que el otro como negativo. Es decir, el elemento al cual se le resta una cifra, y el elemento que es restado.

Partes de la resta.

Toda resta está formada por partes, según las matemáticas, la resta está compuesta por tres elementos fundamentales:

  • Minuendo: número al que se le sustrae una cantidad.
  • Sustraendo: cantidad que se resta.
  • Diferencia: resultado total de la operación de sustracción. Se lo suele llamar “resta”.

Entonces, el primer número de la operación es el minuendo (número positivo), el segundo número es el sustraendo (número negativo) y, el tercer número, es el total que arroja dicha operación.

Propiedades de la resta.

Con propiedades de la resta nos referimos a las características que se dan en este tipo de ejercicio que, a su vez, lo diferencia de la suma. Esto se debe a que, en una resta, pueden ocurrir procesos en los que es posible que exista un cambio de signo en el que el resultado final es negativo. Veamos mejor este punto.

  • Sustraendo: esta propiedad refiere que, al incrementar el valor del sustraendo, la diferencia disminuye. Es decir, el resultado es menor. Por ello, al achicarse el valor del primer elemento, el total, aumenta.

Pongamos un ejemplo:

7-4 =3; 7-3 =4¸7-5 =2.

  • Uniformidad: esto se refiere a que, si el minuendo y el sustraendo son variados proporcionalmente; el resultado (la diferencia o resta) se conservará.

Por ejemplo:

8-2 =6

(8+1) -(3+1) = 12-6 = 6

Resta de fracciones.

La resta en fracciones es un tipo de operación avanzada que se debe enseñar y practicar luego de que la operación básica de sustracción ha quedado clara.

Asimismo, y a grandes rasgos, para realizar esta operación en fracciones cuyo denominado es el mismo, solo se debe restar los numeradores, pues el denominador seguirá siendo el mismo.

Si, por el contrario, el denominador no es el mismo, se debe hacer otra operación. El matemático deberá multiplicar en forma de cruz los numeradores y los denominadores. Luego, tendrá que restar los resultados para, así, lograr un numerador final.

Posteriormente, podrá multiplicar los denominadores y conseguir dar con el denominador final. Pero, la operación no finaliza ahí, sino que deberá simplificar el resultado hasta dar con una cifra mínima.

resta aprender
El juego del supermercado es una herramienta lúdica para que niños y niñas aprendan a restar.

Cómo aprender a restar.

La resta, al igual que las demás operaciones matemáticas, es aprendida durante la niñez en la escuela primaria. La suma y la resta son los primeros ejercicios que todo niño o niña hace para así comprender estas operaciones tan sencillas y, a la vez, tan comunes en la vida cotidiana.

Existen casos de niños o niñas que llegan al sistema educativo contando con algún tipo de conocimiento básico, pues no es más que un reflejo de la enseñanza impartida por su padre o madre, un adelanto de lo que luego profundizarán en el nivel educativo que corresponda. Asimismo, se suele enseñar suma y resta de manera conjunta, pues la suma es la operación inversa de la resta, por lo tanto, esto hace que ambos ejercicios sean más fáciles de retener por la mente y memoria del escolar.

Para aprender a realizar una resta correctamente, el docente o la docente suele aplicar métodos didácticos lúdicos, de manera tal que, operaciones complejas para niños y niñas, sean comprendidas con facilidad. Un ejemplo de ello es el juego del supermercado dentro del aula o el juego de intercambiar regalos, meriendas u otros elementos.

resta coloquial
Hay comentarios o acciones que no aportan a una situación concreta, por ello se dice que «restan».

Resta: lo que está de más.

La palabra resta también se utiliza para mencionar aquello que está de más o que no aporta nada a una situación determinada. Es decir, se lo considera como un vocablo que menciona todo aquello que quita valor o que afecta o perjudica a algo en particular.

Esto suele ocurrir cuando un sujeto ejecuta una acción que pone en riesgo una operación colectiva o cuando alguien dice algo o hace algo que no provoca una mejora o crecimiento de una realidad concreta. Ejemplo de ello es cuando se usan argumentos infundados para defender algo o cuando una persona no colabora en un momento dado, por lo cual se afirma que su presencia resta en el lugar, etc.

Este empleo de la palabra resta es propiamente coloquial y, para ser comprendido, la persona que lo aplica y el resto del grupo en general, deben compartir la misma información; caso contrario, las ideas quedarán difusas.

Citar este artículo

Navicelli, V. (20 de junio de 2022). Definición de resta. Características, cómo aprender y uso coloquial. Definicion.com. https://definicion.com/resta/