La palabra residencia, del latín residens, es decir residente, hace alusión al lugar físico que es habitado por una o varias personas. Usualmente es un sinónimo de la palabra casa.

Además de ser utilizado para aludir a hogar o vivienda, también hace alusión a un tipo particular de hogar: es aquel en donde determinados grupos sociales conviven.

A su vez, aparte de tales definiciones, residencia es también el nombre que recibe un documento jurídico gracias al cual se certifica que, efectivamente, una persona es admitida en un país o nación. Tiene diferentes tipos, y se brindan por diferentes razones de acuerdo a las leyes del país.

Residencia y hogar
Una residencia es un espacio para ser habitado, independientemente de su tamaño o ubicación.

Su vínculo con la arquitectura.

Cuando se piensa en la residencia como un sinónimo de vivienda, lo entendemos como el lugar que una persona considera su hogar. Son espacios físicos construidos de modo tal que pueden ser habitados; pueden ser espacios pequeños o muy amplios. Además, tales lugares pueden suponer una residencia permanente, aunque en muchas ocasiones son también utilizados para ser habitados temporalmente.

De este modo, la residencia puede ser propia de una familia y ubicarse en la ciudad, o puede que haya sido diseñada para disfrutar algunas semanas en el campo.

Contar con una residencia o una vivienda es uno de los derechos elementales de toda persona, y han formado parte de las comunidades humanas desde hace millones de años. Como derecho, supone uno de los elementos fundamentales para que toda persona pueda tener una vida digna y adecuada a sus necesidades. De este modo, es posible tener un lugar para uno mismo pero también para la propia familia.

Otra caracterización de una residencia es que se utiliza para hablar de espacios considerados lujosos, de alta categoría. Así, en este caso es sinónimo de un lugar amplio, con muchas habitaciones, grandes espacios verdes y por lo general ubicado en las afueras de la ciudad, lo que permite que haya privacidad e intimidad.

Para estudiantes.

Un concepto popular en las ciudades es la residencia estudiantil. Estas son instalaciones de gran tamaño, diseñadas para brindar alojamiento a estudiantes (usualmente de nivel universitario) que recién se mudan a la nueva ciudad.

Suelen ser una alternativa útil al alquiler de un departamento, dado que el costo inicial es mucho menor comparado con los costos de alquilar un hogar, la compra de muebles y la reciente llegada a la ciudad viviendo solo. Estos espacios son útiles para socializar, para generar lazos con otros estudiantes jóvenes y para construir espacios de estudio grupales.

Para la tercera edad.

Adulto mayor
Los adultos mayores pueden residir en establecimientos preparados para cuidarlos.

Para quienes son adultos mayores, existe la alternativa de una residencia en la cual vivir junto a otros adultos de su edad. Estos espacios cuentan, además de habitaciones para alojarlos y todas las comodidades de un hogar, con profesionales de la salud entrenados para asistirlos. Así, suelen encontrarse con terapeutas ocupacionales (que pueden ayudarlos con las actividades cotidianas, si existen problemas de motricidad) y con trabajadores sociales.

Otro nombre que esta residencia recibe es geriátrico. Suelen ser una opción útil para las familias que no pueden cuidar de los mayores por cuestiones laborales, o porque no residen en esa ciudad y necesitan de un equipo de profesionales que vele por los mayores. En estos lugares, los adultos mayores pueden vivir de forma transitoria, hasta poder regresar con sus familias, o incluso pueden vivir allí de forma permanente.

Su vínculo con el Estado.

Si se considera a la residencia como un espacio lujoso y de gran tamaño, es posible vincularlo con la idea de residencia oficial. ¿Qué significa esto? Que es, también, el nombre que reciben los espacios en los cuales los mandatarios de las naciones residen y realizan su trabajo. Cada nación cuenta con este tipo de construcciones, y es el lugar donde habitan tanto los presidentes como los monarcas, en las naciones donde así corresponda.

Muchas de estas residencias son conocidas en la cultura popular, y algunas de ellas son las siguientes:

En Estados Unidos: la Casa Blanca o White House.

Ubicada en Washington, es la residencia oficial del presidente y su familia. Empezó a construirse hacia fines del siglo XVIII, y se afirma que su diseño estuvo inspirado en el Castillo de Rastignac, una construcción francesa de la época. Casi cien años después, se construyó una de las habitaciones más famosas, la Oficina Oval, lugar donde el mandatario de la nación trabaja. Cuenta con casi ocho hectáreas de extensión y 132 habitaciones.

Esta no es, sin embargo, la única residencia oficial: quien dirige el país también cuenta con las residencias de Camp David (para tomar vacaciones), a las afueras de Washington. Además, los gobernadores de cada uno de los estados cuentan también con su propia residencia.

La Casa Blanca
Las residencias oficiales, en todos los países, son los lugares de trabajo de los mandatarios.

En Argentina: la Casa Rosada y la Quinta de Olivos.

En el país sudamericano existe la Casa Rosada, cuya construcción data desde aproximadamente 1873, aunque desde mucho tiempo antes el lugar era residencia de mandatarios. Una primera parte se construyó en la esquina de las calles Balcarce e Yrigoyen; posteriormente, una segunda edificación se realizó en la esquina siguiente, en Balcarce y Rivadavia.

No es sino hasta 1886 que ambas construcciones fueron unificadas gracias al trabajo de Francisco Tamborini, un arquitecto italiano. Un detalle es notorio si se mira el edificio desde el frente: la puerta de ingreso no está centrada, como resultado de tal unión entre dos edificios.

Si bien la Casa Rosada es el principal edificio de trabajo de la Argentina, la residencia oficial para los y las mandatarias y sus familias es la Quinta de Olivos.

Residencia en medicina.

En el área de salud, medicina y otras orientaciones afines, el concepto de residencia alude al espacio de desarrollo de las actividades profesionales que, muchas veces, se da en el marco de hospitales y centros de salud.

En países como Argentina, el ingreso a una residencia se realiza tras hacer un examen donde se evalúan conocimientos sobre el área del profesional, que pueden ser muy variadas:

  • Graduados de medicina;
  • De psicología;
  • De enfermería;
  • De trabajo social;
  • De radiología, de bioquímica, etcétera.

Cada área es evaluada, puntuada y, finalmente y de acuerdo a los cupos disponibles, los y las residentes pasan a las siguientes instancias.

Una residencia suele durar entre 3 y 4 años, y quienes la realizan atraviesan una experiencia de primera mano con pacientes, al tiempo que se capacitan con profesionales. Pueden profundizar, si lo desean, en alguna área en particular, aunque durante los primeros meses suelen rotar en varias de ellas, para poder conocer a fondo cómo se trabaja en cada una.

Residencia médica
Las residencias de profesionales de la salud se extienden durante alrededor de 4 años.

Migración y residencia.

Un último ejemplo de qué es residencia lo hallamos cuando una persona que ha migrado a un país desea habitar en él a largo plazo, o de forma permanente. Con este documento, se certifica desde el Estado que la persona cumple con una serie de requisitos obligatorios para que tal papel sea entregado.

En algunos países, este trámite depende en función del país (y también, de la región) de donde la persona proviene. Esto ocurre en algunos países del Mercosur, el bloque formado por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay (como miembros fundadores), Chile, Ecuador, Perú y Colombia (como países asociados).

En Argentina, quienes provengan del Mercosur suelen encontrarse con requisitos más sencillos que el caso de quienes son de otros países. En este segundo caso, una residencia suele requerir un tiempo mínimo de estadía en el país, en ocasiones un cónyuge de tal nación, o ser hijo de al menos una persona de ese país y, finalmente, pagar el documento pertinente una vez que este es aprobado y enviado al nuevo residente.

Citar este artículo

Fernández, A. M. (16 de septiembre de 2022). Definición de residencia. Perspectivas, características y ejemplos. Definicion.com. https://definicion.com/residencia/