Con la sigla OMS se conoce, en español, a la Organización Mundial de la Salud, autoridad y organismo internacional encargado de políticas sanitarias alrededor del mundo. Esta institución fue fundada el 7 de abril de 1948, y cuenta con su sede central en Ginebra (Suiza).

En la actualidad, la OMS cuenta con 195 Estados miembros, y todos ellos cuentan con un representante (de cada país) que, al reunirse en la Asamblea Mundial de Salud, coordina las acciones que harán.

Historia de su conformación.

Para comprender la historia de la conformación de la OMS, es necesario volver hacia los primeros años del siglo XX. En 1907, se creó en Francia la OIHP u Oficina Internacional de Higiene Pública: conformada por alrededor de 50 Estados miembros, era dirigida por un comité que tenía sede en París.

Europa
La OMS surge como iniciativa de algunos países europeos interesados en promover políticas sanitarias de forma internacional.

Esta organización administraba y regulaba tratados internacionales sobre salud pública y se encargaba de examinar de cerca la normativa que distintos países utilizaban para poder frenar y/o controlar la propagación de enfermedades.

Funcionó hasta 1945 cuando, tras el final de la Segunda Guerra Mundial, se comenzó a dialogar respecto de cómo contribuir con el mantenimiento y la promoción de la salud de forma internacional. De este modo, la OIHP es disuelta e incorporada al comité de una incipiente organización destinada a asistir a la población vulnerada como resultado de la guerra en el territorio europeo. La OMS comienza a tomar forma hacia el 46, y desde aquel momento se promovió que los países se unieran, más allá de que no pertenecieran a la ONU.

Cabe destacar que en esos casi dos años (desde los primeros comités hasta su fundación oficial), diferentes organizaciones internacionales ya abocadas al trabajo sanitario fueron uniéndose a esta gestión. Esto ayudó a que se pudieran, de manera internacional y global, las necesidades particulares de cada nación.

Sin embargo, no fue bien recibido en todos los países (fundamentalmente en aquellos no ubicados en Europa), ya que la organización internacional sobre la salud estaría ubicada en Europa. Esto supuso que se gestionaría desde esa ubicación geográfica y, nuevamente, muchos países periféricos quedaban relegados.

Egipto y el cólera.

Un evento particular provocó que la OMS debiera ponerse en marcha de modo imprevisto. El cólera, enfermedad infecciosa provocada por la Vibrio Cholerae, se adquiere mediante la ingesta de comidas o de agua contaminadas con esta bacteria.

Los síntomas, usualmente, no son muy evidentes físicamente aunque sí, sin embargo, la persona presenta cuadros diarreicos constantes y persistentes, además de vómitos. Esto provoca que rápidamente pueda deshidratarse y, si no cuenta con los antibióticos necesarios a tiempo, puede morir en muy pocas horas. Además, la bacteria permanece en las heces, por lo que en contextos con poca agua salubre y una mala infraestructura para salud se propaga rápidamente.

Cólera
El cólera es una enfermedad que rápidamente puede provocar el deterioro de la salud del paciente y, con el tiempo, su fallecimiento.

En 1947, Egipto vivió un brote de cólera, que probablemente se originó en la India, aunque no era la primera vez que ocurría. Solo cuatro décadas antes, la misma enfermedad provocó una mortalidad de casi un 90 % de egipcios.

Gracias a la intervención de médicos locales y de la OMS, la pandemia logró ser detenida en menos de dos meses. Si bien fallecieron alrededor de diez mil personas, se pusieron en marcha diferentes políticas públicas para poder construir de manera adecuada la infraestructura sanitaria del país.

La viruela.

Otra gran campaña sanitaria llevada a cabo por la OMS es la de la viruela. Considerada una zoonosis viral, la viruela símica implicaba lesiones en la piel del rostro, manos y pies: altamente contagiosa, supuso un grave peligro de muerte para quienes la tenían. Por la conquista de América, miles de indígenas fallecieron tras contagiarse con ella, y es la responsable de un descenso demográfico sin precedentes en la región.

El trabajo de la OMS consistió en, a lo largo de casi 20 años, la vacunación y la concientización en las poblaciones más vulneradas (sanitaria, económica y humanitariamente).

En 1977, en Somalia, se registró el que hasta la fecha se considera el último caso de viruela, por lo que es la primera erradicación exitosa de una enfermedad por intervención humana en el mundo.

Lenguas oficiales.

Debido a la diversidad cultural y lingüística que existe como resultado de esta organización internacional, desde fines del siglo XX se resolvió transcribir documentos, manuales y comunicados oficiales en los idiomas considerados oficiales para la OMS:

  • español
  • inglés
  • árabe
  • chino
  • ruso
  • francés
Idiomas oficiales
La documentación sobre la ONU que se produce es transcrita a diferentes idiomas, no solo a uno.

Constitución interna.

La constitución interna de la OMS puede considerarse, en primer lugar, en función de los países que la conforman.

En la actualidad, sus miembros suman un total de 194: todos ellos son miembros de la ONU. Cabe destacar la presencia de dos territorios:

  • Niue: es una isla de Oceanía (pacífico Sur) que, si bien se gobierna por sí misma, está en libre asociación con Nueva Zelanda.
  • Las Islas Cook: es un archipiélago constituido por 15 islas, y también se ubica en el Pacífico Sur.

Además, existe una serie de países considerados Estados observadores, es decir, que no cuentan con una invitación permanente, a largo plazo, para participar en los debates. Sin embargo, es la Asamblea General la que determina el alcance de las funciones, responsabilidades y restricciones que estos países pueden adquirir.

Presidentes de la OMS.

La persona que preside la OMS se denomina Director o Directora General. La primera persona en tener tal cargo fue Gladwyn Jebb (1900-1996), político y diplomático británico que tuvo el puesto durante un año desde 1945.

Incluido Jebb, hasta la fecha han detentado el cargo 11 personas. Hasta 1961, todos los directores generales provenían de países como Noruega o Suecia. Sin embargo, ese año asume el puesto U Thant (1909-1974), procedente de Birmania, tras el fallecimiento del anterior director, Dag Hammarskjold, quien sufrió un ataque aéreo mientras se dirigía al Congo a intervenir en un conflicto militar. Thant es el primer director de un país en vías de desarrollo.

Desde 2017, el director es Tedros Adhanom Ghebreyesus (1965, Eritrea), político e investigador. Trabajó durante muchos años en estudios sobre la malaria y, tras cumplir su primer ciclo como director de la OMS, fue reelecto en mayo de 2022, por lo que deberá cumplir sus tareas hasta 2027.

Rol durante la pandemia por COVID-19.

A fines de 2019, la provincia de Wuhan (China) sufrió un brote de una enfermedad hasta entonces desconocida; se transmitía rápidamente, fallecieron muchas personas en muy poco tiempo y rápidamente se propagó a otros países.

COVID-19
La pandemia por COVID-19 supuso un gran despliegue, a nivel internacional, de políticas sanitarias para proteger a la población mundial.

En enero de 2020, tras casi 60 casos detectados en muy poco tiempo, la OMS determinó que la población mundial estaba frente a circunstancias que constituían un riesgo elevado, fundamentalmente para países que no contaban con la infraestructura necesaria para prevenir la infección.

En marzo, el COVID-19 ya constituía una pandemia, que había alcanzado más de cien países, y en poco tiempo se alcanzó la cifra de medio millón de casos en todo el planeta.

Cada gobierno tuvo la responsabilidad de declarar la cuarentena (con mayores o menores restricciones), de desalentar que se recorriera la vía pública y de cerrar aeropuertos. Se restringieron, incluso, viajes interprovinciales o interestatales. Esto impactó negativamente tanto en la salud psíquica de las personas (resultado del encierro) como en la micro y macroeconomía.

La OMS pronto comenzó a trabajar con laboratorios locales para poder dar inicio a la segunda fase para frenar los contagios y el alto riesgo de muerte que la enfermedad supuso: las vacunas.

Diferentes países pusieron en marcha la elaboración de antídotos contra el COVID-19 y, pronto, gran parte de la población mundial, con prioridad hacia quienes eran población vulnerada (enfermedades preexistentes, ancianos, y otros), logró ser vacunada.

Esto permitió no que los contagios se detuvieran, ya que no es el rol de las vacunas, sino que los síntomas no se manifestaran con tanta intensidad como en quienes no pudieron vacunarse o en quienes optaron por no hacerlo. Hasta la fecha, continúa habiendo campañas en diferentes países ya que el virus mutó, en variantes menos intensas, pero continúa circulando.

Citar este artículo

Fernández, A. M. (16 de enero de 2023). Definición de OMS. Historia, constitución y casos. Definicion.com. https://definicion.com/oms/