La palabra asexual se utiliza para hacer referencia a dos cosas diferentes.

La primera es la que hace referencia a un tipo de reproducción, que es consistente en un organismo del que se desprende un única célula o trozo del cuerpo, y ese elemento tiene la capacidad de formar por sí solo un individuo completo que es idéntico al original, genéticamente hablando.

Esto significa que la reproducción de estos organismos se produce sin la existencia de una unión entre un individuo macho y un individuo hembra, como es el caso de la reproducción sexual.

Además, se refiere a personas que no sienten deseo sexual por otros individuos.

Interacción física, beso, pareja, amor romántico, asexual
Las personas asexuales pueden no querer ningún tipo de interacción física, aunque hay algunas que sí gustan de besarse u otros gestos.

Etimológicamente, la palabra asexual es un neologismo híbrido que se compuso en el siglo 19 partiendo del prefijo griego a-, que es sin; y la palabra latina sexus, que es sexo. Además, se le suma el sufijo latino –alis, que supone una relación o pertenencia.

Reproducción asexual.

La reproducción asexual es la forma reproductiva que adoptan ciertos seres vivos y que no depende de la unión sexual entre dos individuos de una misma especie, sino que se desarrolla a partir de una célula o de un grupo de estas.

Lo que sucede en la reproducción asexual es que un solo organismo es capaz de originar su propia descendencia, que es genéticamente idéntica al organismo original y se realiza sin necesitar un gameto.

Plantas, reproducción asexual, campo de amapolas.
Las plantas se reproducen asexualmente.

La reproducción asexual puede darse en diversos tipos de organismos:

  • En animales: algunos animales con una estructura celular sencilla se reproducen de forma asexual. Esto se da en organismos que tienen conservada la totipotencia embrionaria, que es la capacidad, por un lado, de multiplicarse, pero también de distinguirse en diversos tipos de células para lograr reconstruir partes del organismo que puedan estar ausentes. Esta capacidad está presente en los estados larvarios y embrionarios de todos los animales. Puntualmente, los animales que se reproducen asexualmente suelen tener una estructura organizativa simple. Es el caso de las esponjas y otros animales como los equinodermos y los nemertinos. Las modalidades para esta forma reproductiva son la fisión binaria, la gemación, la fragmentación, la esporulación, la propagación vegetativa, la poliembrionía y la partenogénesis.
  • En plantas: las plantas se reproducen asexualmente cuando una parte del organismo (que puede ser el tallo, la rama, un brote, entre otros) se divide y genera un desarrollo separado del cuerpo original hasta que se convierte en una planta nueva. Tiene diversas modalidades, que además varían mucho entre sí. Algunas de ellas son las mitosporas, los propágulos, la apomixia, y la propagación vegetativa artificial. Esta última puede realizarse a partir de injertos, estacas, esquejes, cultivos de tejidos, acodos o esporulación.
  • En microorganismos: la reproducción asexual en microorganismos se puede dar en microorganismos eucariotas a través de la mitosis o la esporogénesis. También se puede dar en las bacterias, y en este caso las modalidades son la fisión binaria, la fusión múltiple y la gemación.

Orientación sexual asexual.

La asexualidad se define como la ausencia de deseo sexual. Puede ir desde un espectro de poco deseo sexual hasta un deseo completamente nulo. Es una orientación sexual como lo son la heterosexualidad, la homosexualidad, la bisexualidad y la pansexualidad, entre otras variables.

También es usada la expresión en forma genérica, pero en sí misma puede agrupar un espectro más amplio de identidades sexuales.

Asexualidad, orientación sexual.
La asexualidad es una orientación sexual según la perspectiva de muchas personas.

Ser asexual no tiene que ver con ser célibe, ni con la abstinencia sexual. Estos conceptos tienen que ver con la conducta, y generalmente tienen origen en determinadas creencias, que pueden tener que ver con lo personal, lo religioso y lo cultural, entre otras cosas.

Una conducta sexual como las mencionadas puede ser temporal. A diferencia de eso, las orientaciones sexuales se consideran como algo que dura en el tiempo. Sin embargo, esto también es debatido y depende del punto de vista y el marco teórico desde el que se lo aborde.

Además, diferenciando entre orientación y conducta, es posible que las personas asexuales ni siquiera sean célibes, sino que tengan actividad sexual a pesar de su ausencia de deseo. Esto se puede dar por varios motivos, que pueden tener que ver con querer complacer a una pareja, con desear tener hijos, con encajar socialmente en un entorno o simplemente con sentir un deseo esporádico de hacerlo.

Por otra parte, es importante destacar que una persona puede no sentir atracción o deseo sexual pero sí romántico, y en ese sentido puede formar vínculos afectivos, que pueden ser esporádicos o duraderos, con todos los grados de seriedad y acuerdos que también se encuentran en personas de otras orientaciones sexuales.

Asexual, amor romántico.
Una persona asexual puede tener un vínculo romántico, aunque no medien demostraciones físicas.

A menudo, a pesar de enamorarse o sentir deseo de tener un vínculo romántico, las personas asexuales prefieren que estas relaciones no involucren actividades de carácter sexual.

Además, hay variables de la asexualidad, como la gris-asexualidad o la demisexualidad. En el primer caso, un individuo puede sentir en ocasiones atracción sexual, pero no con el suficiente impulso como para querer resolverlo, o bien no muchas veces o no muy seguido. En el segundo caso, las personas pueden experimentar deseo sexual una vez que forman una conexión fuerte con otra persona, en términos emocionales.

Relación romántica asexual.

Como explicábamos, las personas asexuales no son necesariamente personas que no sientan deseo o atracción en cuanto a lo referido a lo romántico.

Como la asexualidad es un espectro, hay personas cuya orientación es esta que sienten deseo sexual de forma esporádica y otras que no lo sienten nunca. Del mismo modo, hay algunas que quieren formar pareja y otras que además de asexuales son arrománticas. Es decir, no les interesa tampoco el amor romántico ni el tipo de vínculos que se desprenden de él.

Una relación romántica entre personas asexuales o incluso entre una persona asexual y otra que no lo es requiere, sobre todo, de una comunicación fluida entre las partes para garantizar comodidad para todos. Sin embargo, es importante decir que esta es la clave de cualquier tipo de relación, y no solo del caso de las que se encuentran en este espectro dentro de las orientaciones sexuales.

En una pareja cualquiera, todo lo que sucede entre las partes debe mediarse por una buena comunicación, que permita manifestar los deseos propios, conocer los del otro y tener en cuenta las subjetividades de los dos para mantener una buena convivencia.

Así sucede también cuando una persona asexual decide tener un vínculo romántico. Si hay comunicación, es menos probable que se den situaciones incómodas e indeseadas, y además es importante que la otra parte comprenda que la asexualidad es una orientación y no una elección momentánea, para que no tenga expectativas de algo que no se le puede brindar sin pasar un mal momento.

Citar este artículo

Krause, G. (16 de enero de 2023). Definición de asexual. Reproducción, orientación sexual. Definicion.com. https://definicion.com/asexual/