El arte contemporáneo es el arte creado en la Edad Contemporánea. Se usa para hablar del arte que ocurre en nuestra época, o que se relaciona con la sociedad actual.

Etimológicamente, hay que pensar esta expresión en dos partes.

Por un lado, arte viene del latín ars, artis, referido a una obra o un trabajo expresado con mucha creatividad.

Contemporáneo, en tanto, también posee raíces del latín y significa a la par en el tiempo. Se compone de con-, que indica juntos o a la par; tempus, que es tiempo, y el sufijo –aneo, que alude a una pertenencia o una relación.

Como podemos ver, la propia definición de arte contemporáneo se desprende de su significado, pero lo cierto es que no es tan simple su delimitación en los hechos.

Delimitación del arte contemporáneo.

Lo difícil que resulta definir el arte contemporáneo parte del propio concepto de contemporaneidad, que se conecta con un presente difícil de establecer en una línea temporal.

Arte contemporáneo, arquitectura, living, decoración.
El arte contemporáneo incluye las artes visuales, audiovisuales y otras, además de disciplinas como la arquitectura.

Además, la Era Contemporánea de los historiadores no es necesariamente en el mismo tiempo exacto que en el campo de las artes, que se maneja con sus propias reglas, conceptualizaciones y recortes exclusivos de su campo.

Para delimitar al arte contemporáneo es mejor indagar más en vanguardias estéticas e inquietudes filosóficas, y menos en un recorte temporal. Entre estas estéticas encontraremos que hay similitudes con lo que se denomina Arte Moderno, aunque sean diferentes.

De hecho, mucho de lo contemporáneo es catalogado como posmoderno, en las artes y también en otras clases de expresiones. Si indagamos, todas las estéticas de diversas eras artísticas se tocan con estéticas anteriores y con las siguientes, porque el arte se alimenta de la intertextualidad.

Si necesitamos empezar a establecer algunas definiciones y decir que el arte contemporáneo se inscribe en nuestro presente más cercano. Además, es propio de sociedades industriales y posindustriales (o digitales).

Fotografía, arte digital, arte contemporáneo.
El arte contemporáneo dialoga con las nuevas formas de realización, entre otras cosas, a partir de herramientas digitales.

Origen del arte contemporáneo.

Si bien es difícil establecer con exactitud el comienzo del arte contemporáneo porque no hay consenso entre los académicos, críticos y expertos, muchos historiadores del arte consideran que se puede trazar un origen en la segunda parte de los años ’60, que es aproximadamente cuando terminó el modernismo.

Antecedentes del arte contemporáneo.

Los movimientos surgidos del arte contemporáneo aparecen, como todos los movimientos artísticos, en un contexto dado. Este contexto es establecido por varios elementos. Por ejemplo, la actualidad política suele afectar al contenido de las obras surgidas en otra época.

Innovación, ideas, arte contemporáneo.
El arte contemporáneo tiene un componente fundamental, que es la búsqueda de la innovación.

Sin embargo, ahora nos centraremos en otro de los elementos que hacen a la conformación de un movimiento, que son sus antecedentes. Como el arte dialoga con lo que sucede a su alrededor, también dialoga con las obras anteriores a él.

Para llegar a una nueva era en el arte, siempre se pasa por otras y en eso se van arrastrando tendencias, estéticas, ideas, elementos que se repiten, se recuperan o se transforman para crear nuevos.

En este sentido, se considera que el Impresionismo y el Posimpresionismo son un punto de partida para las nuevas formas de expresión artística contemporánea. Desde allí han salido las vanguardias que más destacan del siglo que lo procede: las tendencias fauvistas, futuristas, expresionistas, dadaístas, cubistas, constructivistas, surrealistas y neoplasticistas.

Arte contemporáneo, surrealismo, Dalí.
El surrealismo es un ejemplo muy conocido de arte contemporáneo, con impulsores de renombre, como Dalí.

Todas estas corrientes, aunque diversas, destacan por tener elementos ideológicos en común. Entre otras cosas, un sentido de la grupalidad histórica, muy claro en cada uno de sus manifiestos.

Aunque todas las mencionadas son muy distintas, hay algunos rasgos en común, más allá de la coincidencia temporal. Se trata de la innovación, de la renovación de temáticas y de la búsqueda de incorporar al arte en espacios que anteriormente no lo tenían en cuenta. Después se diferenciarán en las estéticas más exclusivas, pero hay algo que las engloba más allá de eso.

Características del arte contemporáneo.

Aunque sea muy amplio y difícil de delimitar, podemos ensayar una enumeración de características que comparten los diversos movimientos de arte contemporáneo:

  • Se inicia como una revolución en el arte, que busca alejarse de modo progresivo del arte tradicional occidental.
  • Cuestiona los convencionalismos y las tradiciones previas y contemporáneas a sí mismo.
  • No se ciñe a problemas de la forma, la técnica o la estética, sino que aleja al objeto de su uso social, generando perplejidad en el público.
  • Ni la belleza, ni la perspectiva ni la proporción son el canon con el que se mide. Tampoco la armonía o la simetría.
  • Suele tener múltiples interpretaciones, no resulta tan lineal trazar una explicación posible.
  • Como las vanguardias, el arte contemporáneo reconcilia al arte con la vida práctica.
  • Se busca distorsionar las líneas que dividen al arte del público, transformando los roles de ambos actores.
  • Es evidente el deseo de novedad.
  • La experimentación es una clave en común para todos los artistas de la época, en sus diversas ramas.
  • Sus obras, además de ser experimentales, suelen tener un componente fuertemente crítico respecto del contexto en el que se inscriben.
  • Además de las plataformas convencionales, el arte contemporáneo populariza otras herramientas, como la performance, la calle, el audiovisual, la fotografía, el arte digital, las instalaciones, etc.

Arte contemporáneo y posmodernidad.

Como decíamos previamente, son muchas las vertientes que consideran que el arte contemporáneo es básicamente arte posmoderno.

Arte, arte contemporáneo, arte posmoderno, collage.
El collage, como técnica, es muy habitual tanto en el arte contemporáneo como el posmoderno.

La posmodernidad se ubica temporalmente entre la finalización de la década de 1960 y el comienzo de la siguiente. Se caracteriza, entre otras cuestiones, por una pérdida de certezas que lleva al cuestionamiento de todas las instituciones vigentes: la familia, la religión, la ciencia, etc.

Si pensamos en el arte contemporáneo como posmoderno, donde más notaremos esos elementos será en las inquietudes retratadas por los artistas de su época, que conforman una narrativa generacional que es de quiebre porque busca cambiar los parámetros de la vida común hasta allí.

Además, se considera que el arte de la posmodernidad resignifica y dialoga con muchas obras anteriores, utilizándolas frecuentemente como materia prima. Esto no es así en todos los casos en el arte contemporáneo, así que sirve para trazar una distinción, aunque no es definitiva.

Citar este artículo

Krause, G. (23 de diciembre de 2022). Definición de arte contemporáneo. Delimitación, origen, características. Definicion.com. https://definicion.com/arte-contemporaneo/