La sigla RAE corresponde a una institución denominada Real Academia Española, la cual, como su nombre lo indica, es oriunda de España, y se encuentra ubicada en Madrid. Constituye una de las veinticuatro academias de la Lengua, pertenecientes a los países hispanohablantes que integran la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE).

El objetivo de la RAE —tal como figura en los estatutos establecidos en su fundación, en el año 1713— es regular la lengua española, custodiar los cambios que esta pueda experimentar con el paso del tiempo, promoviendo la unidad esencial del idioma y de las normas lingüísticas en los países de habla hispana. La entidad cultural busca, a su vez, el establecimiento y difusión de estándares apropiados y criterios de corrección lingüística.

En pos de sus objetivos, la RAE se propone estudiar e impulsar investigaciones históricas y de la actualidad de la lengua española, así como divulgar los textos que considere adecuados para enriquecer el conocimiento en este ámbito. Procura, además, mantener con vida la memoria de quienes han contribuido al desarrollo de este idioma, tanto en territorio español como en el continente americano.

Su fundación estuvo en manos del duque y marqués español Juan Manuel Fernández Pacheco, tomando el ejemplo de la Academia Francesa y la de Florencia. En 1714, fue el rey Felipe V el encargado de aprobar la creación de la RAE, asumiendo su custodia. Un año más tarde, fueron aprobados los estatutos iniciales.

Desde su origen, la RAE ha publicado numerosas obras referentes al ámbito lingüístico, realizando ediciones periódicas de las mismas, con el correr de los años. Por ejemplo, el Diccionario de la Lengua Española (DLE) cuenta con más de veinte ediciones.

A finales del siglo XIX, se inaugura la sede principal de la Real Academia, ubicada en el número 4 de la calle Felipe IV, en el barrio madrileño de los Jerónimos.

La RAE se encuentra constituida por cuarenta y seis miembros, a quienes se denomina académicos de número, cuya elección es por votación. Durante siglos, la institución no aceptó la participación femenina para ocupar una silla en la Real Academia. Así es como intelectuales ilustres de la talla de María Moliner, quien se presentó como candidata a académica de número en 1972, han sido desestimadas. Recién en el año 1978, casi tres siglos más tarde de su creación, la escritora Carmen Conde es la primera mujer en ocupar un puesto en la RAE.

Fachada RAE.
La sede principal de la RAE está en la calle Felipe IV n.4, en el barrio madrileño de los Jerónimos.

Publicaciones de la RAE.

Junto con la ASALE, la RAE ha llevado a cabo numerosas publicaciones, entre las cuales podemos mencionar:

  • Diccionario de la lengua española (DLE): Su primera edición fue en el año 1780 y, la última hasta el momento, la número veintitrés, tuvo lugar en el año 2014. En casi dos mil cuatrocientas páginas, este diccionario ofrece más de noventa mil entradas que presentan casi doscientas mil acepciones. Las primeras ediciones llevaban el nombre de Diccionario de la lengua castellano, recién en el año 1925 viró a la actual denominación. Hoy en día, es posible acceder a este diccionario en formato virtual en el sitio de la RAE. Se trata de una de las mayores obras lexicográficas en nuestro idioma, que cuenta con la participación de todas las academias de la Lengua Española.
  • Diccionario panhispánico de dudas (DPD): En el año 2005, se publica esta obra de ochocientas páginas, orientada a la resolución de las dudas vinculadas al empleo de la lengua española. También se encuentra disponible online.
  • Diccionario de americanismos (DA): En este caso se trata de una obra que busca reunir los conceptos más específicos del idioma español que se habla en el continente americano. De esta manera, en dos mil cuatrocientas páginas, reúne setenta mil entradas, de las que se desprenden ciento veinte mil acepciones.
  • Diccionario del estudiante: Esta publicación, de más de mil quinientas páginas y cuarenta mil entradas, fue editada por primera vez en el año 2005, especialmente dedicada a alumnas y alumnos de nivel secundario, cuya lengua materna es el español. 
  • Diccionario práctico del estudiante: Dos años más tarde, en el 2007, se editaría esta nueva versión orientada a estudiantes de América Latina. Cuenta con treinta mil entradas.
Inauguración del edificio de la RAE.
Inauguración del edificio de la Real Academia Española, en Madrid.

Las academias en América Latina.

La Real Academia Española fue promotora, a partir de 1870, de la creación de academias de la Lengua en cada uno de los países de América Latina que habían logrado independizarse de España. Sin embargo, en algunas de estas jóvenes naciones ya existían instituciones de esta índole.

Tal es el caso de la Academia de la Lengua de México, fundada en el año 1835, que cuarenta años más tarde daría lugar a la Academia Mexicana de la Lengua. Por su parte, durante más de un siglo no hubo ningún estatuto que vinculara a la Academia Argentina de Letras, fundada en el año 1831, con la RAE. El vínculo entre ambas instituciones se dio recién con la creación de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), en el año 1951, durante el primer Congreso de Academias que tuvo lugar en México. En otros países, fueron establecidas sus respectivas academias, las cuales se encontraban subordinadas a la RAE de modo estatutario.

Junto a todas ellas, la Academia Ecuatoguineana de la Lengua Española, la Academia Filipina de la Lengua Española y la Academia Norteamericana de la Lengua Española conforman las veintidós instituciones englobadas por la ASALE. Cabe aclarar que cada academia cuenta con el mismo rango e iguales condiciones que la RAE.

En el año 2000, se otorgó el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia a la RAE y la ASALE, por la colaboración y el fomento de lo que se ha dado en llamar “política lingüística panhispánica”.

La RAE y el lenguaje inclusivo.

Según el director de la RAE Santiago Muñoz Machado, los cambios que se dan en la lengua son lentos y graduales, y, al fin y al cabo, son las sociedades y no las instituciones las que deciden el modo en que su lengua evoluciona. Será el conjunto de hablantes, entonces, quien decidirá cómo se desarrolla el lenguaje inclusivo. Para Muñoz Machado, el debate en torno a este no es solo lingüístico, sino también político, puesto que intenta visibilizar la desigualdad de género.

La labor de la RAE, en términos de su director, consiste en promover unidad en la diversidad de la lengua española en todos los países donde constituye el idioma oficial, manteniéndose con apertura a formas de hablar novedosas y a modismos característicos de cada lugar.

Citar este artículo

Lehrer, L. (31 de diciembre de 2022). Definición de RAE. Su origen, objetivos, publicaciones y las academias en América Latina. Definicion.com. https://definicion.com/rae/