Cuántas veces oímos hablar del calor ya sea durante la época estival o porque nos acercamos a un elemento que irradia energía calórica. Lo cierto es que, esta palabra es muy habitual entre las personas, pero pocas veces nos detenemos a conocer un poco más sobre su significado.

Básicamente, calor es una forma de energía. La misma se transfiere de un lado a otro, o de un cuerpo a otro, de manera instantánea y es aquello que todo ser vivo siente como temperatura elevada. Lo percibe en su piel y se da por un movimiento de moléculas, átomos y otras partículas que forman la materia. Se puede sentir en diferentes zonas del cuerpo y la fuente de transmisión de calor puede ser diversa.

El vocablo calor proviene del latín “calor” y el verbo “calere”, los cuales refieren a “caliente”, “caldo”, “caldera”. El sufijo –or refiere a “efecto” o “resultado de”; por lo que, cuando hablamos de calor nos referimos al efecto de algo caliente, de algo que está a alta temperatura y la irradia. Puede, no solo transmitirse a diferentes cuerpos, sino que, también, puede expandirse hacia diferentes sectores de un mismo cuerpo u objeto.

Estudios sobre el calor.

Se han desarrollado estudios sobre el calor para conocer un poco más sobre sus características y su forma de transferirse de un cuerpo a otro. Es así como, el primero en desarrollar una investigación sobre el calor y el fuego fue Heráclito. Este sabio sostenía que el fuego era la fuente o la raíz de toda la materia. Sin embargo, otro pensador llamado Anaxímenes, sostuvo que ambos extremos (el frío y el calor) eran estados naturales y propios de la materia.

Por su parte, Aristóteles sumó otros dos estados de la materia. Por un lado, lo seco y, por otro lado, lo húmedo. Asimismo, sostuvo que la temperatura de un cuerpo y la durabilidad del mismo, era producto de la conducción del calor. es decir, de la cantidad de calor concentrado.

Cómo se transfiere el calor.

Como ya mencionamos, el calor es una transferencia de energía de un cuerpo a otro a través del movimiento de partículas. Por lo tanto, es una fuente de energía que fluye en forma espontánea de un objeto o ser vivo con temperatura alta, a otro que está más frío.

Esta transferencia tiene una velocidad, la misma dependerá de la diferencia de temperatura entre ambos cuerpos. Igualmente, el calor siempre fluye desde el cuerpo caliente al cuerpo frío, en busca de una equilibro de temperatura.

Sin más, vamos a describir las formas de transmitir o generar calor.

  • Conducción térmica: es cuando la agitación de las moléculas posibilitan la transferencia de calor. Esto, además, hace que la temperatura se eleve. En consecuencia, el líquido comienza a evaporarse, lo sólido se funde y los cuerpos comienzan a dilatarse. Generalmente es cuando el calor fluye entre cuerpos que están a temperatura diferente.
  • Radiación térmica: es cuando un cuerpo está a una temperatura muy elevada, lo que provoca que el calor se transmita a través de ondas electromagnéticas. En este caso, no es necesario que los objetos o cuerpos estén en contacto, pues todos tienen la capacidad de emitir calor.
  • Convección térmica: aquí se produce un movimiento real y fluido de la materia, tanto en estado líquido como en estado gaseoso. Entonces, el calor se transfiere a partir de dicho movimiento.
Frío y calor
Existe una diferencia entre el calor y el frío y tiene que ver con los extremos de una misma polaridad.

Tipos de calor.

Existen 5 tipos de calor, sin embargo, hay quienes los reducen a los tres primero que vamos a describir a continuación.

Calor específico.

El calor específico es aquel que mide la cantidad de calor necesario para aumentar en un grado la temperatura de una masa de la sustancia. Se mide a través de diferentes escalas. La fórmula correcta es ĉ = Q / m.Δt. A partir de ella es que se puede conocer la magnitud física entendida como cantidad de energía.

Calor latente.

El calor latente es la cantidad de energía que se necesita para que una sustancia cambie de la fase sólida a la fase líquida, es decir, lo que se denomina fusión. Asimismo, puede darse de líquido a gaseoso, lo que se denomina vaporización. Este tipo de calor modifica el estadio de volumen de una sustancia. Estos cambios no producen modificaciones de la temperatura. Su fórmula correcta es: Q = m. L

Calor sensible.

El calor sensible es el tipo de calor cuyo propósito es aumentar la temperatura del cuerpo u objeto sin afectar su fase, es decir, su estructura molecular. Es decir, el cuerpo u objeto lo percibe, pero conserva su estado. Su fórmula correcta es: Q = cp . m (Tf – Ti)

Calor específico molar.

El calor específico molar es aquel que busca aumentar en un grado la temperatura de un mol de masa de un compuesto determinado. Analiza cuánta cantidad de calor es necesario.

Calor seco.

El calor seco es aquel tipo de calor térmico de esterilización que produce desecación de células o en los microorganismos.

Unidades de calor.

Las unidades de calor no son más que las medidas de calor. Anteriormente se desconocía que se trataba de energía y, por ello, se la medía como una caloría. Sin embargo, luego se concluyó que las unidades de calor se medirían de la misma forma que cualquier otro tipo de energía. Por lo cual, su fórmula correcta es Q = m·Ce·(Tf-Ti).

Asimismo, como el calor es transferencia de energía, puede medirse tanto como pérdida de energía o como ganancia de la misma.

Las unidades de calor más comunes que se utilizan para mediarla son de dos tipos.

  • Calorías, también conocida como cal.
  • Kilocaloría, o también conocida como Kcal.
diferencia entre temperatura y calor
Existe una gran diferencia entre temperatura y calor, pues no refieren a lo mismo.

Diferencia entre calor y temperatura.

Existe una diferencia entre calor y temperatura que es importante mencionar, pues estas palabras no refieren a lo mismo. En el habla cotidiana se las considera como sinónimos, pero lo cierto es que no es así.

Mientras la temperatura se encarga de medir el estado térmico de un cuerpo u objeto y, también la energía cinética de las moléculas; el calor, se encarga de la transferencia de energía térmica, es decir, del traspaso de un cuerpo con mayor temperatura a otro cuerpo con menor temperatura.

Es decir, la temperatura es una magnitud física y se mide a partir de las escalas conocidas como Kelvin, Celsius y Fahrenheit. Y el calor, es una forma de energía.

Golpe de calor.

El golpe de calor es una expresión propia del campo profesional de la medicina. Con él hacen referencia a la elevación de la temperatura propia del cuerpo, es decir, cuando éste sobrepasa los 40°.

Esto es considerado como un cuadro médico peligroso llamado hipertermia, pues el cuerpo tiene una temperatura superior a lo normal provocando dolores de cabeza, mareos, pérdida de conciencia, poca excreción de orina, corazón bombea más rápido, etc.

golpe de calor
El golpe de calor es un cuadro clínico que puede llegar a ser severo si no se atiende con urgencia.

Los golpes de calor se dan cuando un organismo se expone a temperaturas elevadas, lo que provoca que dicho cuerpo no pueda refrescarse e, inevitablemente, comience a funcionar en forma incorrecta.

Para evitar un golpe de calor o ante una situación que así lo demuestre, es importante evitar consumir bebidas con cafeína o azúcar en exceso. Asimismo, las que estén en temperaturas extremas (como demasiado frías o demasiado calientes).

Es recomendable no consumir alimentos pesados y beber mucho líquido natural, especialmente agua. Vestir con ropa liviana y bien holgada, de ser posible de algodón y con colores claros.

Citar este artículo

Navicelli, V. (30 de diciembre de 2021). Definición de calor. Transferencia, tipos y golpe de calor. Definicion.com. https://definicion.com/calor/